ANTONIO FERRERA - Torero

“Cuando me pueda volver a poner el traje de torear que sea con todas las de la ley”

0
422

Es el gran ausente de este inicio de temporada y no solo en los ruedos extremeños sino en plazas de la importancia de La Maestranza, en cuyo ruedo triunfó en las dos últimas. Una inoportuna recaída en la lesión que sufriese el pasado junio ha sido la causante de que Antonio Ferrera no haya podido vestirse aún de luces. De ahí que en BADAJOZ TAURINA hayamos querido testar de primera mano cómo está recuperándose

Antonio Girol.-

A veces la vida te pone a prueba de la manera más inverosímil que puedas imaginar. Es como si el destino, burlón y travieso, quisiera retarte. Por eso a los que somos impacientes nos tortura haciendo que tengamos que conocer de primera mano el remedio casero de la espera, y a los que son inquietos le tantea con la medicina del sosiego. Parafraseando a nuestro protagonista quizás sea acertado decir aquello de “será para bien”, a la hora de referirnos a este chacotero juego del azar. Así, con ese talante, lleva afrontando Antonio Ferrera el tener que estar inactivo desde el pasado junio cuando una inoportuna rotura de hueso le frenó en seco. Unido al posterior contratiempo de no poder reaparecer en el inicio de esta temporada por una inoportuna recaída en su recuperación. Pero nadie mejor que el diestro pacense para contarnos cómo está viviendo estos meses y para demostrarnos que su temple trasciende más allá del que aplica con su muleta en los ruedos.

– Antonio, lo primero que toca preguntarte es ¿cómo te encuentras?

Antonio Ferrera atendiendo a Badajoz Taurina en Los Almorchones (FOTO: JM Ballester)

– Bien dentro de las circunstancias y de la recuperación lógica y normal que he tenido que pasar de nuevo. Pero me encuentro bastante bien.

– Dices de nuevo porque hace unos meses tuviste que parar en tu recuperación de la fractura que sufriste en el brazo derecho el pasado junio

– Así es, había empezado a entrenar de cara a la temporada actual y surgieron unos problemillas en el brazo que han requerido de una nueva intervención para solucionarlos. De ahí que haya tenido que comenzar otra vez con la recuperación y el reposo necesario para este tipo de lesiones

– ¿Cómo estás viviendo todo este proceso?

– Hay etapas que las vives en un primer momento con más dureza al ver cómo estabas enfocando toda la preparación para iniciar la temporada y de repente te encuentras con que llegan ferias como Olivenza, Castellón, Valencia, Sevilla o Madrid, y no puedes estar en esos carteles en lo que quisieras estar anunciado. Pero luego está el factor personal que es intentar que todas estas circunstancias, que no son fáciles, saquen lo mejor de uno mismo.

– ¿Cómo se logra sacar ese aspecto positivo?

– Para ello lo mejor es rodearse de momentos que hagan que el día a día sea intenso para seguir andando el camino y continuar metido en la profesión tanto mental como físicamente en aquello que el brazo me lo permite como si estuviese haciendo temporada. De ahí que mi diario sea prepararme a la vez que me recupero para que si Dios quiere cuando me pueda volver a poner el traje de torear que sea con todas las de la ley

– ¿Te han comentado los médicos algo sobre los plazos para la reaparición?

– No, y tampoco quiero que me digan nada al respecto. Lo que estamos haciendo es hablar de procesos evolutivos positivos. Lo único que espero, y deseo, es que sea más pronto que tarde

– Te hacía la pregunta anterior porque no son pocos los aficionados que preguntan cuándo volverás a los ruedos. Podría decirse que la afición te espera como agua de mayo.

– La verdad es que estoy muy agradecido del afecto de todas esas personas que desde un primer momento me han demostrado un cariño que es medicina muy importante para cuando los toreros estamos parados por lesiones de larga duración como es esta del brazo. En este sentido me siento un hombre privilegiado. Solo puedo añadir que cuando vuelva a estar delante de la cara del toro me encargaré de devolverles a todos ellos estas muestras de cariño que me llevan regalando desde el mismo día del percance.


“…cuando vuelva a estar delante de la cara del toro me encargaré de devolverles a todos ellos estas muestras de cariño que me llevan regalando…”

– El pasado invierno diste un giro en tu administración profesional cambiando de apoderado, ¿qué tal con Santi Ellauri y Manolo Tornay, tus nuevos mentores?

– Muy contento e ilusionado. Son dos personas entregadas en cuerpo y alma a lo que es el torero y su persona, con lo que ello supone.  Se les nota su profesionalidad y eso es motivo de ilusión para todos.

– Imagino que todo este tiempo de inactividad te habrá servido para dedicarle más horas a tu ganadería

– La verdad es que cuando uno ha llevado su vida en una rutina profesional tan exigente como ha sido en mi caso no puede dedicar todas esas horas que en estos últimos meses le he dedicado a mi ganado. Ahora estoy viviendo en mi vida otra faceta de primera mano cómo es la de mi ganadería que me sostiene con ilusión y motivación. Además de estar viviéndola muy a flor de piel.

– Tú has sido un torero que no has tenido nunca inconveniente en compartir cartel, ¿qué opinión te merecen estos nuevos tiempos?

– Por lo que a mí me toca por la cercanía con José Garrido me alegra ver a un torero que comienza su camino como él lo ha comenzado. Porque no hay que olvidar que de novillero marcó un tempo muy importante, pero eso luego hay que refrendarlo con la alternativa y Garrido ha sido capaz con su espada y su muleta de hacerlo. Con lo que ello supone de pureza que es lo que al final le va a dar credibilidad al toreo en el futuro.

– Hoy día se habla mucho de toreo emergente, ¿cómo lo veis aquellos toreros más veteranos?

El diestro pacense sonriente mientras contestaba a las preguntas (FOTO:JM Ballester)

– El toreo es emergente cuando hay un torero que es capaz de hacer cosas importantes delante de la cara de un toro indistintamente de que sea o no joven. No cabe dudas de que los toreros jóvenes son necesarios generacionalmente pero después el día a día del toreo da igual si tienes veinte, veinticinco, treinta o treinta y cinco años. Lo importante es transmitir verdad. Y el que sea capaz de transmitirla con la máxima transparencia será el que emocione a todo el mundo. Y actualmente lo que se está ganando en el toreo actual es esa transparencia en la que los que en sus formas y conceptos sean capaces de transmitir serán lo que ilusionen al aficionado.

– Por tanto, de tu reflexión se puede extraer que la ilusión no está reñida con la edad

– Efectivamente. Además, en lo que a mí me toca espero poder también seguir emocionando al público con mi tauromaquia como lo he hecho a lo largo de toda mi carrera.

– Gracias Antonio por recibirnos en tu casa, aquí en Los Almorchones donde pasta tu ganadería de La Peregrina, y por permitir que los lectores de BADAJOZ TAURINA puedan conocer de primera mano qué tal te encuentras.

– Muchas gracias a vosotros y a todos los aficionados por las muestras de cariño.

OTRAS IMÁGENES. FOTOS: JM BALLESTER

Antonio Ferrera en la puerta de su ganadería Repasando los seis victorinos de la gesta de Badajoz
Una de las madres de su ganadería con su rastra Añojos y erales de La Peregrina Utreros del hierro de Antonio Ferrera