OLIVENZA - 1ª de abono

El esfuerzo siempre tiene recompensa

0
852
Garrido y Luis David a hombros
Garrido y Luis David a hombros

La primera del abono oliventino cumplió con las expectativas que había creado en los aficionados tras el buen juego que el año anterior dieron los toros de Joselito. José Garrido y Luis David, que repetían con las dos divisas del maestro madrileño, salieron a hombros tras desorejar por partida doble y triple a sus lotes. Toñete en cambio solo pudo cortar una oreja de su primero que le fue entregada en la enfermería mientras le intervenían de una cornada en el muslo derecho.


OLIVENZA – Corrida de toros

TOROS: Se han lidiado toros de El Tajo (1º, 3º, 4º y 5º) y La Reina (2º y 6º), bien presentados en conjunto. Destacó el tercero por sus excelentes hechuras. El 4º fue ovacionado al arrastre y al 5º, de nombre Atlético y herrado con el 45 se le premió con vuelta al ruedo en el arrastre. El 1º fue noble, pero muy justo de fuerzas. Los peores: 2º, mansito y 6º, sin raza.

TOREROS:
José Garrido (de canela y oro), ovación con saludos, dos orejas y palmas en el que mató por Toñete.
Luis David (de obispo y oro), oreja y dos orejas.
Toñete (de azul rey y oro), oreja en el único que mató.

INCIDENCIAS: Casi lleno en tarde de temperatura agradable. Saludó en banderillas Miguel Martín al parear al tercero. Tito Sandóval fue ovacionado tras picar a ese toro. Toñete resultó herido al entrar a matar y tuvo que ser intervenido en la enfermería con el siguiente parte médico: «Durante la lidia del tercer toro ha ingresado en la enfermería de la plaza de toros de Olivenza, Antonio Catalán Palazón, matador de toros, el cual sufre herida profunda en cara interna del tercio superior del muslo derecho, con hematoma y pequeña erosión de piel. Con anestesia local se procede a la apertura de herida encontrando hematoma que rompe fascia del cuádriceps y contunde el músculo en 10 cm. Limpieza y lavado, revisión, hemostasia, colocación de drenaje, cierre de la fascia, cierre subcutáneo y piel. Se traslada a la Clínica Clideba de Badajoz. Pronóstico: Grave. Firmado: Doctor Antonio Nieto Soler»


Antonio Girol.-

       Acertó la empresa repitiendo con los toros del maestro Joselito tras el buen juego que dieron el pasado año. Y volvió a acertar el ganadero madrileño con el lote de astados con los hierros de El Tajo y La Reina que reseñó para esta ocasión. En especial con los corridos en tercero, cuarto y quinto lugar que tuvieron motor y raza. El primero tuvo poca fuerza, pero fue muy noble. Solo los del hierro de La Reina no estuvieron a la altura. El segundo pecó de manso en los dos primeros tercios y el sexto claudicó en cuanto se sintió podido.

       De las tres veces anteriores en que José Garrido ha hecho el paseíllo como matador en Olivenza, en dos se quedó con la miel en los labios de cortar dos orejas a un mismo toro. Afortunadamente en esta ocasión ha podido resarcirse. Ocurrió en su segundo. Al que quitó del caballo por vistosas tapatías. Y con el que atacó desde el minuto uno para que el astado fuese para adelante. Y una vez que lo hubo ahormado le extrajo dos series muy buenas de naturales en los medios. No cejó en su empeño de buscarle las vueltas al de Joselito y de esa manera logró una gran tanda con la diestra a base de tesón y entrega. Faena de torero poderoso y cabeza bien amueblada que en esta ocasión si tuvo la recompensa buscada. Al de El Tajo se le despidió con una cerrada ovación.

       Por delante había jugado al más alto del encierro. Un toro que estaba muy en el límite de fuerzas como evidenció perdiendo las manos en reiteradas ocasiones a pesar de habérsele cuidado mucho en el caballo y banderillas. Exigía, por tanto, temple y tesón en la faena de muleta y Garrido pulsó perfectamente la distancia y la altura con la zurda. Por el derecho no pudo lucirse al quedarse el astado siempre en las zapatillas. Terminó en cercanías.

       Con el que cerró plaza, que toreó por percance de su compañero Toñete, nada pudo hacer ya que el astado de La Reina fue el más deslucido del encierro y echó muy rápido la persiana. Solo le permitió un precioso saludo a la verónica y un bonito galleo por chicuelinas para ponerlo en suerte.

      El mexicano Luis David sorteó un lote de diferente calado. Su primero, segundo de la tarde, manseó de salida. Huía de los capotes y costó un mundo ponerlo en suerte. Se le picó en la contraquerencia y se dolió en banderillas. Sin embargo no se marchó ni una sola vez a tablas en el último tercio. Y eso fue mérito del torero de Aguascalientes que no le quitó nunca la tela de los ojos y de esa manera mantuvo al de El Tajo en los medios en una faena inteligente y de mucha técnica.

       Con cadencia y despaciosidad jugó los brazos Luis David en el saludo a la verónica que le administró al quinto. Un toro que no se cansó de embestir por ambos pitones, al igual que no se cansó el hidrocálido de ponerle la muleta una y otra vez para encauzar ese torrente de raza que había que saber administrar sin descanso porque el de Joselito tuvo muchísimo que torear, que es lo que tienen los animales con motor y raza, y encontró en su matador un torero siempre dispuesto a ofrecerse. Mató de estocada recibiendo que hizo honor a la muerte digna que merecía tan bravo ejemplar que fue premiado con vuelta al ruedo.

       El infortunio recayó en Toñete que tuvo que marcharse herido a la enfermería tras despachar al tercero, también con el hierro de El Tajo, un toro precioso de lámina y hechuras que arrancó el aplauso del respetable al saltar a la arena. Peleó bien en varas y le administró un buen puyazo Tito Sandoval que fue ovacionado. Excelente resultó el tercio de banderillas con un Miguel Martín que tuvo que saludar montera en mano. Lástima que el astado diese una costalada en el inicio de faena de muleta, lo que unido a lo que se había empleado en varas, hizo que bajara la intensidad de su embestida. Aun así, Toñete, al que se le nota la lógica falta de oficio, hizo una faena muy entregada que acabó acortando las distancias. Se volcó al entrar a matar, recibiendo un pitonazo seco en el muslo derecho que le produjo una cornada de la que tuvo que ser intervenido.


GALERÍA GRÁFICA. FOTOS: GALLARDO

OTRAS IMÁGENES. FOTOS: GALLARDO