Tras la estela de 'Retamoso'

Los de Arcadio para Mérida

0
1328

Treinta y seis años más tarde, la ganadería de Arcadio Albarrán vuelve a Mérida. Será el próximo 3 de septiembre en una corrida de ocho toros, que lidiarán cuatro espadas de la tierra. Hemos viajado hasta Pedro Martín para conocer esos ejemplares y departir con sus criadores.

Antonio Girol.-

Corría el año de 1976 cuando desde la Dehesa Pedro Martín, en el término de Alconchel, viajaba ‘Retamoso’ hacia Mérida. Llevaba la noble responsabilidad de demostrar que era el mejor de sus hermanos. No en vano se iba a lidiar en una corrida concurso, anunciada para el 5 de septiembre, tercera de feria, en “El Cerro de San Albín”.

Entrada a la finca de Arcadio Albarrán Olea. (FOTO: JM. Ballester)

Le tocó en suerte al castellonense Raúl Aranda, que escuchó aplausos tras pasaportarlo. Sin embargo, el triunfador fue el toro, que se alzó con el premio que ponía en liza el Ayuntamiento emeritense y el Círculo Taurino.

Desde ese día ningún cuatreño encintado en colorado, plomo y amarillo, ha vuelto a salir a la arena de Mérida, hasta este año, Dios mediante, cuando el próximo 3 de septiembre, tras partir plaza cuatro espadas extremeños, resuenen clarines y timbales, y uno de los ejemplares que a continuación les mostramos, haga acto de presencia en el ruedo.

Era obligatorio acudir hasta donde pastan estas reses, para conocerlas y enseñárselas a todos ustedes. Con la amabilidad que les caracteriza nos acogieron Don Arcadio Albarrán Olea y sus hijos Arcadio, Manuel y Jaime Albarrán Sánchez -Moraleda, con quienes departimos de lo que más le gusta a esta familia enteramente dedicada a la crianza de bravo.

“La ganadería la compró mi abuelo (Arcadio Albarrán García-Marqués) a Eduardo Campos Fuertes, al que le había correspondido un lote por partición de herencia de la que se anunciaba como “Campos Varela”. Tres años más tarde pasó a manos de mi padre y ya en 1973 pasa a mi nombre”, relata D. Arcadio, mientras observa desde el porche donde nos encontramos sentados el hato de toros que pitean barruntando el calor. Son casi cuarenta años regentando un hierro que pertenece al apellido paterno desde 1923.

Trofeo al toro más bravo, para Retamoso en 1976. (FOTO: JM. Ballester) La conversación obligatoriamente depara en la próxima corrida de Mérida. “Es una corrida buena, bonita y pareja, en la que tenemos depositada mucha confianza.  Para nosotros es muy importante, ya que es la única que vamos a lidiar este año en nuestra región”, señala Jaime desde el extremo de la mesa. Su hermano Manuel, que está al otro lado, entra al quite: “Luego saldrá mejor o peor, porque ya se sabe que esto del toro es como los melones…hasta que no los catas”, remarca, para continuar diciendo: “Lo que sí te puedo asegurar es que está escogida con mucho tiento, por hechuras como siempre se hace en nuestra casa, y abierta de padres; concretamente son de cuatro sementales distintos.”

 

La estoquearán cuatro jóvenes toreros de Extremadura, concretamente Javier Solís, Miguelín Murillo, Israel Lancho y Julio Parejo: “El cartel nos parece el mejor porque son cuatro toreros que van a ir con unas ganas tremendas, y eso el aficionado debería valorarlo”, comenta Arcadio, el mayor de los hermanos, que se incorpora el último a la tertulia.

Al hilo de la conversación surge el tema del mal ambiente que se ha creado en la ciudad romana, y por extensión en toda la región, acerca de la confección de la feria. Las voces críticas están al orden del día, y los ganaderos no son ajenos a ellas: “Yo entiendo que Mérida merece mucho más que un único festejo. Pero quejarse del cartel, de la forma en que he escuchado y leído a algunas personas, es faltarle el respeto a estos cuatro muchachos que precisamente no están sobrados de oportunidades”- señala Jaime. Con gesto muy serio, prosigue: “A las empresas, como entidades privadas que son, no las puedes obligar a que monten festejos cuando ven que la situación es pésima. Ahí está el caso de Olivenza y Almendralejo, que siempre dieron toros en La Virgen de Agosto, y este año solo se organizó un festejo menor en la ciudad almendralejense. Y es una pena, pero es la realidad que nos ha tocado vivir en estos tiempos de crisis, que afecta a todo el mundo; pero principalmente al que tiene que pasar por taquilla.”

Crisis que nos ajena al campo bravo. “El año ha sido malo para todo el mundo, sin lugar a dudas. Nosotros tenemos una ganadería que, como se suele decir, llevamos en la mano. Cinco o seis corridas de toros, y generalmente se nos queda poco en el campo.”, apunta Arcadio.

En este punto tercia Jaime, de nuevo: “Este año hemos lidiado ya dos corridas, más esta de Mérida que será la tercera.

Arcadio, Manuel, Don Arcadio y Jaime Albarrán. (FOTO: JM. Ballester)

Y luego tenemos uno más para un pueblo de Córdoba. Y otra que, a falta de confirmación oficial, saldrá para finales de septiembre. Afortunadamente, y a pesar de lo mal que está todo, tenemos nuestros clientes, aunque no sean de por aquí, y ya llevamos muchos años en esta profesión para no perder la cabeza.”

Los cuatreños siguen piteando, cobijados en las amplias sombras de las milenarias encinas, formando con su sonido una banda sonora ideal para la conversación, que inexorablemente ha de virar hacia el toro. “Nuestro toro tiene el común denominador de la nobleza. Es un animal que se emplea mucho en el capote, hay que medirlo muy bien de salida. Y que hace disfrutar al torero, si lo consigue entender. El toro por lo general, cualquier eh, suele tener ochenta o noventa embestidas buenas, unos las dan antes y otros después”, señala Manuel.

Ojalá que los ocho que salgan a la arena el próximo sábado día 3 tengan noventa o cien embestidas buenas  haciendo que los toreros puedan disfrutar y a su vez hacer disfrutar a los que vamos a ir  a verles.

Suerte, para todos.

LOS DE ARCADIO PARA MÉRIDA. FOTOS: J.M. BALLESTER.

Estos son los diez toros que D. Arcadio Albarrán mandará a Mérida, de entre ellos saldrán los ocho que se lidien el próximo sábado, quedando dos para sobreros.

Nº. 96. Impulsivo. Nº. 76 Embaucador. Nº. 7 Puerta Grande.
Nº. 82 Hormigón. Nº. 1 Avaricioso. Nº. 12 Folletín.
Nº. 84 Palillero. Nº. 85 Quitabarro. Nº. 97 Cariñoso.
Nº. 98 Igualado.