La cuadrilla de Posada de M junto a su torero

Uno para todos, todos para uno

0
1384

Quienes hacen de frontispicio a estas letras habían cruzado anoche España de sur a norte soñando con revivir un nuevo triunfo sanferminero. Sin embargo, el regreso estará ensombrecido por el dolor. Por eso, la cuadrilla de Posada de Maravillas no quiso abandonar Pamplona rumbo a Badajoz sin antes pasar por la habitación de la Clínica de Navarra para traerse con ellos, de vuelta, la eterna sonrisa de su torero, que incluso en el lecho del dolor es incapaz de perderla como se puede apreciar en la instantánea.