LA GAROVILLA / Festejo mixto

Todos a hombros

0
496

Triunfal tarde de toros la vivida en la población pacense de La Garrovilla. Tanto los rejoneadores José Miguel Callejón y Noelia Mota, como los espadas Javier Solís y Julio Parejo abandonaron la plaza a hombros tras desorejar un buen encierro de Martín Lorca.

Los dos toreros en la salida final a hombros. (FOTO: Gallardo)
GALERÍA GRÁFICA de Gallardo


Redacción.-

El rejoneador encela al astado a la grupa. (FOTO: Gallardo)

El primero, con el hierro de El Cahoso, fue para el rejoneador José Miguel Callejón que cortó dos orejas tras una gran faena.

Noelia Mota tuvo una actuación destacada siendo premiada también con dos apéndices

 

Javier Solís con las zapatillas asentadas tirando de su primero.

Los cuatro restantes, de la divisa de Martín Lorca, fueron lidiados en ‘mano a mano’ por los pacenses Javier Solís y Julio Parejo.

El diestro Javier Solís cuajó una faena de gran templanza a su primero, cortando las dos orejas. De su segundo, al que se le pidió con fuerza el indulto, obtuvo dos orejas y rabo.

 

Julio Parejo no se quedó atrás. En su primero estuvo bien con el capote y cuajó una faena de mucho gusto que mereció las dos orejas.

Con su segundo antagonista igualmente anduvo perfectamente con el percal. Así como con la muleta donde destacó el inicio de faena por ayudados por alto, su labor fue premiada con dos orejas y rabo.

Poderoso pase de pecho en el último de la tarde. (FOTO: Gallardo)

 

 


GALERÍA GRÁFICA de GALLARDO

Encelando a su primero. Al violín, una suerte cada vez más extendida. Las dos orejas fueron a parar a sus manos.
Noelia parando a su toro. Citando la embestida por medio de la elevada. Buena banderillas, fijada para clavarse en lo alto.
Javier Solís se gustó en el saludo a la verónica en su primero. Media pinturera. El toro, todo un TÍO,  se desplazó con celo ante la muleta de Solís.
En esta foto se puede apreciar en toda su extensión el trapío del de Martín Lorca Javier Solís jugó bien el brazo izquierdo toreando al natural. Aquì se puede apreciar también el manejo de la zocata.
Cuatro orejas y un rabo paseó por el ruedo. Julio Parejo se gustó a la verónica en sus dos toros. Julio, se gustó toreando con la derecha.
Los remates, como este de pecho, tuvieron mucha verdad. Sensacional derechazo con la cintura quebrada y los riñones encajados. Aquí se puede también apreciar cuánto decimos en la imagen anterior.
El nacimiento de un trincherazo. Un natural largo hasta donde permite el brazo y la cintura. Julio Parejo también paseó cuatro orejas y un rabo.
COMPARTIR
Artículo siguienteTentando en Doña Elvira