El onubense afincado en Higuera la Real actuaba en La Maestranza

El banderillero Jesús Márquez sufre un gravísimo percance.

0
1259
Jesús llevado en volandas por sus compañeros a la enfermería de la plaza. (FOTO:Sevilla Taurina)
Jesús llevado en volandas por sus compañeros a la enfermería de la plaza. (FOTO:Sevilla Taurina)

El banderillero onubense, afincado en Higuera la Real (Badajoz), Jesús Márquez ha sido trasladado a una clínica tras ser operado durante más de tres horas en la plaza de toros de la Maestranza, donde ha sufrido una brutal cornada que le arrancado completamente la femoral. El banderillero llegó a la enfermería casi sin sangre.

 

Redacción.-

El equipo médico de la Real Maestranza ha concluido la operación de la gravísima cornada sufrida por el banderillero onubense Jesús Márquez en la novillada de Gabriel Rojas esta tarde. El banderillero llegó a la enfermería casi sin sangre por la enorme hemorragia. La operación ha tratado en un primer momento en recuperar las constantes vitales del banderillero y estabilizarlo hemodinamicamente para posteriormente reconstruir la femoral, que se la ha arrancado por completo. Ha sido intervenido durante más de tres horas.

El parte médico de la gravísima cornada es el siguiente: «Herida inciso contusa en región inguinal derecha con trayectoria ascendente de 20 centímetros que lesiona cuádriceps femoral y ligamentos inguinales, alcanzando y seccionando la vena femoral a nivel de la bifurcación con arrancamiento del tallado de la safena. Control vascular, reparación de vena femoral con injerto de safena. Friedrich y reparación de tejidos blandos y colocación de drenajes. Pronóstico muy grave».

Jesús, aunque onubense de nacimiento, está muy entroncado con la provincia de Badajoz, en donde reside, concretamente en el municipio de Higuera la Real, además de la relación que mantiene con la Escuela Taurina pacense.

Según palabras del Doctor Vila, recogidas a pie de enfermería por los compañeros de burladero.com, Jesús Márquez ha estado al borde de la muerte, «Hemos vivido momentos muy críticos, ha habido momentos que pensábamos que le perdíamos. Cuando entró en la enfermería había perdido muchísima sangre, ha sido muy difícil estabilizarlo porque se había quedado sin sangre». Pasados esos angustiosos momentos, las noticias son ahora algo más tranquilizadoras: «Hemos conseguido reponerlo, le hemos operado y hemos descubierto una cornada con una trayectoria con una extensión de 15 centímetros, que le ha roto la vena femoral entera. Ahora le estamos haciendo una anastomosis. Lo importante es que se ha estabilizado, ha habido momentos muy críticos».

Desde Badajoz Taurina le deseamos una pronta recuperación y damos gracias al cielo porque las sabias manos del Dr. Ramón Vila y su equipo médico hayan podido estabilizarle y mantenerle con vida. ¡Ánimo torero!