L.G. LÓPEZ OLEA - Ganadero C. de la Corte

“Ni he vendido, ni vendo, ni venderé”

0
637
Luis Guillermo López Olea, ganadero de El Conde de la Corte (FOTO: Gallardo)
Luis Guillermo López Olea, ganadero de El Conde de la Corte (FOTO: Gallardo)

“…Solo te puedo decir que, según mis noticias, Isidro Prieto no ha pedido ingreso en ninguna asociación ganadera de bravo. Que vengan quienes afirman esa noticia y me digan en qué asociación ha solicitado su ingreso el señor Prieto con vacas del Conde de la Corte…”

Antonio Girol.-

Las redes sociales echaban ayer tarde humo a raíz de una foto publicada en twitter, en la que se veían cinco camiones abandonando Los Bolsicos, la finca en la que pastan desde 1920 las reses del Conde de la Corte. Rápidamente los comentarios no se hicieron esperar. Tras conocer la noticia hemos querido contrastarla con el ganadero Luis Guillermo López Olea, el cual nos ha recibido con la amabilidad que siempre le ha caracterizado hacia este portal.  Esta son sus palabras.

– Luis Guillermo, buenos días, ayer salía una información en redes sociales en la que se veía una serie de camiones saliendo de Los Bolsicos y se formó un alboroto tremendo, ¿qué nos puede contar?

– Os puedo contar que yo poseo un epígrafe por el cual contribuyo al Estado español para que suba la economía de este país a través de la compra venta de ganado. ¿Que ayer salieron cinco camiones de Los Bolsicos? Sí, gracias a Dios. Pero en esa foto se ve perfectamente el color de los camiones, no el del ganado que iba dentro. ¿Qué pasa? ¿No puedo vender cinco camiones de ganado un día?  ¿Por qué no han puesto la foto de llegada a destino?

–  Por tanto, de venta de la ganadería del Conde de la Corte, ¿nada de nada?

– Para que haya venta de ganadería o parcialmente venta de reproductores, y remarco reproductores, hay que firmar ante el Libro Genealógico un documento que se llama GL-5, que es una transacción total o parcial de reproductores, y yo no he firmado ninguna en el año 2015. Ponlo ahí que quede claro: ni he vendido, ni vendo, ni venderé. ¿He reducido cabezas? Sí, como todo el mundo.

– Pero reducir cabezas es algo que en los últimos años ha sido muy común en el campo bravo, de ahí a lo que se está publicando va un abismo…

– Vamos a ver Antonio, ¿que he reducido la cabaña de bravo? Cierto. Pero como lo ha hecho Jandilla, Juan Pedro, Los Lozanos…todo el mundo.  No he hecho más que ejercer mi actividad económica. Voy a contestar como contestó un día José Antonio Martínez Uranga: a ver si va haber una ley especial para el Conde de la Corte y otra para los demás. Todos los ganaderos hemos tenido que quitar ganado. Además porque han cambiado las bases de la política agraria común de la Unión Europea, a la que está subscrita no Luis Guillermo López Olea sino el Estado español. ¿Qué le digo entonces yo a los señores de Bruselas, que no voy a quitar ninguna cabeza? A ver, si está todo el mundo quitando porque han variado las circunstancias.

– ¿Entonces esa noticia de que Isidro Prieto se hace ganadero con reses del Conde de la Corte?

– Pues que le pregunten a Isidro Prieto. Solo te puedo decir que según mis noticias, Isidro Prieto no ha pedido ingreso en ninguna asociación ganadera de bravo. Que vengan quienes afirman esa noticia y me digan en qué asociación ha solicitado su ingreso el señor Prieto con vacas del Conde de la Corte. Más claro, el agua.

– ¿Pero en esos camiones iban animales de raza de lidia?

– En esos camiones, como te he dicho, iban animales de todos los colores. Entre ellos de raza de lidia, pero es que yo toda mi vida he matado vacas viejas y  el desecho. Y que yo sepa el ganado que va al matadero va en camiones. Si coinciden el mismo día cinco camiones en la salida de Los Bolsico… Te vuelvo a repetir que gracias a Dios porque es señal de que vendo porque de eso vivo: de vender y comprar. La famosa foto de los camiones saliendo de Los Bolsicos (@mulillero)

– Me alegra escuchar de su boca que todo ha sido una malinterpretación de una foto

– Lo que no se puede formar es la que se ha formado por una fotografía que ponga una persona en twitter. Ah, y aviso a navegantes, especialmente hacia algún compañero ganadero, o más bien compañero entre comillas, al que aprovecho para decirle que no se ve venir nada porque no he vendido reproductoras mías.  Que ya está bien…

– Tras esas reducciones de ganado de la que nos ha hablado, ¿con cuántas vacas se ha quedado?

– En mi ganadería hay 120 vacas reproductoras entre los dos hierros. Estoy pensando en dejar un solo hierro. No lo he hecho todavía, pero lo estoy sopesándolo. Años atrás cuando tenía cerca de cuatrocientas cabezas bravas tenía sentido, pero ahora…Sobre todo cuando los dos hierros son de lo mismo. Nunca me he escondido y más claro no te puedo hablar.

– En cuanto a lidiar, cada vez es más difícil que podamos disfrutar de los toros condesos en los ruedos…

– Este año los señores empresarios han decidido que son ellos los que ponen precio a mi ganado, pues no me da la gana que sea así porque en mi casa el precio de las reses siempre se lo hemos puesto nosotros. Así lo hacía mi tío, lo hacía mi padre, y lo hago yo.  No digo que lo mío sea palabra de Rey, pero que el precio lo marco yo.  Luego llegaremos a un acuerdo, o no. Pero qué es eso de que llegue un empresario a mi ganadería y me diga esto es lo que hay…Así mejor que no vengan.  Es que no conozco ningún otro sector donde ocurra algo así. Vamos, que yo voy a una tienda a comprar una camisa y le digo al tendero por esta camisa doy cinco euros…  Esa prenda tiene un precio en la etiqueta y ese es el que hay que pagar, ¿o no? ¡Entonces! ¿Por qué tenemos los ganaderos que soportar estos abusos?

– ¿Los ruedos de antes son las calles de ahora?…

– Si tengo que lidiar en las calles, lidiaré en las calles. Si tengo que matarlos en el matadero, así lo haré. Si tengo que quemarlos en mi plaza, se quemarán. Pero que yo nací ganadero y me moriré ganadero, también te lo digo. Y en Los Bolsicos mientras viva Luis Guillermo López va a seguir habiendo ganado de lidia. No te puedo hablar más claro.

– Gracias ganadero

– A vosotros.