SEMANA TAURINA PACENSE - Primera jornada

Antonio Ferrera desgrana su trayectoria en el Club Taurino de Badajoz

0
886

Antonio Ferrera inicia el ciclo de jornadas taurinas de la semana cultural del Club Taurino Extremeño de Badajoz rememorando sus quince años de alternativa y es galardonado como socio de honor de la citada institución.

Antonio Girol.-

Con la presidencia de Miguel Ángel Celdrán Matute, alcalde de Badajoz; y Fernando Masedo, máximo rector del Club Taurino Extremeño, arrancaban en la tarde noche del lunes las XXVI Semana Taurina Pacense con Antonio Ferrera como invitado de excepción en la charla-coloquio titulada ‘Una vida dedicada al toreo. 15 años de matador de toros’, que despertó el interés de un numeroso público que desbordó las previsiones iniciales abarrotando los salones del Museo.

Moderado por Juan Ángel Franco, crítico taurino de HOY  y cadena SER,  Antonio ha ido desgranando recuerdos y aspectos importantes de su trayectoria en los ruedos, tales como la evolución que ha experimentado  la tauromaquia en estos tres lustros a los que se refirió como: “unos años en los que  el toreo ha ido avanzado tanto en torería como en exposición, principalmente por el esfuerzo de los ganaderos en criar un toro de más movilidad que emocione a público y torero”.

Preguntado sobre si mantiene la ilusión después de tantos años en los ruedos respondió que sí, añadiendo además “que le gusta aprender de los momentos felices para ir evolucionando y a su vez no caer en la comodidad”.

También hubo tiempo para el recuerdo, tanto el más remoto como el más cercano. En cuanto a este último habló de su experiencia en la recién finalizada feria de Olivenza, de la que se ha erigido en triunfador absoluto en número de trofeos cosechados, al pasear cuatro apéndices en la corrida matinal en la conmemoraba esos 15 años de matador de toros; al respecto señaló: “me costó dormir esa noche por el cúmulo de sensaciones vividas, tanto por las de la mañana con la corrida, como las de por la tarde acompañando a mi amigo Juan (Padilla)”

Curiosamente en el festejo del pasado domingo se dio la circunstancia de que su madre fue a verle por primera vez a la plaza. Al respecto narró que un día antes había ido a comer con ella, a su casa, y habían estado hablando y recordando su trayectoria, y en el curso de esa conversación íntima de madre e hijo surgió la chispa para que rompiese ese auto veto que ella se había impuesto cuando siendo un niño decidió ser torero .

El Alcalde de Badajoz haciendo entrega de un presente a Antonio Ferrera. (FOTO:V. Delgado)

En cuanto a la remembranza del pasado destacó la figura de José María Escudero como uno de las personas que más le ayudaron a crecer en el toreo de capa, al coincidir un mes con él en la finca ‘Dehesa de Hornillos’, propiedad de  Antonio Briones; contando al respecto una anécdota en cómo le enseñó el veterano torero a resolver con el capote, y lo importante que ha sido durante su vida taurina aquellas enseñanzas.

La nota desenfadada la puso al responder qué le hubiese gustado ser de no haber sido torero, haciendo un guiño a la mesa presidencial respondió: “alcalde”.

Para finalizar, en un último tercio de preguntas más íntimas, habló de su pasión por la lectura (según pudimos conocer a la finalización del acto, durante el vino de honor, actualmente tiene en su mesita de noche El Aleph de José Luis Borges). Y confesó que lo que más le gustaría sería: “poder volver a ser ese niño cinco minutos antes de torear su primera vaca”.

Tras la finalización de la charla le fue concedida, de manos de Miguel Celdrán, la mención que el Club Taurino Extremeño de Badajoz le otorgó como socio de honor de la citada entidad.