Mario Coello repasa su trayectoria en el Club Taurino de Badajoz

0
472
El diestro Mario Coello con el cartel de su alternativa, obsequio del Club Taurino de Badajoz (FOTO: FL)
El diestro Mario Coello con el cartel de su alternativa, obsequio del Club Taurino de Badajoz (FOTO: FL)

El veterano diestro luso fue el protagonista de la cuarta conferencia de la Semana Pacense del Club Taurino de Badajoz. Por medio de anécdotas e historias repasó su vida en los ruedos tanto en su época de banderillero como de matador de alternativa que recibió precisamente en Badajoz de manos de Julio Aparicio.

Redacción.-

        El diestro Mario Coello fue el protagonista de la cuarta conferencia de la Semana Pacense organizada por el Club Taurino Extremeño de Badajoz.  El torero portugués, que fue presentado por los cabos Nuno Malato Correia y José María Pires da Costa de la A.P. de Moita, narró sus vivencias como torero de plata y posteriormente de oro. El veterano matador inició su intervención contando que Julio Aparicio en la ceremonia de doctorado le dijo que Badajoz era tierra de buena gente. Una tierra que él ya conocía por sus andanzas como banderillero. Ya que su formación como torero se llevó a cabo al modo antiguo, es decir, primero fue rehiletero y posteriormente tomó la alternativa. A estilo de grandes diestros como El Guerra.

        De su época en la plata dijo que su primera comparecencia en Badajoz fue a las órdenes de Isidoro Alcón ‘Litri II’. Su carrera discurrió a las órdenes afamados diestros, como su compatriota Antonio Dos Santos así como con muchos rejoneadores. Narró también que por ley le era imposible actuar con toreros españoles. Una vez derogada la prohibición lo hizo con Paco Corpas con quien compartió tercio de banderillas en numerosas ocasiones. Hasta el punto de que su nombre aparecía en los carteles con mayor tipografía al de los matadores dado su enorme popularidad. No quiso dejar la oportunidad de alabar a todos los toreros con los que estuvo, de quienes dijo que aprendió mucho a lo largo de su trayectoria.

        Tras veintitrés años de profesión alentado por Antonio Bienvenida decidió cambiar de metal en el bordado de sus trajes y después del aprendizaje como novillero tomó la alternativa en Badajoz de manos de Julio Aparicio. Narró asimismo que sus inicios fueron duros ya que no poseía técnica alguna más allá de quedarse muy quieto. Poco a poco fue adquiriendo esta hasta completar una carrera como diestro de alternativa en la que vistió el oro en mil cuatrocientas setenta y dos ocasiones.

       Habló también de los muchos tentaderos que hacía cada año. Hasta el punto de torear del orden de quinientas a seiscientas vacas por temporada.

       Con un repaso por las distintas personalidades del cine y la cultura que conoció durante su carrera puso punto final a una conferencia interesante y didáctica que hizo las delicias de los presentes, quienes no quisieron dejar pasar la oportunidad de preguntarle en el turno de coloquio que se abrió una vez finiquitada su alocución.

       Al término de la charla, Francisco Naharro, directivo de la entidad, le hizo entrega de una copia del cartel de su alternativa que agradeció efusivamente.

       Mañana, a las ocho y media de la tarde, se celebrará la jornada de clausura en la que intervendrán los diestros Javier Solís e Israel Lancho junto a Moreno de Terry, quienes hablarán de su trayectoria en los ruedos y sus vivencias como maletillas.