MIGUEL ÁNGEL SILVA - Ante su alternativa

“Tenía que ser en Zafra, ante la gente que quiero”

0
1006
Miguel Ángel Silva imaginando su alternativa (FOTO: Gallardo)
Miguel Ángel Silva imaginando su alternativa (FOTO: Gallardo)

Pasear con Miguel Ángel Silva por Zafra cuando faltan poco más de 48 horas para su alternativa es una manera de mostrarles no solo al torero si no también al hombre, por eso hemos querido hacer esta entrevista para que ustedes conozcan a ambos reunidos en la misma persona.

Antonio Girol.-

Faltan pocas jornadas para que Miguel Ángel Silva cumpla su sueño: tomar la alternativa. Por eso hemos querido testar cómo está viviendo estas horas previas. Para ello, nada mejor que acercarnos a Zafra para recorrer junto a él los rincones más especiales de su ciudad. Aquellos en los que de la mano de su abuelo forjó su afición. En los que tantas veces imaginó que un día sería matador de toros. Un día que cada vez está más cerca en el calendario.

– Miguel Ángel, ¿cuántas veces has paseado por estas calles soñando con tomar la alternativa en tu localidad?

– Muchas. Te mentiría si dijese lo contrario. Tenía que ser en Zafra, ante la gente que quiero y aprecio, como broche de temporada. Innumerables son las veces que, a plaza vacía, he imaginado este día mientras trazaba una faena de ensueño.

Miguel Ángel Silva paseando por Zafra (FOTO: Gallardo)

– Te ha costado lo suyo que ese sueño se cumpliese, ¿no?

– Mi trayectoria de novillero no ha sido precisamente un camino de rosas. Pero estos días prefiero olvidar todo eso, estoy feliz. He aprendido a no anhelar una vida sin dificultades. Los robles crecen fuertes con vientos en contra y los diamantes lo hacen bajo presión.

– El sábado vas hacer el paseíllo en una plaza en la que estás casi inédito. En toda tu carrera solo has matado en ese ruedo un eral y un utrero, se puede decir que eres incluso una novedad para tus paisanos…

– Totalmente. Por ese patio de cuadrillas paso todos los días con un chándal puesto, vestido de luces solo lo he hecho dos veces. Me motiva saber que hay muchas personas que van a verme torear por primera vez, también otras que esperan ver a un torero ya más maduro. El ambiente que se respira en estos días previos es muy agradable.

– ¿En quién vas a pensar cuando esa mañana te levantes en tu casa y el reloj comience su particular cuanta atrás hacia las cinco y media de la tarde?

Miguel Ángel Silva imaginando su alternativa (FOTO: Gallardo) Egoístamente en mí. En lo que me ha costado llegar hasta aquí. En las risas y en los llantos. En el éxtasis de los triunfos y en la decepción de los fracasos. En todo aquello que me ha hecho un hombre y me ha formado en valores para afrontar la vida. Por supuesto también en mi familia y amigos. Comienza una nueva etapa y tengo la ilusión intacta, eso es lo más importante.

– ¿Estrenarás vestido para la ocasión? Voy a ser original y no te voy a preguntar el color, así lo dejamos en sorpresa y oro. Bueno, suponiendo que sea bordado en oro…

– Así es. Sorpresa y oro, para no romper el misterio (sonríe)

– ¿Sabes de quién serán los dos toros que lidiarás el sábado o vais a sortear?

– De Cayetano Muñoz y Zalduendo

– ¿Da mucho vértigo cuando te dicen en las negociaciones previas que el padrino de alternativa puede ser Morante?

– Todo lo contrario. Estoy feliz porque todo el contexto de la alternativa es muy especial.

– Miguel Ángel, tú que eres un creyente fervoroso hasta el punto de portar en tu costal al Cristo de la Oración en el Huerto ¿qué te sugiere que el destino o llamémosle como queramos haya querido que la alternativa coincida con una fecha marcada a fuego en tu vida como es la del 1 de octubre?

– Cuánto menos curioso ¿verdad? Justo cuatro años después de estar a punto de perder la vida, tomaré la alternativa. El toreo es así de mágico. Y lo haré ante los míos, los que estuvieron en esos momentos tan duros. Aunque soy hombre de fe, también soy muy escéptico e inestable. Pero tengo claro que Dios me tenía guardado este día.

– Tu caminar por la profesión se puede catalogar de duro peregrinaje. A lo que antes comentábamos de que prácticamente estás inédito en tu localidad de residencia hay que sumarle que cada temporada has tenido que ir, como las hormiguitas, buscándote la vida con la ayuda de José María Alonso, tu apoderado. ¿Qué has encontrado en su persona?

Persona de fuertes convicciones como demuestra de continuo (FOTO:Gallardo)

– La palabra es confianza. Tanto en él como en su hermano Ángel. Yo en ellos y ellos en mí. Empezamos juntos desde que toreaba sin caballos, esa longeva fidelidad no es fácil.

– De hecho, cada temporada has ido aumentando el número de actuaciones. De las 10 de tu primer año con caballos pasas a 16 al siguiente y 21 en la temporada pasada. Son números que hablan por sí solos a la hora de demostrar que te lo has ganado en el ruedo. Supongo que también habrás perdido algunos en los despachos, ¿no?

– Por ello puedo dormir con la conciencia muy tranquila. He lidiado diferentes encastes, he pisado las grandes ferias de novilladas, he dado la cara en Madrid y Sevilla. Es cierto que he pinchado triunfos importantes, pero también lo es que me han quitado contratos que me había ganado.

– Tú eres un torero atípico. Me explico, a diferencia de otros jóvenes que apuestan toda su fortuna a triunfar en los ruedos, en tu caso, entiendo que, con muy buen criterio, has diversificado optando por formarte también con una carrera universitaria que sumar a la taurina. ¿Qué tal se compaginan ambas carreras?

Miguel Ángel compagina dos carreras (FOTO:Gallardo)

– Desde un principio lo tuve claro Antonio. Veía que, a medida que iban creciendo en esta profesión, mis compañeros abandonaban sus estudios. Quizás mi decisión haya condicionado que mi evolución haya sido más a fuego lento, o quizás no, no lo sé. Lo que si te puedo decir es que no me arrepiento. Desde pequeño me apasionó el mundo de la comunicación. Costase lo que costase, tenía que conseguir llevar a la par ambas carreras. A día de hoy, lo he conseguido y, por qué no decirlo, estoy muy orgulloso de ello.

– ¿Qué te han dicho los compañeros de facultad?

– Que irán a verme. La mayoría desconocían este mundo. He intentado acercarles la tauromaquia en la medida de mis posibilidades. Creo que se debe trabajar mucho en este campo, y de manera urgente.

– ¿De qué manera crees que se podría actuar en este tema? ¿Qué fórmulas se te ocurren?

–  Sería muy importante que, al igual que se ha hecho en materia jurídica, se trabaje en establecer un organismo especializado en el campo educativo y pedagógico. Me explico, en cuatro años de convivencia con universitarios de mi edad, he podido comprobar que en un noventa y mucho por ciento de los casos, los toros es un tema tabú. Aun sin haberlo conocido de cerca, la mayoría de mis compañeros muestran actitudes aprensivas. Aquí es donde debemos incidir, en la normalización para lograr la aceptación. Por otra parte, en general, los toros siguen siendo un espectáculo caro para el bolsillo de los jóvenes.

– A lo largo de la carrera de un novillero hay mucha gente que va dejando sedimentos en su formación, ¿cuáles han sido en tu caso? Si los ha habido, claro…

-Ha habido muchas personas que me han aportado cosas. En lo personal y lo profesional. Creo que no es necesario nombrarlos, pues sería injusto dejarme a alguien atrás. Ellos lo saben y les estaré siempre agradecido.

– Miguel Ángel, el equipo que formamos BADAJOZ TAURINA te deseamos mucha suerte para el sábado y sobre todo para el nuevo camino que se abre a partir de ahora en tu vida taurina. Disfruta del día y de paso haznos disfrutar a los aficionados.

– Estoy seguro que así será. Yo estoy disfrutando desde ya. Gracias y un fuerte abrazo.

OTRAS IMÁGENES DEL PASEO CON MIGUEL ÁNGEL SILVA. FOTOS: GALLARDO

Una nueva puerta se abre en su camino... ...A la que mirar de frente... ...y estar pendiente de cualquier detalle
Agradecemos la amabilidad y facilidades que Casa Palacio Conde de la Corte y Parador de Turismo de Zafra han facilitado a BADAJOZ TAURINA a la hora de hacer las fotografías que acompañan a esta entrevista. Sin su generosidad desinteresada no hubiese sido posible completar este paseo.