ALEJANDRO TALAVANTE - Ganadero y torero

«Siempre tuve la ilusión de ser ganadero»

0
984

Alejandro Talavante debuta como ganadero el próximo sábado en su pueblo: La Puebla de Sancho Pérez. El mismo ruedo que le viese debutar como torero. El sueño que siempre tuvo ahora está a punto de hacerse realidad. (ENTREVISTA Y GALERÍA GRÁFICA EN EL INTERIOR)

Antonio Girol.-

Empezaba a declinar la tarde y el campo oliventino perfumaba de aroma la suavidad del ocaso cuando Alejandro Talavante salía a recibirnos a las puertas de su casa. Se le nota relajado y orgulloso de ver cómo lo que un día soñó va haciéndose realidad poco a poco, pero con paso decidido.

Han pasado muchas noches desde que soñase en un folio y con una caja de colores su ganadería de bravo. Hoy, aquellos garabatos y esbozos se han hecho realidad a partir de un hato de vacas y toros de Cuvillo que con su sello personal pastan sobre un manto de hierba y flores.

El próximo sábado le tocará debutar, será en la misma plaza que le vio hacerlo de luces, la de su pueblo: Puebla de Sancho Pérez. A su añojos los lidiarán alumnos de la misma Escuela de la que él salió formado como torero, la Escuela de Badajoz. Se juntan por tanto varios condicionante para que esté ilusionado a la par que responsabilizado.

– Alejandro, el próximo sábado se producirá un evento histórico: debutas como ganadero en La Puebla de Sancho Pérez, una localidad que sientes muy tuya, y lidian tu ganado alumnos de una escuela, la de Badajoz, en la que tú te formaste como torero. ¿Cómo estás viviendo estos días previos?

-La verdad es que me da vergüenza decir que con presión porque tengo muchos amigos ganaderos y están a un nivel superior. Y aunque te reitero que me da vergüenza decirlo, la realidad es que estoy preocupado, porque me encantaría que todo saliese como cuando debuté allí como torero que fue mágico. Lo cierto es que el solo hecho de anunciarme ya es algo positivo e histórico para mí.

– ¿Cuándo y cómo nace en ti el deseo de formar una ganadería?

– Desde novillero siempre tuve esta ilusión. Fíjate que desde pequeño tenía la obsesión con ser ganadero, andaba siempre dibujando mi ganadería. Lo tenía en la cabeza y, poco a poco, conforme iban surgiendo triunfos como matador fui afianzándola hasta que empecé a ponerla  en marcha cuando encontré una ganadería que se asemejaba a la idea del toro que a mí me gusta.

-¿Cuál es tu ideal de bravura?

– Criar un toro que haga que mis compañeros disfruten y puedan conseguir sus sueños. Para mí lo más importante siempre es el torero.

Alejandro Talavante reflexionando sobre su ganadería. (FOTOS:Gallardo)

 

– Hablabas tú antes de tu debut como becerrista en La Puebla,  y lo cierto es que pasan los años, se suceden los triunfos en distintas plazas y sin embargo siempre os queda los recuerdos de los inicios como lo más fresco en vuestra memoria.

– Es a lo que quieres volver siempre, a la inocencia esa de los principios cuando existe la pureza total y estas verde y tienes la ilusión de que te descubran. Porque luego ya lo que queda es la presión por mantenerse. En mi caso la verdad es que recuerdo esa época con mucha ilusión y ahora vuelvo los ojos y observo cómo ya soñaba con tener mi propia ganadería y criar este animal que me ha dado tanta gloria.

– ¿Eres muy exigente en el tentadero?

– Sí, soy muy exigente; sobre todo consigo mismo, porque cuando voy a una ganadería importante como puede ser Cuvillo o Garcigrande, por citar alguna, me suelo fijar mucho en todos los detalles para ir aprendiendo de quienes hoy están dejando un gran legado.  La verdad es que ser ganadero es muy difícil.

– ¿Qué buscas cuando salen las vacas en esta placita de tientas que tenemos a nuestra espalda?

– Que vayan siempre muy entregadas; que coloquen bien la cara por fuera, para que el torero pueda dirigir esa embestida…En definitiva una forma de embestir, porque las formas se heredan aunque luego haya un montón de factores que influyen en durante la lidia.

Talavante respondiendo a las preguntas de Antonio Girol. (FOTO:Gallardo)

– Se te ve ilusionado a la par que responsabilizado

– La verdad es que tengo toda la ilusión del mundo. He hecho una gran inversión, he comprado al más caro del mercado y el que más me gusta como es Núñez del Cuvillo, por lo tanto lo primero ya está completado; y ahora queda otro eslabón más de la cadena que es  sobre esa gran vacada mantener esa línea, para que los toreros puedan disfrutar cuando se enfrenten a los productos de mi ganadería.

– ¿Cuántas vacas tienes actualmente?

– Hay 110 vacas, que han ido viniendo hasta aquí en tres compras. Todas ellas han sido seleccionadas viéndolas una por una en video, algo que debo agradecer a Álvaro y su padre por las facilidades que me han dado a la hora de seleccionar lo que compraba. Con lo cual si esto algún día funciona ellos dos tendrán gran parte de culpa en que así sea.

– ¿Y sementales?

– Actualmente hay seis, de ellos cuatro míos y dos prestados por Núñez del Cuvillo. Cada año voy rotando los padres para que la ganadería sea evolutiva.

– El sábado no podrás ver tus productos porque a esa misma hora estarás toreando en Osuna, más presión, ¿no?

– La verdad es que sí.  Aunque sí es verdad que no tengo presión por el triunfo, porque si no funcionan pues habrá que seguir intentándolo y corrigiendo, pero lo que sí me mete presión es que los chavales puedan disfrutar, como te he dicho, ante la cara del toro. Y que todas las cosas que hacen de salón las puedan llevar a cabo el próximo sábado.

– ¿Has tenido oportunidad de ver últimamente a los niños de la Escuela?

– De los que van a torear el sábado he visto a Miguel Ángel Silva, que como aficionado me gusta mucho.

– Hace unos años en Granada te dije que en aquella tierra me sentía cada día orgulloso de ser extremeño y así lo expresaba cada ve que tenía oportunidad, pero que aún más me sentía orgulloso cuando veía que ‘mis’ toreros  triunfaban en aquella plaza, hoy de vuelta ya en nuestra tierra me siento igual de orgulloso de que hayas abierto las puertas de tu casa a esta casa a este humilde portal taurino.

– Al revés, si hay alguien que se siente orgulloso soy yo. Además, con el trabajo que le dedicáis y la afición que tenéis vais a ser muy grande, estoy seguro de ello y en poco tiempo.

– Muchas gracias ganadero.

– Gracias a vosotros.

AÑOJOS PARA UN DEBUT. FOTOS: GALLARDO.

Bonito colorao muy en el tipo que busca Talavante. Chorreao que saltará a la plaza de La Puebla. Uno más pequeñito para que disfrute el debutante.
Variedad cromática en los añojos reseñados para el debut. Talavante tras su hierro y su divisa. Ganadería de Talavante, con futuro por delante.