JUAN MANUEL CRIADO - Ganadería de bravo

Corredero en ‘Coto Mayor de Vera’

0
1343

El manejo del ganado bravo requiere de sapiencia y horas de dedicación. Hemos acompañado a los hombres de campo de la ganadería de Juan Manuel Criado en la labor de correr a sus toros para que podáis vivirlo intensamente a través de este reportaje.

Antonio Girol.-

Cuando Juan Manuel Criado adquirió en 1994 la mitad de la vacada de Luis Algarra Polera su idea era clara: buscaba un tipo de toro concreto, aquel que se criaba en ‘La Capitana’, en las estribaciones de la sierra norte sevillana, y que entroncado en juampedro era de su gusto para la lidia moderna.

Hasta los pagos de ‘Coto Mayor de Vera’, en las milenarias tierras de Mérida, se desplazaron las reses adquiridas a fin de seguir dando lustre a su encaste.  Y es bien sabido que así ha sido gracias al manejo y selección que durante estos años ha perfeccionado un toro del gusto de las principales figuras y de las plazas de solera, con Madrid, Barcelona o Zaragoza a la cabeza, por ser éstas de las más visitadas por sus astados.

Para conseguir  tal  regularidad ha sido preciso seguir unos parámetros  marcados concienzudamente por la familia Criado y que en los conocimientos veterinarios de Honorio Carceller;  y el manejo del mayoral Rodrigo Cerquera y el resto de hombres de campo, ha dado un toro bajo de aguja, corto de patas y pezuña fina. Toro de fina y armónica lámina que no por ello le hace perder seriedad.

A esa idea debe sumarse la de la búsqueda de un concepto de bravura con la nobleza y la casta por bandera, unida a la movilidad como medida ideal para transmitir emociones al tendido y posibilitar el triunfo del torero. Y ello se consigue, amén de un selección concienzuda, con ejercicios físicos en el corredero, como el que les mostramos a continuación en este reportaje fotográfico de de nuestro compañero José María Ballester.

CORREDERO EN JUAN M. CRIADO (FOTOS: BALLESTER)

Rodrigo Cerquera, mayoral de la vacada, presto para la faena. Acompañado de un vaquero se dirige al cerrado.
La manada es recogida con los caballos para dar inicio... ....a un calentamiento previo... ...a la primera de las carreras.
Comienza la primera vuelta...
La manada levantando una polvareda se dirige al centro del corredero. El trote cada vez se va convirtiendo más en galope. Agrupados los toros se posicionan en la carrera.
Otra tanda de astados comienza el recorrido.
El comienzo es similar al anterior, al trote... ...para ir ganando en velocidad... ...hasta alcanzar el galope que exige el ejercicio.
La tercera deja tras de si una estela de polvo.
Los toros, con su seriedad imperante... ...galopan ejercitando los músculos... ...y ganando en resistencia motora para su futura impronta en el ruedo
Hay ejemplares que requieren una preparación física... ...individualizada como en este caso... ...estos dos imponentes toros que hace el recorrido en collera.

OTRAS IMÁGENES. FOTOS: BALLESTER

Honorio Carceller haciendo uso de la cervatana para curar a un toro. La parada de bueyes al abrigo de las encinas. Los toros tras el esfuerzo se rascan en la arboleda.
Uno de los raceadores de la casa. Junto a su harén de vacas nodrizas. Resguardándose del medio día en la sombra de la encina.
Un futuro toro, todavía al aguardo de su madre. ...en unos años tendrá esta impresionante estampa. Toros armónicos, hechos para embestir.