Almendralejo…de «grana y oros»

0
1342
Obra de Fernando Naranjo Durán.
Obra de Fernando Naranjo Durán.

La encerrona de Miguel Ángel Perera sirve de inspiración a Fernando Naranjo Durán, que desde su particular atalaya deja impresa su prosa y su métrica para homenajear al maestro.

Fernando Naranjo Durán.-

Cuando aún no hemos sobrepasado el periodo de las veinticuatro horas del  magno acontecimiento que supuso  ayer a la capital  de los Barros, esta corrida extraordinaria organizada para festejar en  la ciudad de la cordialidad  su vendimia. Ya a la  bajamar quizás,   de ordeñar  las ubres de sus preciados viñedos, hoy  decido dedicarle mi humilde reflexión. Siempre con las carencias  de una pluma autodidacta,  ausente de  la ortodoxia manuscrita, que no dudará  estar al socaire  de la pasión, y rehusando mi natural vehemencia en la mayoría de sus inesperados asaltos  a mano armada..

La tarde, fue de terciopelo, de esas tan características en el lugar, por  su  dorada época fundida en  sus septembrinos  de sol y moscas, que revoltosas,  suelen reunirse junto a labores  bodegueras, y junto al tajo, donde sus bravos vendimiadores, se fajan,  y no  disponen de asueto para atiborrar los  semi desnudos  tendidos de esta recoleta placita torera.  Mas pinturera  que ninguna en toda la región extremeña, y muchos kilómetros a su redonda.Donde no albergara  más que tres cuartos de su aforo, en fecha tan especial para nosotros los extremeños, en  el día de nuestra  señora de Guadalupe, patrona de Extremadura.. Nuestra “guadalupana” madre de tantos toreros y mujeres guapas  nacidas bajo su excelso manto.

La nueva empresa dispuso dentro de este bello marco,  un festejo de un solo espada, eligiendo a nuestro ‘Arcángel de la Puebla’  (Miguel Ángel Perera) Y para hacernos deleitar con sus  renovadas excelencias, saltó  a este albero, ahora  pintados sus aros concéntricos  en rojo, sangre de toro. Que delimitan los tercios  donde de  vez en cuando se da  al arte  del toreo  a cargo  los ‘caballeros pardos’ .. ( se dio en algún caso) Una  bien  presentada, y brava  corrida de Núñez del Cuvillo, la que quizás estuviera apalabrada para el  “mártir” de Galapagar, dándose la gran suerte de ser lidiada en este mencionado coso.  Para gozar  el placer de presenciar una completísima corrida, que a la postre  un bravo ejemplar de Juan Pedro, regalo expreso del espada como sobrero de lujo,  culminara en un apoteosis finale,  propio del grande  Puccini..

Antes,  los ‘negritos’ del  hierro  anunciado en los carteles, ya permitieron augurar una  obertura  a lo “danmi tu forza” ( Traviatta)  que llegó a los acordes  de los  coloraítos  del ojo de perdiz.. Y apareció “jugetón” y puso mando en plaza…¡No le pudo nadie!…Embistió  hasta con el rabo… Todavía se oye su trote de bravo y encelado tranco allá  donde llegara la alcahueta televisión..

Los fandangos  (no de Huelva) De su compadre Miguel de Tena,  escaparon oportunos de una cercana barrera de sombra..Preludio  al coro de peregrinos de Tannäuser  (como  tantas veces hice,  alentando al torero con el arrebato de  las Walkirias). Hoy  también  resoplaron en su “recuperación” Hasta  el séptimo,  y colofón  de esta corrida para los anales de la historia en el día de Extremadura.

Nuestro arcángel está, más que recuperado de sus anodinas temporadas anteriores. Distinto… asentado, seguro, templado, y en busca de silábicos muletazos  engarzados en una metafórica  faena buscando el fondo musical de la poesía sobre un rubio albero…Y esto me convence.

No tengo el tiempo para perder.. Solo para ganar, (por esto sigo sin cobrar) se acabaron las  treguas…Se deje de  dar coba, y achuche, que es tarde y viene lloviendo  tras  la estela de  los que precede.

La  Luna puso su  magia cenital sobre las  imágenes  taurino-operísticas,  recordando a nuestra Carmen  la cigarrera,  de don José,  del “Escamillo” y   Merimé…Y nadie se levantó de su asiento. (Ni el mismísimo, y  recién reclutado  Excmo.  Señor  Presidente de nuestra Comunidad).  Solo  cuando hubo pellizco torero, que los hubo, y de varias genialidades  para aplaudir. Como fue  el buen hacer de los  montados sin  que tuviera que sonar la música en su honor, Fco. Doblado  y Domingo García,  resolviendo con gusto y clase de buenos jinetes el empuje y celo  de “pajarraco”  y “hallado” 6º y 7º respectivamente.. O la singularidad ejemplar, y  garbo  de nuestro alguacilillo solemne  y ¡plateresco! Como  escapado de la pluma de Zorrilla, excelente y ceremonioso  jinete  cumplidor  a ultranza con la liturgia  más ortodoxa  ( Maese Cavazos) unido  siempre al esplendor de la fiesta nacional en Extremadura, ayer  portara los merecimientos, hasta diez orejas y un rabo, otorgados por el más singular de los usías..

Fernando Esperilla,  serio, y gran aficionado,  y mejor amigo de sus amigos, entre los cuales me sitúo. El que otorgara una merecida vuelta al ruedo del bravísimo “Juguetón”. Cuyo juego de bravo  aún colea en la mente  de algunos.

El espíritu de un viejo amigo creí  sentir a los sones de la banda que diera su nota clásica animando  el festejo de esta,  “su”  Plaza. Félix Bote, singular trompetista, que allá en donde esté me habrá hecho un  pícaro guiño con  su afecto cálido de siempre..

Declaro a sottovoce, que de haber nacido en esta hermosa tierra, hubiera preferido el nacer  allí  en Almendralejo..Y que no se me enfade nadie…¡eh!

En los palcos de esta plaza

hay revuelo de peinetas

con  mantillas muy  coquetas

sus  hembras siempre realzan

morenez en su semblanza

sin dudar  en festejar,

el tronío de un lugar

templado bajo su sol,

extremeño,  y español,

pa´ lo que gusten mandar!

 

Y un   Coso  de vino y rosas

que  sus  sentrañas  toreras

aventara  a su Perera

en una tarde gloriosa,

por  faenas despaciosas

sobre su  dorado anillo.

De un arcángel  el  tufillo

surgió el toreo  distinto,

y en «barros» del blanco y tinto

se brindó con tempranillo!

 

Un cuvillo “Juguetón”

Embistió hasta con el rabo!

Los demás sin menoscabo.

Acarreó la emoción

en tan alto diapasón

queriendo beberse el mundo,

tuvo mi aplauso jocundo

como  a toda su reata.

Puso en  la tarde  escarlata

su empuje fiero y rotundo!…

 

Señora  de la Piedad..

Que tu pueblo cosechero

por gentil  y retrechero

me haga por siempre soñar..

Ya sabes de mi pesar

el no ser tu hijo extremeño?

Tan errante como el sueño,

pero sin ser de verano..

Soy un humilde serrano

que te regala su empeño.