VILLANUEVA del Fresno / Corrida de Toros

Puerta Grande para Solís y Casquinha en Villanueva del Fresno

0
1184

Javier Solís y Nuno Casquinha, que tomaba la alternativa, salen a hombros de la plaza de Villanueva del Fresno. Julio Parejo no les acompaña por el fallo a espadas en el quinto.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado toros de Hdros. de Bernardino Píriz, bien presentados y de juego desigual. Destacó el segundo.

ESPADAS: – Javier Solís (rosa palo y oro),oreja y dos orejas.

Julio Parejo ( carmesí y oro), oreja y palmas.

Nuno Casquinha (verde botella y oro), oreja y oreja.

INCIDENCIAS: Menos de media plaza en tarde ventosa. Casquinha tomó la alternativa con Atarfero, nº 32

Nuno Casquinha y Solís a hombros. (FOTO:Gallardo)

CLICK PARA IR A LAS SIGUIENTES SECCIONES
GALERÍA GRÁFICA
AL QUITE
Luego nos quejamos
GALERÍA de CUADRILLAS
OTRAS IMÁGENES

Antonio Girol.-

Dicen, los que la han tomado, que la alternativa es equivalente a la primera comunión. Idéntica ilusión. Mismos nervios. Y recuerdo imperecedero. Curiosamente, hoy día 29 de mayo recibían la comunión más de una veintena de niños y niñas villanovenses; y en el ruedo de su plaza, un joven portugués, Nuno Casquinha, en comunión con su gente, tomaba antigüedad como matador de toros.

Casquinha, matador de toros.

Para su ceremonia de investidura taurina le correspondió un astado de Hdros. de Bernardino Píriz, negro mulato, herrado con el número 32, que llevaba por nombre ‘Atarfero’, al que saludó con un ramillete de verónicas.

Tras el encontronazo con el caballo de picar y el picotazo de rigor, se observó que el animal no andaba muy sobrado de fuerzas. Cambió el tercio con dos pares, en los que había bregado Jesús Márquez, banderillero afincado en Higuera la Real, que curiosamente sufrió el pasado curso una tremenda cornada en La Maestranza yendo en la cuadrilla de Nuno.

Una vez oficiada la ceremonia de alternativa, con el tradicional cambio de trastos, el parlamento y los abrazos, el toricantano se dirigió a las tablas para hacer su primer brindis como matador, la agraciada fue su novia que estaba sentada en el tendido.

Momento en que Solís otorga la alternativa a Casquinha. (FOTO:Gallardo)

Muy voluntarioso, plantó las zapatillas en la arena y comenzó con la diestra una faena en la que primaron las ganas por encima de todo. El de Píriz se desplazaba a medias, sin acabar de pasar ni rebosarse, siempre quedándose mucho en las zapatillas, producto de la escasez de fuerzas. Sin embargo el animal fue noble y obedecía a los toques y cites con la voz. Nuno, muy valiente, sobó al animal hasta arrancarle algunos derechazos de bastante mérito teniendo en cuenta el poco recorrido del animal. Mató de pinchazo y casi entera y le fue concedida una oreja.

Casquinha toreando para adentro. (FOTO:Gallardo)

El gran hándicap que tiene un recién alternativado es el gran espacio de tiempo que media entre la faena de su primero y la de su segundo, que se corre en sexto lugar. Salió en esta ocasión un  ejemplar castaño, herrado a fuego con el 27, con más cara que su hermano, y con el que nada destacado hizo de salida con el capote, mientras la banda atacaba una marcha rápida, que se supone debe ser tradición interpretarla cuando salta la última res en Villanueva del Fresno. Las notas finales coincidieron con la salida al ruedo de los varilargueros que cumplieron el expediente sin mayor brillo.

En esta ocasión la agraciada con el brindis fue su madre, que se sentirá orgullosa de que su hijo haya estado valiente y decidido en tarde tan especial. A base de buscarle las vueltas al último Píriz terminó por sacar algunas tandas de verdadero mérito, muy aplaudidas por sus paisanos. Faena de exposición y fibra, en la que siempre atacó el torero poniendo la chispa que le faltaba al toro. Dejó una estocada entera, algo caída, que le sirvió para llevarse otra oreja, que sumada a la anterior le abría la Puerta Grande.

El oficio bien aprendido en Javier Solís.-

Si bien ‘Atarfero’ pasará a la historia por haber sido el toro que daba galón de matador a Casquinha, el que verdaderamente ha dejado recuerdo ha sido ‘Pionero’, número 76, que fue saludado por Javier Solís con una larga cambiada en el tercio. Al recibo inicial le siguieron un ramillete de verónicas saliéndose a los medios. Cumplimentado el expediente del tercio de varas, Solís quitó por chicuelinas rematadas con una media muy barroca.

También a este ejemplar le pusieron sólo dos pares de banderillas. Y una vez efectuada la ceremonia de devolución de trastos, Javier solicitó permiso a la presidencia y acto seguido brindó a Curro Villanueva, que curiosamente oficiaba como Asesor Taurino.

Solís al natural. (FOTO:Gallardo)

No anduvo con probaturas el pacense y se fue directamente al centro del ruedo, a pesar del molesto viento que durante todo el festejo ha incomodado a los toreros. Allí, en la boca de riego, citó a su antagonista que se desplazó con son y genio para tomar la muleta que le ofrecía Solís muy adelantada para embarcarle. De la primera tanda de derechazos sobresalió el tercero, en el que el diestro templó perfectamente la embestida.

Entendió perfectamente la boyantía del animal, que pedía distancia para venirse alegremente al cite, y así le enganchó dos nuevas tandas de mucho temple. Se cambió la muleta de mano y con la zocata, en un principio ayudándose con el simulado, fue metiendo al astado en el canasto a los sones de Nerva.

Faena de mucho mando, alargando mucho el brazo y las embestidas de un animal exigente que se movía con clase y ganas de querer coger siempre la muleta. Casi al final del muleteo el toro hizo un amago de irse a tablas, Javier muy inteligentemente lo recogió y volvió a llevárselo más allá de las rayas de picar.  Quizás entendiendo que en el tercio no le iba ayudar optó por entrar a matar en el centro del ruedo. Pinchó hasta dos veces y atronó a la res de un certero descabello. Le otorgaron una oreja de mucho peso. Con leves palmas despidieron al toro

El cuarto fue el más alto del encierro. Ya de salida mostró sus credenciales: no tenía intención de humillar. Y no humilló. Tras dos pares de banderillas, uno de ellos muy bien colocado por El Fini, asomó el pañuelo blanco a la meseta del palco concediendo el cambio. Brindó Javier a José María Pérez Hurtado, presidente del Sporting Villanueva Promesas, club que en plena fase de ascenso a 2ª B. Ojalá el equipo villanovense tenga más suerte en sus próximos compromisos de la que ha tenido Solís con este cuarto ejemplar. Que tras coger el primer muletazo se desengañaba y embestía al paso con la cabeza a media altura. Era toro para tirar de oficio y técnica. E incomprensiblemente, por lo poco que torea, de ambas cualidades anda sobrado Javier Solís. Lo cual demuestra el buen torero que es, y lo penoso de su situación. Muy valiente fue tocando todas las teclas posibles para enjaretar una faena que agradó al público. Mató de entera atravesada y cortó las dos orejas en premio al esfuerzo.

Parejo sin grandes opciones.-

El peor parado en el sorteo ha sido Julio Parejo. A priori, en los corrales, le había tocado el lote más parejo, valga la redundancia, y el más bonito en hechuras. Sin embargo después…Con su primero, un precioso ejemplar colorao, noble, pero con menos motor que el buen segundo,  no terminó de acoplarse de salida con el capote. Le recetó Borja Ruiz un buen puyazo en lo alto. También se le puso solamente dos pares de banderillas; el primero de muy bella factura, colocado por Fernando González. Brindó Julio al público y acto seguido miró al cielo. Se marchó al tercio y se dobló por bajo sometiendo al astado.

Parejo firme con el tercero. (FOTO:Gallardo)

Rápidamente se echó la muleta a la izquierda. Tras probar la embestida por ese pitón, cambió a la diestra e instrumentó un par de tandas con mucho vuelo. Volvió a la mano izquierda y fue desgranando naturales, de uno en uno, sin poder ligarlos, destacando dos de ellos dados con mucho temple y arrastrando la bamba de la muleta. Quiso acortar las distancias y el toro pedía más metraje, por lo cual le protestaba punteando las telas al final del muletazo. Mató de entera en lo alto y fue premiado con una oreja.

El quinto, ‘Gaitero’ de nombre, salía muy suelto de los capotazos. Tras un refilonazo  entró dos veces más al caballo no quedándose ninguna de ellas en el peto. Cambió el tercio el presidente con tres palos, como ya había hecho en otra lidia, y Julio se fue a las tablas a brindar a José Antonio Monago, que justamente hace una semana resultaba vencedor de los comicios autonómicos.  No tenía el astado clase en sus embestidas, sino todo lo contrario. A base de firmeza pudo ir sacándole muletazos sueltos a pesar de la brusquedad en las embestidas. A  éste sí supo darle las distancias adecuadas para enjaretar una faena muy seria, que emborronó con el mal uso del acero. Hasta cuatro veces pinchó antes de dejar una entera desprendida cuando había sonado un aviso. Escuchó palmas por su voluntariosa actuación.


AL QUITE

Antonio Girol.-

LUEGO NOS QUEJAMOS…

Daba auténtica pena ver el aspecto de la plaza de Villanueva del Fresno. El tendido de sol, por descontado, prácticamente vacío. Una pancarta de la Peña de Julio Parejo enarbolando la soledad al viento y un pequeño grupo de sufridores aficionados apiñados junto la barandilla que delimita los tendidos.

En el de sombra no se piensen ustedes que andaban apiñados. Ni mucho menos. Bastante holgados reposaban los espectadores, en su mayoría de la vecina Portugal, a la espera de que sonase el pasodoble con el que partirían plaza los tres espadas.

Dos de ellos de la ciudad con más habitantes de Extremadura. Distante de la de Villanueva en torno a cuarenta minutos, arriba o abajo, de viaje en coche.

Y en lo que respecta a los precios, bastante asequibles para tiempos de crisis económica…y de fe taurina, me atrevería a añadir.

Ante esta tesitura uno puede entender porqué los empresarios no se arriesgan a la hora de montar festejos con toreros de mitad del escalafón para abajo. Chavales que necesitan más que nadie una oportunidad para ir cogiendo oficio en una profesión especialmente difícil y complicada. La respuesta del público, y no digamos ya de los aficionados, es nula.

De ahí que en la mayoría de pueblos, e incluso de ciudades más o menos grandes, opten por las figuras o los mediáticos a fin de salvar los muebles económicos. Luego nos quejamos de por qué es asi…Y la respuesta está en el eco que ha tenido el cartel de esta tarde en Villanueva del Fresno.

Miedo da pensar cuál puede ser la entrada que tenga el coso badajocense de Pardaleras el próximo 23 de junio, cuando estos dos mismos toreros, junto con Lancho, se anuncian con toros de Luis Albarrán. Por lo pronto, los antecedentes no son nada halagüeños…

GALERÍA GRÁFICA de GALLARDO

Liados para la gloria.

Solís dedica unas palabras a su ahijado.

Nuno tirando del toro de su alternativa.

Toda la faena la hizo hacia los adentros.

Rematando una serie con el de pecho.

Adorno de valentía de Nuno Casquinha.

Solís recibiendo con la larga a su primero. Para luego lancear así de bien a la verónica. Remate a una mano.
Ayudándose del simulado para marcar el camino... ...que había de seguir el toro por el izquierdo.

Julio Parejo sometiendo mucho al tercero.

Gran pase de pecho, de piton a rabo. Muy bien plantado ante un toro que humilló. Pase por alto para quedarse en el sitio y ligar en redondo.
Volapié de Julio Parejo. Inicio muy torero de Javier Solís. Intentando someter al toro al natural.
Natural templado de Solís. Remate por bajo. Excelente derechazo de un Solís muy maduro.
Parejo intentando alargar la embestida del quinto. Preparado para dar el de pecho. Julio Parejo pulseando la embestida por el izquierdo.
Casquinha doblándose con el sexto. Planteando faena con la diestra. Para empezar a ligar en redondo.
Con la zurda también lo intentó en el sexto. Y dejó algunos naturales de bella factura. Al final, padrino y ahijado a hombros.

GALERÍA DE CUADRILLAS. FOTOS: GALLARDO.

José Antonio Escobar citando al toro desde la grupa. Soberbio lance de El Fini en la brega. Borja Ruiz excelente en el puyazo que dio al tercero.

Fernando González asomándose al balcón en un gran par.

OTRAS IMÁGENES. FOTOS: GALLARDO.

Un toro para un doctorado. Brindis para una novia. Brindis para un Asesor Taurino...El Guardia, al quite.
Traje de corte clásico en el alguacilillo villanovense.

Los culés están de enhorabuena y orgullosos de su equipo.

El novillero Rubén Lobato y su mentor Pepe Sevilla.

Para que ascienda el Sporting Villanueva Promesas.

Música...¡maestra! Llegó la calor...

Brindis a un Presidente...por ahora de partido.

El ganadero Cipriano Píriz y el número Guillermo Marín. Víctor Mendes, apoyando a su compatriota.