Visita a Miura y toreo a puerta cerrada

Actividad en la Peña T. El Volapié de Cabeza la Vaca

0
1230
Los miembros de la Peña a la entrada de la finca.
Los miembros de la Peña a la entrada de la finca.

Los miembros de la Peña Taurina El Volapié de Cabeza la Vaca disfrutaron de una jornada taurina de convivencia que tuvo como platos fuertes la visita a la ganadería de Miura y la lidia y muerte de dos toros a puerta cerrada. (Incluye galería de fotos)

Verónica Delgado.-

Los miembros de la Peña Taurina ‘El Volapié’ de Cabeza la Vaca disfrutaron el pasado sábado de una interesante jornada de convivencia taurina. A las ocho de la mañana partían desde la localidad pacense hasta tierras de Lora del Río, donde visitarían ‘Zahariche’, la mítica dehesa que da cobijo a la bravura de Miura.

Una vez en la finca sevillana, Eduardo Miura, les recibió y pasó a enseñarles las distintas dependencias del cortijo: patio, caballerizas…Para posteriormente llevarles hasta los cerrados en que pastan los toros de saca de la inminente temporada de 2011., donde pudieron contemplar que la camada de miuras es  muy variada de pelo, aparte de amplia de pitones y altos de cruz, como es habitual en este hierro. Toros de Miura para la temporada de 2011.

Tras la visita al ganado marcharon hasta la plaza de tientas, de singular construcción, donde escucharon con atención las explicaciones que ofrecieron los vaqueros de la casa con respecto a la forma en que se ejecutan los tentaderos, abundando en anécdotas vividas entre aquellas cuatro paredes, nunca mejor dicho al ser una plaza cuadrada.

 

Con la entrega al ganadero de un presente, en señal de agradecimiento por la atención mostrada hacia esta peña cabezalavaqueña, el grupo se marchó hasta Carmona, donde Tomás Campuzano y Salvador Cortés, les estaban esperando en la venta ‘El Tentaero’.

Allí tendría lugar la segunda parte de las actividades proyectadas. En concreto, la lidia y muerte por Salvador Cortés de dos toros a puerta cerrada, en exclusiva, para los miembros de esta asociación taurina.

Cancela que da acceso al cortijo, con el hierro de Miura.

Salvador evidenció una gran puesta a punto, y anduvo con mucha seriedad solventando las dificultades que le plantearon sus antagonistas, a través de mucha exposición y mando con la muleta, aparte de una gran seguridad en el manejo de los aceros.

Tras pasaportar al último de los toros, apoderado y poderdante, junto con la cuadrilla de este último, se unieron a los peñistas en un almuerzo donde reinó la camaradería e ilusión. Tras el café se mantuvo una amena tertulia y posteriormente emprendieron regreso a Cabeza la Vaca.

LA JORNADA DE LA P.T. EL VOLAPIÉ EN IMÁGENES.

Los miembros de la Peña a la entrada de la finca. Entrando en 'Zahariche': Territorio del miedo. Eduardo Miura departiendo con José María Pérez
En el patio del cortijo un recuerdo de las peñas que visitan la ganadería. La fachada del cortijo coronada por el hierro y el toro de Miura. Eduardo fotografiado con los padres de algunos de los peñistas.
Porque este fue un viaje familiar, ejemplo la familia Vinagre al completo. Como esta otra gran foto de la familia taurina de la Peña El Volapié. Camino del cerrado para ver los míticos Miura.
Parte de las camadas que hay dispuestas para 2011. Azulejo con la imagen de los ganaderos que adorna la entrada a la plaza de tientas. Azulejo alusivo a la vaca que inauguró la nueva plaza de tientas.
Pendientes de todos los detalles y explicaciones del vaquero. En la particular plaza de tientas para el recuerdo. Azulejo conmemorativo ubicado en el embarcadero.
Salvador Cortés preparándose para hacer un quite. Muleteando al primer ejemplar. Salvador estuvo muy firme durante toda la lidia.
La faena al segundo toro fue más maciza. Tras los postres y la sobremesa tocó la despedida del matador y su cuadrilla.