BADAJOZ / 6ª Feria de San Juan

Un grano no hace granero

0
1259

Un grano no hace granero, por lo cual un toro no hace una corrida. Un solo toro, del hierro de Zalduendo, corrido en quinto lugar y que le tocó en suerte a Sebastián Castella, al cual le cortó las dos orejas, premio suficiente para abrir la puerta grande del coso pacense.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado toros de la ganadería de Zalduendo. Desiguales de hechuras y juego. Primero y tercero, sosos. Segundo,deslucido. Cuarto, desrazado. Quinto, noble y de buen juego. Sexto, exigente.

ESPADAS: – Enrique Ponce (grana y oro), Oreja y ovación que saluda desde el tercio.
-Sebastian Castella (azul noche y oro), ovación y dos orejas tras aviso.
-Cayetano (gris plomo y azabache), oreja y ovación.
 
INCIDENCIAS: Algo menos de media de plaza. En el quinto se desmonteró Javier Ambel al clavar banderillas.

 GALERÍA GRÁFICA
AL QUITE
San Juan 2011
GALERÍA de CUADRILLAS
OTRAS IMÁGENES


Antonio J. Pérez.-

El francés Sebastián Castella ha cuajado una faena enorme, en cuanto a rotundidad, a un buen ejemplar de Zalduendo, que tuvo la virtud de humillar mucho, desplazarse con recorrido y ser pronto en la embestida. Inició la faena desde los medios con cuatro pases por alto, incluyendo cambios de manos de gran clase y torería. Antes de esto, por fin pudimos ver tres pares de banderillas en un toro, el primero de toda la feria, y después del triunfo cosechado por Castella, observamos que no influye en negativo para triunfar y hacer una buena faena, en esta ocasión el banderillero pacense Javier Ambel puso dos grandes pares, lo que le llevó a desmonterarse por aclamación popular.

Sebastián fundamentó la faena en el toreo con la mano derecha, llevando al animal largo y siempre con la mano baja, la muleta arrastrando por el albero. Seguidamente llegó una gran tanda de naturales, profundos, de toreo hondo, encajando de riñones y con la barbilla pegada al pecho, donde demostró la clase  que posee y lo armónica que es su pose. Es torero, se siente torero y lo ha demostrado durante toda la lidia. Terminó la faena armando “el taco” en las cercanías del toro, pasándose los pitones muy cerca de la taleguilla, por medio de circulares, cambios de mano…Todo ello con el sello ojedista que caracteriza al de Beziers, o sea, metido literalmente entre los dos pitones. Estocada y dos orejas, tras recibir un recado desde el palco.

 

Sebastián Castella rematando una serie con la izquierda. (FOTO: Gallardo)

En su primero, el segundo de la tarde, al que recibió lanceando por verónicas, y que quitó del caballo por chicuelinas ajustadísimas, tras lanzarle la montera para provocar la arrancada. La faena de muleta la instrumentó en cercanías desde el principio, por el poco recorrido y fuerza que tenia el animal. Lo entendió desde el principio, exprimiéndole con tandas en redondo, y al natural, echándole los vuelos de la franela al  hocico para provocarle la embestida. Estocada casi entera, descabello y ovación con saludos desde el tercio tras petición.

Enrique Ponce fijando la embestida de su antagonista. (FOTO:Gallardo)

 

Abría la tarde Enrique Ponce. Le tocó en suerte un animal sin fuerzas, al cual le realizó una faena llena de técnica y oficio, basada en todo momento en la mano derecha, ya que lo intentó en el toreo al natural pero el Fernando Domecq se quedaba muy corto. Toreo en redondo, elegante, con gusto, ligando grandes pases, siempre con una gran estética, que llegó a los tendidos, terminando con un precioso abaniqueo antes de darle un pinchazo y una buena estocada, para cortar la oreja  de su oponente.

En el cuarto de la tarde, un toro deslucido, descastado, al que el torero de Chiva, le instrumentó un gran número de pases que nunca llegaron a calar en los tendidos.

 

En definitiva una faena de esas que no trasmiten nada, por mucho que haga el torero. Estocada algo caída, ovación  con saludos desde el tercio, y una gran pitada para el toro.

Cayetano gustándose al rematar. (FOTO: Gallardo)  

Cerraba cartel el menor de los Rivera Ordóñez, Cayetano, que contó con la presencia y apoyo de su hermano Francisco desde el tendido del tres.

A su primer ejemplar, le saludó con gusto con el capote, con un ramillete de verónicas de gran estética, donde destacó sobre el resto, una con aroma a Ordóñez, de esas que diese el gran Antonio, flexionando una rodilla. Este primer astado de Zalduendo fue sosote, pero noble, se dejó hacer, aunque le faltó raza. Cayetano anduvo algo dubitativo al principio de la faena, a veces sin la colocación justa, lo que provocó que en una ocasión el toro se le tirase al pecho en un muletazo.

Lleno de tesón y paciencia, por medio de una tauromaquia consistente en sobar mucho a la res, fue ahormando la embestida para ir hilando la faena. Muletazos en redondo, cada vez más reposados, de buen trazo. Para rematar con una gran estocada tirándose encima de la cara, resultando prendido pero sin consecuencias. Tanto la gran labor realizada durante la faena, como la manera de volcarse en el morrillo le sirvieron para cortar la oreja

Con el sexto, el más complicado de la corrida, que volteó sin consecuencias a Fernando Pérez en banderillas, un animal que echaba la cara arriba con mucho peligro, Cayetano realizó una faena de valor. Estuvo muy entregado y responsable frente al toro, siempre con muy buena disposición. Sacando los mejores pasajes por el pitón izquierdo, ya que toreando sobre el derecho, el animal hacía hilo. Un pinchazo, antes de cobrar la estocada, le privó de cortar un nuevo apéndice, que hubiese supuesto poder acompañar a su compañero Sebastián Castella por la Puerta Grande.


AL QUITE

San Juan 2011

Antonio Girol.-

¡Primicia! Lo firmo aquí y ahora, en San Juan 2011 repiten Zalduendo y Enrique Ponce.

Lo de la ganadería de Fernando Domecq con Badajoz, o mejor dicho, con la empresa de Badajoz, es digno de estudio ufológico, cuanto menos.  Da igual si sus toros están bien o si pegan un petardo, porque sabe que en la camada del año siguiente tendrá que reseñar, al menos, seis astados.

Hay veces que pienso que nada más nacer los becerritos, cuando el mayoral y el conocedor cabalgan entre las vacas, y apuntan en su libreta el nombre de la madre y el número de crotal, al lado escriben: «Para la Feria de Badajoz de…» y sobre esos puntos suspensivos añaden el guarismo correspondiente al cuarto año posterior al parto.

Por tanto, una vez reseñado un tercio del cartel del día de San Juan de dos mil once, toca preguntarse quién volverá a pisar la arena de Pardaleras. ¿Volverá Castella? Vista la faena de esta tarde al quinto, debería. Ese animal ha sido el mejor toro del encierro de los de la Zeta,  que permitirá el regreso, a Badajoz, de los de su estirpe. Bueno, seamos sinceros, hubiesen vuelto de todas formas.

¿Lo hará Cayetano? ¡Quién sabe! Nombre tiene, cosa distinta es que, una vez pasada el boom, lleve gente a la plaza. Que me da, que ya no lo logra. En su vuelta pesará mucho la bolsa de Curro Vázquez, su tío-apoderado.  Y cuando hablo de bolsa entiéndase que me refiero al resto de toreros que controle. Porque en esto de los despachos, ese es un aspecto de vital importancia a la hora de cerrar contratos. Si Morante sigue en nómina y continúa enamorando con su toreo, es más fácil que el menor de los Rivera entre en la pelea.

Juli, Perera y Talavante, dejaron firmada la instancia para volver a optar a los ajustes. ¿Qué podemos decir de Morante? Si cuando ha dado el petardo, lo han repetido. Ahora que ha sembrado de torería a toda la vega del Guadiana…

Vamos por tanto cerrando carteles. Continuemos. Se supone que Ferrera será amnistiado y volveremos a verle en la plaza, no por los tendidos de sombra, como ha ocurrido en dos mil diez.

Pasito a paso, como ven, ya llevamos unos cuantos nombres. Por eso me voy a permitir un par de licencias, a modo de carta de Reyes.

Primera petición, no estaría mal que el próximo año el cartel de los paisanos ‘pobres’ se rompiese de una vez, y sus actuantes, sean los de este año u otros de los matadores de alternativa de la tierra, entrasen en esos carteles  llamados de las figuras, con las supuestas ganaderías estrellas.

Y segunda, a ver si algunos de esos toreros que son novedad, esos espadas que empiezan a tener ambiente, léase Rubén Pinar, Sergio Aguilar, Daniel Luque…aparecen alguna vez por los carteles del sota, caballo…y Zalduendo. Más que nada para ver, de cuando en cuando, un torero distinto al trenzar el paseíllo. Para así enriquecer el intelecto del aficionado. Que así sea.


GALERÍA GRÁFICA DE GALLARDO

Ponce y su gusto por la estética.

Inicio de faena enseñando al toro a coger los vuelos.

Muletazo encajado, barbilla clavada.

Ponce siempre deja detalles de su toreo.

Algunos tan plásticos como esta trincherilla. O el majestual pase de pecho.
Un año más recorrió agradecido el anillo de la plaza. Castella rematando una serie con el capote. Castella cimbrea la cintura para alargar el derechazo.
Los pies clavados al piso. Para tirar del toro en redondo. Castella es el máximo exponente del toreo ojedista.
Manoletinas de ejecución ajustada. Dan como resultado, el triunfo. Cayetano maneja con mucho gusto el capote.
Derechazo con el compás abierto. Bajando la mano para someter la embestida. Compostura y estética en el muletazo.

Descarándose en gesto arrebatado.

  Hasta por las rendijas querían ver a Cayetano.
     

 


GALERÍA DE CUADRILLAS

¡Por los pelos! (FOTO: Gallardo)
josé Antonio Carretero bregando de diez.(FOTO:Gallardo)
Los Tejero, dinastía de buenos banderilleros. (FOTO:Gallardo)
Apretando en el peto con el pitón izquierdo. (FOTO: Gallardo) Agarrándose en la yema. (FOTO:Gallardo) Dejando los palos en todo lo alto. (FOTO: Gallardo)
Antonio Tejero cuadrando en la cara. (FOTO: Gallardo)   Javier Ambel, dejándose ver. (FOTO:Gallardo)
     

OTRAS IMÁGENES

Simón March, un ibicenco enamorado de Extremadura, junto a Garcia Barreto e Ivan Payo. (FOTO: Gallardo)
Ejemplares aficionados pacenses. (FOTO: Gallardo)
Brasil, tarirorí tarirorá...Brasil, Brasil. (FOTO: Gallardo)
El cocinero Javier Hidalgo con su guapísima novia Maria Isabel y su cuñado Paco. (FOTO:Gallardo) El Director de El Corte Inglés, apoyando a la fiesta. (FOTO: Gallardo) El novillero Jesús Díez 'Fini' y su novia, con un look Chicago años 30. (FOTO: Gallardo)
Jaime Martínez, novillero jerezano, y su bella hermana. (FOTO: Gallardo) Jose Moreno, miembro de 'Al Quite' en Cope, junto a su torero. (FOTO: Gallardo) Los Lozano, como Jose Moreno, a ver a su torero. (FOTO: Gallardo)
La afición segedana suma nuevos efectivos. (FOTO: Gallardo) Los novilleros Jesús Martínez y Pablo Bienvenida. (FOTO: Gallardo) Como sacadas del catálogo de Jordi Labanda.
Diego Santos, otro novillero que no quiso faltar a la cita. (FOTOS: Gallardo) Como el vino bueno...(FOTO: Gallardo) Las ocho y diez. (FOTO: Gallardo)
Fran Rivera pidiendo la oreja para Cayetano con un pañuelo...¡rosa! (FOTO: Gallardo) Más muestras del catálago...(FOTO: Gallardo) Ojú qué caló...(FOTO: Gallardo)