LLERENA - Festival taurino con picadores

Bienvenidos a Llerena

0
644

El público que llenó el coso de Llerena se divirtió en el festival taurino que sirvió para inaugurarlo oficialmente. Perera, Campos y Ángulo cortaron dos orejas cada uno por una de Finito. Garrido fue ovacionado y Leonardo Hernández paseó un rabo.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado novillos de Domingo Hernández (1º, 3º, 5º y 6º) y de Victoriano del Río (2º y 4º) Bien presentados y de buen juego en general. Destacando negativamente el quinto y positivamente el sexto para rejones.

ESPADAS:

–  Finito de Córdoba, oreja.
–  Miguel Ángel Perera, dos orejas
– Tomás Campos, dos orejas
Tomás Angulo, dos orejas
José Garrido, ovación con saludos
Leonardo Hernández, dos orejas y rabo

INCIDENCIAS: Festival a beneficio de Cáritas. Lleno en los tendidos en  tarde soleada con algunas nubes amenazantes. Se inauguró oficialmente la  plaza-auditorio de Llerena.

Llegó el día de la inauguración oficial, que no oficiosa del albero llerenense. (FOTO: Gallardo)

CLICK PARA IR A LAS SECCIONES
GALERÍA GRÁFICA

Gallardo

OTRAS IMÁGENES

Gallardo

José Manuel Medina.-

Se esperaba con ansia y buenas dosis de impaciencia este día tan señalado en la localidad de la Campiña Sur. Dos eran los principales motivos para ello: de un lado los largos años de ausencia de festejos debido al castigo al que se ha visto sometido el público de Llerena tras aquel famoso incidente que mejor no recordar; y de otro, por ser una fecha que quedará grabada en los anales de su historia, al ser el de la inauguración de este nuevo coso taurino. De ahí que los tendidos se llenaran.

Abrió plaza el cordobés Finito de Córdoba con un novillo de Domingo Hernández, que le permitió regalar al respetable esas pinceladas de toreo bueno que corre por sus venas, y que sirvieron de paso para que el público entrara de lleno en el festival. Después de un metisaca y un pinchazo colocó una estocada que le sirvió para pasear la primera oreja de la tarde.

Seguidamente Miguel Ángel Perera, con el novillo quizás más fuerte y hecho de los de lidia a pie, volvió a demostrar el momento dulce en el que se encuentra su tauromaquia. El de la Puebla del Prior destila torería hasta en la forma de andar en el ruedo. Tras un buen recibo de capote, brindó la faena a Valentín Cortés Cabanillas, presidente de la Diputación y alcalde de la localidad. Con la muleta brilló especialmente con sus típicos circulares invertidos que pusieron al público en pie previamente a la entrada a matar. Cobró un pinchazo hondo y dos descabellos. Como dos fueron las orejas que llegaron a sus manos.

Uno de los grandes atractivos de la tarde estaba en la presencia de los llerenenses Tomás Campos y Tomás Angulo. Y a buena fe se puede decir que no defraudaron ninguno de los dos. No debe ser fácil para un chaval como Campos presentarse ante su público con tan pocos festejos tras su alternativa en el zurrón. Pero a decir verdad apenas se le notó esa falta de actividad estando realmente bien con el de Domingo Hernández al que mató de gran estocada y del que paseó dos apéndices tras escuchar un aviso.

«…Uno de los grandes atractivos de la tarde estaba en la presencia de los llerenenses Tomás Campos y Tomás Angulo. Y a buena fe se puede decir que no defraudaron ninguno de los dos…»


 

Y si Campos había estado bien, ¿su paisano Tomás Angulo iba a dejarse ganar la partida? Ni soñando. Tiene raza este chaval y un valor a prueba de bombas que le llevó a pegarse un buen arrimón cuando el novillo ya no daba más de si, la media estocada que le proporcionó tenía mucha muerte lo que le valió para tocar también pelo por partida doble.

Peor suerte con los aceros tuvo José Garrido, el utrero más parado y reservón del festival le correspondió a él. No obstante supo sacarle todo el partido que tenía demostrando una tarde más que se encuentra pidiendo a gritos dar el salto de escalafón. Estuvo realmente bien el badajocense y así quedó corroborado con la gran ovación que se llevó del respetable. Lástima que se atascara con la espada porque habría recogido mayor premio.

La ausencia por lesión del maestro de Chiva, Enrique Ponce, fue cubierta por el rejoneador Leonardo Hernández que cerró plaza lidiando un toro bien presentado y que se prestó al lucimiento para el toreo a caballo. Ejecutó con verdad las distintas suertes el caballero extremeño llevando el éxtasis a los tendidos cuando clavó una rueda de banderillas cortas al violín de forma tan ceñida que hasta en un par de ocasiones el toro le tocó la cabalgadura. Y con el rejón de muerte estuvo tan acertado que nada más clavar echó pie al suelo al saber que el toro caía al ruedo sin puntilla, como así fue. Merecidas dos orejas y rabo que pusieron un broche de oro a una tarde  de tanto significado para Llerena y su comarca.


GALERÍA GRÁFICA (GALLARDO)

Segundo paseíllo en el nuevo coso de Llerena

Finito de Córdoba

Finito de Córdoba

Finito de Córdoba

Finito de Córdoba

Finito de Córdoba

Miguel Ángel Perera Miguel Ángel Perera Miguel Ángel Perera
Miguel Ángel Perera Miguel Ángel Perera

Tomás Campos

Tomás Campos Tomás Campos Tomás Campos
Tomás Campos Tomás Angulo Tomás Angulo

Tomás Angulo

Tomás Angulo

Tomás Angulo

Jose Garrido

Jose Garrido

Jose Garrido

Jose Garrido

Jose Garrido

Leonardo Hernández

Leonardo Hernández

Leonardo Hernández

Leonardo Hernández

Leonardo Hernández

OTRAS IMÁGENES (GALLARDO)

Los músicos tocan de oído y el del bombo casi a ciegas Brindis de Perera a Valentín Cortés Ni en los toros ni en esta sección puede faltar un rostro bonito
Susi, Jesús Mari y Mati Ramos Ricardo de la Gala preocupado por la mano de su acompañante Brindis de Tomás Campos
La Peña El Albero de Villafranca muy bien representada Luciano León y su esposa, dos aficionados de primera Aficionados de Valencia del Ventoso que no faltaron a la cita

Curro Damián, Luis Domínguez e Ismael Rodríguez

Angulo brindando a sus compañeros

Las familias Angulo&González apoyando a su torero

Esta sección no sería igual sin mujeres a las que ensalzar