MIGUEL ÁNGEL SILVA - Novillero con caballos

“Siento que va a ser muy especial hacer el paseíllo en Puebla de Sancho Pérez”

0
389

Cuando se aproxima en el calendario la novillada con picadores de Puebla de Sancho Pérez, acudimos a la ganadería de Cayetano Muñoz a ver cómo se prepara el novillero Miguel Ángel Silva de cara a la cita,sin duda, más emotiva de su carrera como novillero.

Antonio Girol.-

La tarde declina en ‘Doña Elvira’. El sol se pone detrás de la arboleda que cobija a las reses del hierro de Cayetano Muñoz que el próximo sábado se lidiarán en Puebla de Sancho Pérez. Miguel Ángel Silva nos atiende tras haber despachado un novillo en la coqueta plaza de tientas de la familia Muñoz. Su encastada embestida le ha servido para pulsar su estado de forma de cara a la cita sabatina.

Una cita muy especial para nuestro protagonista, así nos lo dice nada más sentarnos a hablar: “En Puebla de Sancho Perez, en su plaza y su gente, se hallan mis raíces taurinas. Mi abuelo paterno, ‘El Lili’, siempre me llevó a ver toros con la gente de la Peña Taurina del pueblo, de él surge mi vocación y allí nace mi afición.”

Este motivo, si cabe en parte, hace que aún sea más emotivo el hecho de vestirse de luces, sobre todo porque como reconoce Miguel Ángel: “Soy una persona muy emocional en este sentido y siento que va a ser muy especial hacer el paseíllo en el primer festejo con picadores que se celebra en esta localidad.”

Miguel A. Silva en el marco incomparable de Doña Elvira.(FOTO: Gallardo)

En efecto, ese es un aliciente más para asistir a una novillada que tendrá carácter de histórica, por ser la primera con caballos que se lidie en la localidad pacense. Es de suponer que estas jornadas previas estarán siendo de nervios para un torero tan vinculado con Puebla de Sancho Pérez: “Los días previos son para disfrutarlos, bastante se sufre ya cuando va arrancando la temporada y uno no se ve anunciado en ningún lado.”

Dice esto Miguel Ángel porque desde que saliese a hombros de la plaza de Zafra, el pasado mes de octubre, no sabe lo que es vestirse de torero. Se habla mucho del gran momento que está viviendo la profesión en nuestra provincia y en su caso podemos observar la otra cara de la moneda, ya que estamos en mayo y aún no ha arrancado su particular temporada: “Desgraciadamente ni en mi tierra ni fuera de ella he podido torear desde octubre. Pero cuando es aquí, duele mucho más. Las circunstancias son estas y, por mi parte, como en Zafra, solo queda dar motivos a los empresarios y cortar las orejas para que se acuerden de uno. Es duro que pasen los meses y los contratos no lleguen, y, aunque lo considero muy injusto, la mayoría de los novilleros tiene que adaptarse a esta situación.”

Sin embargo, lejos de desanimarse, su mirada y su sonrisa contagian optimismo: “En mi caso estoy seguro de que pronto voy a arreglar mi situación. Estoy convencido de ello.”

Y con ese convencimiento ha estado preparándose durante todo el invierno y especialmente estos últimos días: “He podido hacer algo de campo. Desde aquí quiero agradecer a los ganaderos que me han abierto sus puertas y especialmente a Antonio Muñoz y su familia en donde siempre me han tratado con un cariño especial, como esta misma tarde habéis podido comprobar vosotros mismos.”

Restan horas, como aquel que dice, para que haga el paseíllo, y al preguntarle si tiene ya ganas de que llegue el sábado no me deja ni terminar la frase: “Antonio, estoy deseando.  No te puedes figurar. Tengo unas ganas enorme pues en el pueblo a la gente se le ve expectante y quiero corresponderles como merecen.”

¡Suerte, torero!

SILVA SE PREPARA EN CASA DE LA FAMILIA MUÑOZ. FOTOS: GALLARDO

Miguel Ángel Silva en Doña Elvira.
Miguel Ángel Silva Miguel Ángel Silva Miguel Ángel Silva
Miguel Ángel Silva Miguel Ángel Silva Miguel Ángel Silva
Silva junto al ganadero Antonio Muñoz y su hijo, Manu Izquierdo, Serafín Marín y personal de la casa Muñoz.