JAVIER SOLÍS - Matador de toros

«Mi temporada más importante desde que tomé la alternativa»

0
1085

Javier Solís repasa en esta entrevista para Badajoz Taurina su campaña 2011. Una temporada que a pesar del escaso número de festejos ha dejado la impronta de que es un diestro cuajado, muy a tener en cuenta, que debería tener mejor trato en los despachos.  (SU TEMPORADA EN IMÁGENES, EN EL INTERIOR)

Antonio Girol.-

Sentados en el estribo del callejón de la plaza de toros de Badajoz, muy cerca de donde un ejemplar de Luis Albarrán le hiriese en la pasada feria de San Juan – de la que salió triunfador del ciclo – conversamos con Javier Solís sobre la campaña 2011. Sosegado, con ese temple que siempre ha caracterizado su toreo, pero aún más en estos últimos tiempos, Javier repasa para Badajoz Taurina la que ha sido su temporada más redonda desde que es matador de toros. Corta en ajustes pero muy rica en matices y fundamentos; y que deja sentadas unas bases inmejorables para el futuro.

– Javier, termina la temporada 2011 con solo cuatro festejos en tu haber, ¿qué balance haces?

– Ha sido una temporada muy corta que empecé en Villanueva del Fresno a finales de mayo, una corrida inicialmente proyectada para Semana Santa pero que se tuvo que suspender por lluvias. En la siguiente que toreé tuve un percance en este mismo ruedo donde estamos haciendo esta entrevista. Luego vino otra tarde en Villanueva compartiendo cartel con Ferrera, y por último en Mérida el pasado mes de septiembre.

Solís sentado en el estribo de la plaza de Badajoz respondiendo a las preguntas. (FOTO: Gª. de Elexalde)

– Temporada corta, con solo esos ajustes de los que hablabas, pero yo diría que muy importante.

– Sí, es verdad, que ha sido corta pero para mí sin dudas la más importante desde que tomé la alternativa. Es verdad que de novillero yo tuve una etapa muy buena, y tal vez me faltaba rematar una temporada de matador; aunque bien es cierto que siempre que me he vestido de torero desde mi alternativa han pasado cosas importantes.

– En la afición ha quedado la sensación de querer ver más a Javier Solís por el buen momento en el que te encuentras y las grandes sensaciones que has transmitido en esas corridas.

– Estamos viviendo un tiempo que no es el más apropiado para poder torear más. Estoy seguro que hace seis o siete temporadas me hubiese valido para haber acabado con muchos más festejos en mi haber. Así y todo, a pesar de que me queda un sabor agridulce, si estoy contento por el hecho de que cada vez que me he vestido de torero han pasado cosas importantes en el ruedo. Ahí están las orejas cortadas en mis dos comparecencias en Villanueva del Fresno y las dos orejas que paseé en el único toro que pude matar en Badajoz, que posibilitaron que me hiciese con el galardón de triunfador del ciclo. Y en Mérida…no acompañó la suerte a pesar de haber cortado una oreja a mi primero.

«…Estoy contento por el hecho de que cada vez que me he vestido de torero han pasado cosas importantes en el ruedo…»


 

– A mí hay una cosa que me maravilla de ti y es que si mañana mismo aquí encerramos un toro y traemos a un par de tíos de cualquier lugar del mundo a que te vean, estoy seguro que no se creerían que lleves tan pocas corridas toreadas, más que nada por el tremendo oficio y la facilidad que tienes para estar en la cara del toro.

– Eso es producto de la preparación, de no haber tirado nunca la toalla. Porque desde que tomé la alternativa en 2004 a fecha de hoy no creo que haya sumado más de 20 corridas de toros. Si haces la cuenta no sale ni a 3 de media por temporada. Incluso hubo un año, en 2006, en que no me vestí de torero. Maté toros en las capeas y ya está.

Explicando su manera de entender el toreo. (FOTO: Gª. de Elexalde)

– ¿Y cómo se consigue entonces estar tan redondo?

– La base fundamental es que tengo mucha afición y además hago mucho campo. Y también en que me preparo como si fuese a torear setenta corridas de toros.

– ¿Cómo es un día de preparación de Javier Solís?

– Me levanto temprano y hago mucho ejercicio físico, luego entreno de salón y entro a matar en el carro. Eso por la mañana, y por la tarde vuelvo a torear de salón.

– ¿Y cómo te motivas para estar día a día al pie del cañón aun sabiendo que lo vas a tener muy difícil para sumar corridas como estamos viendo?

– Las figuras, por ejemplo, se motivan sabiendo que van a matar una corrida de toros y yo lo hago con los tentaderos…

…Por ejemplo, mañana voy a torear unas vacas y yo hoy me hago un toro pensando en esas vacas. Eso es lo que te anima a seguir luchando.

– Sin ser novedad, porque ya tienes algunos años de alternativa, sí es verdad que eres sorpresa, o al menos así lo entiendo.

– Llevas mucha razón porque esa es mi baza. Yo llego a cualquier sitio a torear y habrá gente que se acuerde que fui líder de los novilleros, pero de matador no me han visto, y cuando lo hacen se llevan esa sorpresa a la que tú te refieres porque ven a un torero más redondo que nunca.

– Esta temporada he tenido la suerte de verte las cuatro tardes que has hecho el paseíllo. Y digo la suerte porque he disfrutado como aficionado viéndote en cada una de ellas. Pero ha habido algo que me ha sorprendido aún más, y es que se te ve pensar en la cara del toro con una solvencia que pareciese que has estado toreando una corrida cada dos días.


«…la presión que yo llevo es superior a la media, en mi caso y en el de los otros toreros que no torean tan asiduamente…»


– La verdad es que eso que dices es muy difícil de conseguir porque la presión que yo llevo es superior a la media, en mi caso y en el de los otros toreros que no torean tan asiduamente. Porque le público igual sabe el número de tardes que has toreado, o igual no…Pero yo si sé que me juego mi siguiente contrato en cómo esté en esa actuación. Esa es una meta que yo me pongo tarde tras tarde.

– Campo, campo, y más campo…Los ganaderos estarán encantados en que vayas a tentar a sus casas por esa dedicación qué pones en afrontar esas citas.

– Pues imagino que sí, porque yo voy a un tentadero y lo vivo como si fuese una corrida de toros. No voy a pasar un rato de entrenamiento a probar cosas…No, no, yo tengo que estar más redondo que nadie, más perfecto que ninguno de los que esté allí. A mí cuando me sale un tentadero me da la vida y me voy si hace falta a 400 km para torear dos vacas. También tengo que decir que si Javier Solís está donde está en este momento es gracias a una serie de ganaderos que confían ciegamente en mí.

Solís toreando un toro en la ganadería de Carriquiri. (FOTO:J.M. Ballester)

– Supongo que si son buenos aficionados, como imagino que lo son, sabrán ver el gran momento en el que tú estás y la seriedad con la que te tomas tu profesión.

– Hay un grupo de ganaderos a los que les estoy muy agradecido como torero, porque gracias a ellos toreo muchos toros en el campo, hago mucho tentadero de machos…Y eso es lo que me mantiene preparado. De lo contrario sería imposible…

…Y parte de esa culpa la tienen ganaderos como Benítez Cubero o la familia Píriz y Antonio Briones (Carriquiri) que me han echado muchos toros. A los que les agradeceré siempre la confianza que tienen en mí. Al igual que a Victorino que me ha visto en su casa y se está portando muy bien conmigo.

– Tiene que ser muy duro tener que vivir esta vida de torero sin más recompensa que unos cuantos festejos y esos tentaderos de los que hablas.

– Cuesta mucho trabajo, porque yo me dedico a esto solamente. Y es verdad que aunque soy joven pero ya no soy un niño que tenga 20 años. Y de torero tienes que dejar muchas cosas atrás de tu familia, tu novia…Pero bueno, ojalá vayan saliendo las cosas.

– ¿Tu tarde más importante de esta temporada?

– Sin dudas la de Badajoz ha sido la tarde más importante. La cornada fue un accidente y como tal hay que tomarla. Pero ser el triunfador de la feria más importante de Extremadura con todas las figuras del toreo que acuden, es algo muy grande.

– Tu segunda comparecencia en Villanueva tuvo muchos matices para el recuerdo…

– Esa tarde era consciente de que aquella actuación era fruto de mi triunfo en San Juan. Que si estaba allí era gracias al éxito de la corrida de Badajoz. Además, hacía el paseíllo con mi padrino de alternativa (Ferrera) con quien no había vuelto a coincidir en un patio de cuadrillas desde el doctorado. Todos esos condicionantes hicieron que fuese muy feliz.

Respondiendo a las preguntas. (FOTO: Gª. de Elexalde)

– Antes repasábamos tus ajustes en este 2011 y hay una tarde especialmente complicada como fue la de Mérida, porque se juntaron todos los condicionantes que hacen que sea recordada de forma negativa…Hasta el punto de que unos días más tarde, a raíz de todo aquello, conocíamos la noticia de que tu relación de apoderamiento con José Borrero se terminaba.

– Uno de los puntales para que yo esté en el momento en el que me encuentro sin lugar a dudas se lo debo a Borrero. Un hombre que me ha aportado muchísimo como torero. Por el que no puedo tener más que palabras de agradecimiento. Porque no puede ser de otra forma, ya que si yo no hubiese encontrado a José Borrero no estaría al nivel que estoy.

– Entonces, ¿a qué obedece que aquéllo se rompiese?


«…aunque parezca un tópico que se repite siempre en estos casos, si te digo que la ruptura ha sido del todo amistosa. Y ojalá el día de mañana  si yo funciono pueda tenerlo de nuevo a mi lado…»


– Bueno, cuando uno mantiene una relación de apoderamiento con otra persona que también es torero, como es el caso de José, hay diferentes formas de pensar. Es verdad que a mitad de temporada veíamos que se podía torear más, pero lo cierto es que terminamos con el número de festejos del que ya hemos hablado, y aunque yo sé  que él ha intentado por todos los medios de que ese número se incrementase, no ha sido posible. Siendo el propio Borrero quién tomó la decisión de dejarlo. Pero lo importante es que mantenemos la amistad y hablamos de vez en cuando. Y aunque parezca un tópico que se repite siempre en estos casos, si te digo que la ruptura ha sido del todo amistosa. Y ojalá el día de mañana  si yo funciono pueda tenerlo de nuevo a mi lado porque me haría muy feliz que así fuese.

– ¿Y de cara a la próxima temporada hay alguien que se haya dirigido a ti para apoderarte?

– De momento sigue conmigo Manolo Tirado, que está en México. Y aquí en España me han llamado personas que quieren apoderarme y estamos mirando…porque necesitamos a alguien que haga posible que sumemos corridas de toros porque si no es muy difícil que te puedan poner en plazas importantes y meter cabeza en sitios fundamentales.

– ¿Hay posibilidad de ir a América?

– Sí, la posibilidad de ir a México está ahí. También me llamaron de Perú pero, al igual que ocurre aquí, allí también está la situación muy mala, y ya que hace uno es el esfuerzo te tiene que merecer la pena y que te sirva.

– Esta temporada hemos vivido la doble alegría de ver cómo dos pedazos de toreros como David Mora e Iván Fandiño, que han estado en situación similar a la tuya, copaban páginas de toros gracias a su excelencia en las plazas donde toreaban y cómo han ido arañando contratos como se arañaban no hace tantos años: desde el ruedo. Supongo que ese ejemplo te hará tener esperanzas y dará ánimo, ¿no?

La mirada puesta en 2012...y en América. (FOTO: Gª. de Elexalde)

– Que salgan toreros así nos beneficia a los que estamos en mi situación. La esperanza que yo albergo es que con esto de la crisis las cosas vuelvan a su sitio y todos esos Ayuntamientos que destinaban una subvención alta para que viniesen a sus pueblos las figuras, como ha ocurrido en estos últimos años, pues ahora demanden carteles en los que entremos toreros más modestos.

– Gracias Javier por tu amabilidad a la hora de concedernos esta entrevista, pero sobre todo gracias por hacernos felices con tu toreo.

– Gracia a vosotros por estar siempre ahí.

LA TEMPORADA DE SOLÍS EN IMÁGENES. FOTOS: GALLARDO.

Villanueva del Fresno. Domingo, 29 de mayo de 2011. Toros de Bernardino Píriz. Tres orejas.

Derechazo a un ejemplar de Píriz en Villanueva del Fresno Inicio de faena de su primera comparecencia en Villanueva. Al natural en el segundo de su lote.

Badajoz. Feria de San Juan, 23 de junio de 2011. Toros de Luis Albarrán. Dos orejas en el único que pudo matar. Corneado en su segundo. Se erige triunfador del ciclo.

Parando a su primero en Badajoz. Feliz con el doble premio conseguido. Momento justo de la cornada del 23 de junio en Badajoz.

Villanueva del Fresno. Sábado, 27 de agosto de 2011. Reaparición tras la cornada de Badajoz.  Toros de Dehesa de Calvaches. Tres orejas.

Reaparición en Villanueva. Natural de mucha profundidad. Reaparición feliz y triunfal.

Mérida. Sábado, 3 de septiembre de 2011. Toros de Arcadio Albarrán. Oreja y ovación.

Máxima exposición ante un ejemplar rajado. El público le pidió la oreja por sus ganas. Cariacontecido por el mal juego de los toros.