BADAJOZ - Primera de feria

La de rejones nunca defrauda

0
1003

Andy Cartagena con tres y Diego Ventura con dos apéndices, respectivamente, salen a hombros de la plaza de toros de Badajoz en la tarde en que hizo su presentación en el ruedo pacense el menor de los Moura, que paseó una oreja.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado toros de Luis Terrón, bien presentados y desiguales de juego. Destacando cuarto y quinto que fueron aplaudidos en el arrastre.

REJONEADORES:

– Andy Cartagena , oreja y dos orejas.
– Diego Ventura, silencio y dos orejas.

– Miguel Moura, oreja y silencio.


INCIDENCIAS: Algo menos de media plaza en tarde calurosa. Presidió Antonio Paiva asesorado en cuestiones técnicas y veterinarias por Diego Osorio y Victoriano Méndez, respectivamente. A la finalización del festejo un desaprensivo lanzó una botella de cristal al ruedo provocando un pequeño corte en el alumno de la escuela de Badajoz, Antonio Pintiado.




El joven Miguel Moura que debutaba en Badajoz paseó una oreja de su primero. (FOTO: Gallardo)

CLICK PARA IR A LAS SECCIONES
GALERÍA GRÁFICA
OTRAS IMÁGENES

 

Antonio Girol.-

Como es tradición en el serial pacense se abrió la feria con la de rejones. Y en tradición se está convirtiendo que los toros elegidos para este festejo lleven encintados los colores de la divisa de Luis Terrón. Ganadería del predicamento de las figuras y que esta tarde ha corrido ejemplares de juego desigual, destacando especialmente cuarto y quinto, éste último sobre todo por su buen son y prontitud a los cites.

Como Pablo Hermoso De Mendoza y Diego Ventura andan de aquella manera, que en román paladino se traduce en verse lo menos posible en los ruedos con el perjuicio que esto causa al sufrido aficionado, abrió plaza Andy Cartagena.  Rejoneador que parece vivir esta temporada un resurgimiento en su carrera, que había quedado algo encallada en los últimos años.  Esos nuevos aires, que hacen reverdecer viejos laureles en caballero por cierto bastante joven, le han llevado a que hoy haya abandonado  el coso de la Avda. de Pardaleras en hombros junto a Diego Ventura, resultando a su vez triunfador numérico del festejo al haber paseado tres orejas.

La primera la obtuvo del que abrió plaza, que junto a su hermano que hizo segundo de lidia ordinaria fueron los dos más desrazados del encierro. Soso y sin ningún tipo de celo este primer astado encontró en las ganas y la fe de Cartagena  lo que le faltaba en su sangre de bravo. Tras haber clavado un único rejón de castigo a lomos de ‘Cuco’ optó con gran acierto por ‘Magno’, con el que tiró literalmente de su antagonista para llevarle a dos pistas y así meter al público en la faena.

Tras encelar a la res consiguió clavar dos pares batiendo al pitón contrario con mucho temple. Para poner el resto de la carne en el asador eligió a Soro, un ejemplar que realiza las suertes con mucha despaciosidad y con el que colocó otras dos banderillas. Cerró su actuación sobre ‘Laurel’ con el que colocó tres cortas y un par a dos manos antes de dejar un pnichazo hondo que fue suficiente para atronar al de Terrón. Le fue pedida la oreja y concedida por el usía.

Andy Cartagena poniendo un par a dos manos con 'Laurel' (FOTO:Gallardo)

Ante su segundo ha dejado muestra del momento de madurez en el que se encuentra ya de inicio paró con maestría al astado a lomos de ‘Gamo’, con el que clavó un rejón de castigo. Pero lo verdaderamente interesante vendría en banderillas. Primero con ‘Maravilla’, que ejecuta las piruetas con una valentía digna de ser resaltada, y posteriormente con su caballo estrella ‘Pericalvo’ y sus célebres balanceos con el que armó el taco en los tendidos. Una vez más ‘Laurel’ fue el elegido para cerrar faena con las cortas y ejecutar a la perfección la suerte suprema en la que mató de un rejón certero y ajustado que hizo rodar al astado sin puntilla, provocando el delirio de los tendidos y la consiguiente petición, y concesión, de los dos apéndices de un toro aplaudido en el arrastre.

Cuando el quinto salió a la arena el esportón de Diego Ventura estaba como la mitad de los tendidos, o sea, vacío. En un rejoneador como el hispano luso con el amor propio tan en carne viva era de esperar que saliese arreando en el quinto, y si encima le acompañó el juego del mejor astado de la tarde: miel sobre hojuelas.

Diego Ventura marcando los tiempos a lomo de 'Chalana' (FOTO: Gallardo)

Dejó al toro – que era pronto al cite – crudo al no ponerle más que un rejón con ‘Demonio’. Y acto seguido buscó el efectismo de ‘Nazarí’, su estrella. Con el que templó la embestida del astado y lo imantó dando una vuelta de costado completa al anillo para posteriormente poner la plaza boca abajo con los pares que dejó en lo alto. Pero no quedó ahí la cosa y los acordes de Nerva se fundieron con los pares al quiebro que ejecutó a lomos de ‘Milagro’, un ejemplar del hierro de Murteira llamado a decir cosas muy importantes durante la temporada.  Epilogó con las cortas a lomos de ‘Remate’, y mató de rejón entero trasero que aún así no impidió que pasease dos apéndices y el desorejado ejemplar de Terrón fuese ovacionado al arrastre.

Con su primero no terminó de romper. Lo había parado en círculos con ‘Buena Vibra’ colocando un único rejón. En banderillas le costó acoplarse con ‘Chalana’ con el que tuvo que pasar dos veces en falso antes de dejar el primer palo.  Mejoró a lomos de ‘Pegaso’ e intentó caldear el ambiente con ‘Remate’ en un par a dos manos y el carrusel de las cortas. No anduvo acertado con el de muerte y usó el estoque de cruceta para atronar a su antagonista de un certero golpe.

El menor de los Moura se presentaba en Badajoz. Es Miguel un joven con bastante porvenir a poco que vaya ganando en poso. No en vano es todavía un niño. Como lo fue su padre cuando enloqueció los públicos con su mítico caballo ‘Ferrollo’.  A su primero le cortó una oreja a base de ilusión y ganas, llegando en algunos momentos a atropellar la razón por sus ganas de agradar.  Tal vez otro rejoneador en su tesitura, es decir, estando aún tan verde hubiese optado por clavar dos rejones para así buscar aplomar más a su antagonista, sin embargo el luso hizo acopio de una madurez impropia de su edad y experiencia y optó por usar un único hierro para el primer tercio.

Esta decisión, de indudable valentía, le valió para ganarse al respetable y de paso aprovechar mejor a su oponente.  Aunque también para tener que pasar dos veces en falso antes de dejar en mal sitio la primera banderilla. La siguiente quedó en mejor lugar y una vez encontrado el ritmo y el temple adecuado su actuación fue ganando en enteros a lo que se sumó su innegable gana de agradar y conectar con los tendidos, vendiendo cada banderilla con constantes brindis a los tendidos.

 

La moda de morder los pitones también ha llegado a la casa Moura. (FOTO: Gallardo)

Producto de ese afán por estar en algunos pasajes más pendiente de la gente que del toro pasó un momento de apuro cuando su caballo ‘Fandango’ fue empitonado, sin consecuencias, contra las tablas al clavar las cortas.  Mató con ‘Freixo’ de rejón que provocó derrame y recogió el cariño del público en forma de oreja que paseó feliz por el albero pacense.

Con el último no terminó de acoplarse y su labor no tuvo el eco que hubiese deseado a fin de haber podido tocar pelo. A este ejemplar sí le puso dos de castigo montando a  ’Xarope’ y luego buscó clavar banderillas con clasicismo. No mató bien y ello fue el detonante para que sus partidarios no pudiesen pedirle esa oreja que necesitaba para salir a hombros juntos a Cartagena y Ventura.


GALERÍA GRÁFICA (GALLARDO)

Los tres rejoneadores durante el paseíllo.

Andy Cartagena.

Andy Cartagena.

Andy Cartagena.

Andy Cartagena.

Andy Cartagena.

Diego Ventura. Diego Ventura. Diego Ventura.
Diego Ventura. Diego Ventura.

Diego Ventura.

Miguel Moura. Miguel Moura. Miguel Moura.
Miguel Moura. Miguel Moura. Cartagena y Ventura a hombros.

OTRAS IMÁGENES (GALLARDO)

María Sara y Santiago López junto al empresario José Cutiño. Esta montura es propiedad de Diego Ventura. Curro Carrillo, mayoral de Espartales, junto a su hija.
José Luis Iniesta y señora, en su lugar de costumbre. El compañero Pakopi, de HOY, al pie del cañón. Ángel, el torilero, vestido de como Dios manda.
Papá Moura, otrora niño Moura. Vaya niña guapa y aficionada a carta cabal. Lola Arrobas ejemplo de belleza racial.
La letrada Rosalía Perera junto a su hija que debutaba como aficionada. Con aires de otro tiempo...

Por un problema técnico no podemos ofrecerles en nuestro CANAL VIDEO el resumen del festejo de rejones. Esperamos poder hacerlo en breve. Disculpen las molestias.

Si usted desea adquirir algunas de las fotografías de estas galerías no dude en ponerse en contacto con nuestro fotógrafo a través del mail gallardo@badajoztaurina.com