BALANCE de la jornada

Rafael Cerro suma y sigue. Perera dos orejas en Huelva y Talavante, una en Pontevedra

0
973

El dia en que Rafael Cerro se hizo con el trofeo al novillero triunfador del Certamen de Novilladas sin caballo de Canal Sur, Miguel Ángel Perera cortó dos orejas en Huelva y Alejandro Talavante, una en Pontevedra.

Redacción.-

El balance de las actuaciones de toreros pacenses que han realizado el paseíllo hoy, domingo 1 de agosto, ha sido el siguiente:

CORRIDA DE TOROS.

  • Huelva: 2º festejo de la Feria de las Colombinas. Tres cuartos. Toros Ana María Bohórquez (1º y 3º) y de Santiago Domecq (2º, 4º, 5º y 6º como sobrero), de escasa presencia. Sin fuerza, mansos aunque manejables. Morante de la Puebla, oreja y ovación tras dos avisos. El Juli, dos orejas y saludos. Miguel Ángel Perera, dos orejas y saludos. Leyeron el manifiesto a favor de la Fiesta Carlos Herrera, Antonio Jiménez y Roberto Gómez.

Según crónica de los compañeros de burladero.com sobre la actuación de Miguel Ángel Perera esta tarde en Huelva, «Perera quedó inédito con el capote en el recibo, pero se resarció con un quite por tafalleras y gaoneras. Inició con un cambiado en el centro para seguir con derechazos sin apretar por abajo por la condición de su antagonista. Bajó la tempetura al natural ante un toro agotado y buscó el toreo de cercanías, con los pitones rozando taleguilla. Dejó una estocada caída antes de pasear dos orejas. Con el sobrero sexto anduvo voluntarioso en el inicio de faena, pero el animal se quedó cortó y buscó los terrnos de los pitones. Mató mal.«

  • Pontevedra: 2ª de la Feria de la Peregrina. Más de tres cuartos de entrada. Toros de Lagunajanda, manejables. Julio Aparicio, ovación tras petición y vuelta al ruedo. Alejandro Talavante, ovación y oreja. Daniel Luque, oreja con petición de la segunda y dos orejas.

Perera ejecutando, esta tarde en Huelva, su pase más característico. (FOTO: TorosComunicación)

Según crónica de los compañeros de burladero.com sobre la actuación de Alejandro Talavante esta tarde en Pontevedra, «Por su parte, también tocó con los dedos una oreja el extremeño Alejandro Talavante en el segundo, un animal que respondió en la muleta y con la que el matador tocó las teclas necesarias en una labor con algunos muletazos largos y de buen trazo. Llegó arriba, pero la plaza se apagó con los fallos con los aceros. Sí cortó la oreja del otro toro, de deslucida embestida, al que terminó imponiéndose».

FESTEJOS DE REJONES.

  • Rena (Badajoz): Toros de El Quintanar. José Miguel Callejón, dos orejas y dos orejas y rabo. Marcelo Mendes, dos orejas y rabo en ambos.

NOVILLADA SIN PICADORES.

  • Aracena (Huelva): Erales de Salvador Domecq, buenos en conjunto. Cristian Chía (Escuela Taurina de Camas), dos orejas y oreja. Borja Jiménez (Escuela de Espartinas) vuelta y oreja. Rafael Cerro (Escuela Taurina de Badajoz), vuelta y dos orejas.

Rafael Cerro toreando al natural. (FOTO: Gallardo)

Según crónica de Manuel Vinagre sobre la actuación de Rafael Cerro en Aracena: «Rafael Cerro atesora eso que tanto quisieran la mayoría de chicos que se apuntan a una Escuela Taurina, me estoy refiriendo a una cabeza privilegiada para el toreo. A su primero, un bonito eral colorado, le instrumentó los mejores naturales que se recuerden de este ciclo. Lentos, con cadencia, tirando del eral hasta donde le daba la longitud de su brazo.

Y todo ello con la belleza propia del pase por antonomasia de la tauromaquia cuando se ejecuta con verdad, con la bamba de la muleta por debajo de la pala del pitón, con temple…Supo entender perfectamente las cualidades del animal y, lo más importante, aprovecharlas, para así dejar una faena que, a buen seguro, fue suficiente en ese momento para que el Jurado apuntase el nombre de Rafael el primero de la lista, a pesar del fallo con el descabello».

«Pero aún faltaba la faena al burraquito que hizo sexto, un animal más reservón, menos noble que su hermano, al que Cerro supo hacer  poco a poco, sobándole mucho en el inicio hasta acabar enseñándole a embestir y cuajando otra faena rotunda, en esta ocasión por el lado derecho, mano con la que embarcaba al de Salvador Domecq y lo traía toreado en redondo hasta descargar en toda su extensión los viajes. Pero quedaba lo mejor. Cuando nadie pensaba que el pitón izquierdo fuese a servir, Rafael Cerro lo vio, y se echó la muleta a la zurda para deleite de propios y extraños,  y de paso demostrar porqué su cabeza es la de un privilegiado. Los naturales, al igual que ocurriese en la novillada nocturna del pasado jueves en La Maestranza, comenzaron a manar de sus muñecas y la plaza enloqueció de júbilo ante lo que contemplaban. Que no era más que a un joven alumno de la Escuela Taurina de Badajoz que estaba dando una vez más una muestra de la proyección que tiene, la que a buen seguro le va a catapultar a cotas cada día mayores. Pero mientras llega ese día, no está mal la cosecha de esta semana. El jueves, ganador del trofeo de La Maestranza. Hoy domingo, del de Canal Sur. Ahí es nada».