AMBEL POSADA - Torero.

Si la cara es el espejo del alma…

0
1026

Santiago Ambel Posada inicia su temporada en Esparragalejo cortando cuatro orejas y demostrando que se encuentre en el punto exacto de maceración como torero. (GALERÍA GRÁFICA DE ALFONSO PLANO EN EL INTERIOR)

Antonio Girol.-

Dicen que la cara es el espejo del alma. Me lo creo y aún más viendo en las últimas fechas la de Santiago Ambel Posada. Relajado, con el semblante sonriente y a gusto consigo mismo. Se nota que ha habido un cambio para bien en su vida, y que en la temporada del guarismo 11 tiene depositadas todas sus esperanzas para demostrar definitivamente que tiene un sitio importante en la historia de la tauromaquia, tal y como demandan su apellido, su estirpe, pero sobre todo sus formas e impronta taurina. Asentado, barbilla enterrada en el pecho...el nuevo Ambel Posada. (FOTO: Alfonso Plano)

Lo que adivinábamos viendo ese rostro sereno se hizo presencia en la tarde de ayer en Esparragalejo, su primera cita con el toreo. Daba igual si la plaza era portátil o si el tiempo barruntaba agua porque la determinación era la apropiada para el triunfo. Y éste llegó, no tenía más remedio que ocurrir así porque se daban los condicionantes precisos para que ocurriese.

Templado, muy asentado de plantas, con la barbilla enterrada y descargado de riñones, con pellizco…Fue desgranando muletazos por ambos pitones hasta calentar al público que, olvidándose de paraguas y chubasqueros, no dejaban de jalear al pacense.

Al final, cuatro orejas. Sin embargo el número de apéndices es lo de menos, porque lo realmente importante fue la predisposición, las ganas y el futuro que se le abre por delante. Puede ser su año y Santiago lo sabe…

AMBEL POSADA EN ESPARRAGALEJO. FOTOS: ALFONSO PLANO.

Recibiendo de capote a uno de sus toros. Gracia en el remate con la media. Enganchado al toro en los vuelos de la muleta...
...para llevarlo cosido a la muleta. Gusto en el muletazo, sentido y sincero... Muy firme en el natural, muy amanoletado.
Triunfo. Dos orejas de mucho peso. La cara ese espejo del alma... Primera corrida y primera salida en hombros...buen 'bajío'.