JESÚS DÍEZ - Novillero

“Deseo demostrar que merecía haber debutado antes”

0
379

El próximo viernes debutará con picadores en la plaza de toros de Valencia de Alcántara (Cáceres) El camino hasta llegar a esa cita no ha sido fácil para un novillero que ha luchado con uñas y dientes por su oportunidad de reivindicarse. En esta entrevista nos da las claves. (GALERÍA GRÁFICA EN EL INTERIOR)

Antonio Girol.-

En la vida todo tiene su momento. Cada día me convenzo más de que eso es así. Las cosas nunca pasan porque sí sino por algo. Hoy he vuelto a refrendar esta idea tras hablar con Jesús Díez. De la conversación que hemos mantenido para esta entrevista denoto que se encuentra en esa etapa justa de madurez que te hace hablar y reflexionar con criterio y además te sirve para valorar mucho más la satisfacción del esfuerzo. Durante este tiempo en el que se ha ido macerando como persona y como torero, el novillero de Llerena  ha luchado por el sueño de verse anunciado en un cartel en el que bajo su nombre viniese escrito: “debut con picadores”. Hecho que va a ocurrir el próximo viernes en la plaza cacereña de Valencia de Alcántara. Pero lo mejor es que ustedes lo lean, y luego digan si tienen mi misma sensación.

– Jesús, ¿cómo estás viviendo estos días previos a ese esperado debut con picadores del viernes en Valencia de Alcántara?

– Pues lo estoy viviendo muy ilusionado y contento con lo que me espera el viernes. Sobre todo porque ha sido un debut muy esperado para mí, y muy luchado…

– Tengo entendido que llevas un tiempo viviendo en casa de Antonio Ferrera junto a tu amigo José Garrido preparándote a conciencia para la cita, ¿es así?

– Sí, así es. Está siendo una preparación intensa como no puede ser de otra manera estando con dos maestros de la talla de Antonio y Jose. Son dos pedazos de toreros que entrenan muy intensamente y que a mí me está sirviendo una barbaridad porque estoy cogiendo muchas cosas de cada uno. Pero sobre todo estoy muy feliz de poder compartir estos días con ellos.

Jesús Díez, novillero que debutará el viernes en Valencia de Alcántara (FOTO: Gallardo)

– ¿Cómo es esa preparación?

– Por la mañana al levantarnos damos un paseíto y después corremos. Tras esa parte física vamos a la placita de tientas que tiene el maestro Ferrera y allí toreamos de salón y me corrigen aquellos defectos que me hayan podido apreciar en el campo. Por la tarde, de nuevo otro paseíto largo, otra vez toreo de salón y rematamos con mucho carretón.

– Lo que se dice un ‘tute’ con todas las letras

– ¡Tela! Porque además son incansables. Esa raza que muestran en la plaza es producto de la que tienen en los entrenamientos. Es una maravilla poder compartir esta experiencia con dos toreros de su talla.

– Recuerdo que en una novillada sin picadores en 2011 en Zafra rompiste los esquemas preestablecidos porque en ese festejo las miradas previas estaban depositadas en otros compañeros tuyos de la Escuela de Badajoz, y curiosamente golpeaste con una fuerza que llamó la atención

– Había toreado siete días antes en Usagre y al entrar a matar me llevé un golpe muy fuerte en una voltereta y se me salió el hombro. Me pasé cinco días en una clínica y los otros dos con Garrido en Portugal. Nos fuimos allí a entrenar alejados de cualquier ruido. Que de ahí viene el que le brindase el novillo de Zafra. Un novillo de El Freixo que fue muy bueno. A pesar de torear el primero conseguí conectar con el público y encima maté de un espadazo que hizo que me diesen las dos orejas.

Toreando muy encajado en la tarde que comenta de Zafra (FOTO: Gallardo)

– Yo añadiría que además de la espada lo que hizo que tocases pelo fue también el temple que demostraste con la muleta. Algo que personalmente me llamó mucho la atención y que valoré en mi crónica de ese festejo.

– Sí, lo hice todo muy despacio. Tanto a la hora de ir al novillo como a la de enjaretar los pases. Es verdad lo que dices que ese día toreé con mucho temple.

– Te habíamos perdido la pista en el último año cuando sales por edad de la Escuela Taurina de Badajoz y curiosamente en la final del Certamen del Patronato que tuvo lugar en tu pueblo, en Llerena, actuaste fuera de concurso y en medio de un auténtico aguacero, el piso de plaza hecho un lodazal y con un novillo muy a contra estilo volviste de nuevo a dar otro toque de atención. Era como si dijeses: “No olvidarme que sigo aquí”

– Hombre no es que estuviese quitado de esto porque he seguido entrenando para los ajustes que me iban saliendo, que eran pocos pero que pude ir aprovechando como la novillada de Málaga del certamen de Canal Plus. Luego vino ese festejo al que te refieres de Llerena, en el que empezó en el quinto a llover como si no lo hubiese hecho en la vida. Hasta tal punto que mis paisanos me sacaron a saludar antes de que saliese el novillo y yo llevaba el capote en vilo para que no se me mojara. Pensaba, como se ponga el capote chorreando no voy a poder manejarlo de lo que va a pesar. La verdad es que el eral, como bien dices, tenía unas hechuras muy de aquella manera pero creo que le pegué pases muy buenos. Y al entrar a matar, al haber tanta agua en el ruedo, en el primer intento me resbalé y lo pinché. Y ya en la segunda le pegué un espadazo.

– Se te vio ese día, y a pesar de todos esos hándicaps a los que te refieres, con una felicidad tremenda en el ruedo.

– Es que disfruté muchísimo. Como también disfruté mucho en Azuaga

– Esa fue en una novillada del certamen de Canal Extremadura, si mi memoria no me falla…

– Exactamente. Esa tarde la hemos estado recordando hoy con Garrido y el maestro Ferrera. Fue una novillada en la que corté cuatro orejas. A los dos novillos los paré de rodillas y creo que ha sido uno de los días en que mejor he toreado en mi vida. Luego hubo mucha polémica porque con cuatro orejas cortadas y esas dos actuaciones no pasé a la final de aquel año. ¡Qué le vamos hacer!…

–  Jesús, para aquellos que lean la entrevista y no te hayan visto hasta ahora torear, ¿cómo te definirías tú como torero? ¿Qué pueden ver en ti el próximo viernes en Valencia de Alcántara?

– Van a ver a un torero muy entregado. Creo que estoy preparado para el debut. En una novillada por la que ha luchado mucho para estar en ella. De mi parte no se va a quedar nada ni en el hotel ni en la plaza.

– ¿Te llega en el momento oportuno de madurez?

– Sí, también lo siento así. Tú sabes que estuve peleando para entrar este año en Olivenza y aunque en un primer momento cuando vi que no me ponían en el cartel me llevé una decepción, luego he meditado y puede que haya sido porque el que está arriba lo ha querido de esa manera. Para que pudiese estar este tiempo haciendo campo y conviviendo tanto con Ferrera como con Garrido, con lo que ello supone. Quiero aprovechar para darle las gracias púbicamente a los dos porque no tengo más que palabras de agradecimiento por cómo se han volcado conmigo y cómo me están tratando.


“…Quiero aprovechar para darle las gracias púbicamente a Antonio Ferrera y José Garrido porque no tengo más que palabras de agradecimiento por cómo se han volcado conmigo y cómo me están tratando….”

– Cuando se abra la puerta de cuadrillas el próximo viernes y ataque la banda con el pasodoble y veas que los alguacilillos espolean a sus cabalgaduras, ¿en quién vas a pensar?

– Ha sido oírte decir esto del cerrojazo y la música y demás y se me han puesto los pelos de punta. Mira quizás este feo decirlo pero quiero serte sincero: voy a llevar gatos en la barriga porque deseo demostrar que merecía haber debutado antes. Por eso mi mentalidad es  que cuando salga al ruedo tengo que ser el número uno. Será de que he estado siempre en contacto con toreros antiguos que no soy de besos en el patio de caballos sino de dar la mano, desear suerte a todo el mundo, y a partir de ahí como decía César Girón…

– ¿Estrenas traje para esa tarde?

– Es uno especial. Hay gente que igual no lo va a conocer, pero lo diré ese día. Es un traje muy bonito, ya lo veréis.

– ¿Has podido ver el ganado?

– Fue a verlo Germán, un matador de toros de Aranjuez que me está ayudando, y me dijo que si quería me mandaba las fotos. Pero yo prefiero no verlo porque así me imagino que es más grande.

– A ver, explícame eso que me parece como poco curioso…

– Sí, porque tengo una manía y es que me imagino que lo que me espera es muy grande, como si fuese una novillada para Madrid o una corrida de toros. Y me imagino también que va a presentar complicaciones. Este ejercicio lo hago en los entrenamientos. Me sirve porque luego cuando salga en la plaza será más cómodo a como me lo he ido figurando y me resulte más fácil.

– ¿Cómo se presenta el futuro?

– Bueno me han dicho que van a ir varios empresarios a verme a Valencia de Alcántara. Y he tocado a la empresa de Badajoz por si da una novillada con caballos que haya posibilidades de estar en ella. Ojalá el próximo viernes deje el listón bien alto y pudiera entrar en San Juan.  Ilusión no me falta de cara al debut y entiendo que voy preparado para ese novillo que va a salir por chiqueros.

Jesús Díez con la marca de un golpe sufrido a portagayola en Badajoz (FOTO: Gallardo)

– La verdad es que oyéndote das esa sensación de seguridad de la que hablas

– Tengo la gran suerte de que estos días he paseado mucho con el maestro Ferrera y él me dice siempre: “Jesús, esa tarde tienes que volar. Que se te vea fácil y con la naturalidad que te he visto en el campo” Porque la verdad se ha portado divinamente. Me ha echado un montón de vacas y también novillos. Han venido ambos conmigo al campo. Son dos fueras de serie.

– Jesús, que tengas mucha suerte el viernes y lo que venga después en la temporada

– Muchas gracias Antonio. Y también por la entrevista.


ASÍ TOREA JESÚS DÍEZ. FOTOS: GALLARDO

Jesús Díez Jesús Díez Jesús Díez
Jesús Díez Jesús Díez Jesús Díez
Jesús Díez Jesús Díez Jesús Díez