Solo fracasa quien no lo intenta

0
1011

Como si de una profecía se tratase el bordado en azabache del traje anunciaba que la tarde se vislumbraba negra. Así parece pensarlo el diestro mientras pierde la mirada en el rizo infinito de la toalla. Se evaporaban los sueños dejando paso a la más oscura de las pesadillas: la del fracaso. Pero en la vida solo fracasa quien no lo intenta. Talavante lo ha intentado, cosa distinta ha sido el resultado.

Alejandro Talavante cabizbajo meditando en el callejón. (FOTO: Juan Pelegrín/Las-Ventas.com