De Mario Coelho a Juanito

Todos los doctorados de la Nueva Plaza de Badajoz

0
803
Aspecto de la plaza de toros de Badajoz. (FOTO: Gallardo)
Aspecto de la plaza de toros de Badajoz. (FOTO: Gallardo)

Diecisete alternativas se han concedido en la Nueva Plaza de Toros de Badajoz desde su inauguración. El palmarés de doctorados lo inauguró Mario Coelho en la tarde del 25 de julio de 1967. De todas, la que más expectación deparó fue la de Pedrito de Portugal en 1994, día en que se agotó el papel en las taquillas. Este es el elenco de toreros y fechas..

Antonio Girol.-

En este día de San Juan, de este San Juan triste que nos ha tocado vivir sin toros, en la plaza de Badajoz se conmemoró la efeméride del 40 aniversario de la alternativa de Luis Reina. Pero el coso de Pardaleras, en su más de medio siglo de vida, ha sido testigo de otras alternativas que quiero recordar en estas letras. Estoy seguro de que, al igual que el maestro Reina, sus compañeros también vivirán en estos días la alegría de evocar ese mágico día en el que trenzaron el paseíllo, con la montera en la mano derecha, con la ilusión vibrando en sus retinas.

El primer doctorado en la Nueva Plaza de Badajoz, como se le bautizó allá por 1967, curiosamente no se celebró en San Juan sino en la festividad de otro santo, en este caso Santiago. Ese día de 25 de julio, el portugués Mario Coelho recibió el galón de matador de toros de manos de Julio Aparicio, que le cedió la muerte de Granjero, de la divisa de Sánchez Rico, en presencia de El Pireo, que ofició de testigo.

No hubo que esperar mucho para volver a presenciar otra alternativa. Un año más tarde, esta vez sí en la feria sanjuanera, otro joven espada portugués fue investido matador. El recordado, y llorado, José Falcón tomaba los trastos de manos de Paco Camino. El toro de la ceremonia llevó por nombre Norteño y perteneció a la ganadería de Cunhal Patricio. En esa ocasión, testificó Paquirri.

La tercera llegó en corrida extraordinaria del día de San José del año 1970. La recibió Juan Calero, de manos de Antonio Chenel ‘Antoñete’ que le cedió a Cigarrito de Manuel Navarro, con Curro Romero de testigo.

La feria de 1971 trajo otra alternativa en sus carteles. En esta ocasión la de Morenito de Cáceres, fechada el 27 de junio. Al torero cacereño le confirió galón de matador, el sevillano Diego Puerta con un toro de Luis Albarrán de la compra que el ganadero pacense había hecho a Félix Cameno.

Hubo que esperar cuatro años para que se repitiera efeméride. El 22 de junio de 1975, en la primera de feria de San Juan, se anunciaron Ruiz Miguel, Antonio José Galán y Paco Lucena, que recibió la alternativa con toros de Conde de la Corte. La tarde la abrió Gregorio Moreno Pidal, a caballo.

Un lustro después llegó los doctorados de Luis Reina y Gallito de Zafra. La del primero, fechada el día de San Juan de 1980 con toros de Bernardino Píriz. Ángel Teruel cedió la muerte de Majadero al torero de Almendralejo en presencia de Curro Vázquez.

Días más tarde, el 29 de ese mismo mes, el otro novillero pacense de la época, Francisco Regajo ‘Gallito de Zafra’ recibió el galón de matador de manos de Palomo Linares. Oficiando de testigo el recién doctorado Luis Reina. Estoquearon un encierro del ganadero de Badajoz, Luis Albarrán González.

Las siguientes alternativas tuvieron el color verde y rojo de la bandera portuguesa. La primera de ellas, celebrada en la feria de 1985 (concretamente el 22 de junio), fue la otorgada a Manuel Moreno. Tres años más tarde, la tarde del 25 de junio de 1988, Rui Bento la tomó con toros de Marqués de Albayda de manos de José María Manzanares y con el testigo de Paco Ojeda.

La tercera, fuera de feria, el día de San José de 1994. José Luis Gonçalves cruzó sus avíos con Juan Mora en presencia de Finito de Córdoba para después estoquear a Artista de Cebada Gago.

El capítulo de alternativas a toreros lusos lo cerró, ese mismo año de 1994, con un lleno de no hay billetes en la tarde del 26 de junio, Pedrito de Portugal. El ilusionante novillero portugués tomó antigüedad en el escalafón de matadores de manos de Paco Ojeda que le cedió la lidia de Pellicero, de Mercedes Pérez Tabernero. Finito de Córdoba ofició de testigo.

Cinco años después, el 23 de junio de 1999, le tocó el turno a Hugo de Patrocinio. El torero santeño la recibió de manos de Canales Rivera con Antonio Ferrera dando fe del acto. Los toros llevaron las cintas de la divisa de Martín Arranz.

Como ocurriese en la feria de 1980, la de 2004 también tuvo un doblete de alternativas. La primera llegó el 23 de junio. Ese día, Miguel Ángel Perera fue investido matador por El Juli con el testigo de Matías Tejela. El toro de la ceremonia se llamó Miliciano y estaba herrado con la estrella de Jandilla.

Un día más tarde le tocó el turno a Javier Solís. En esta ocasión el padrino fue Antonio Ferrera y el testigo de Miguel Ángel Perera, que sustituyó a Enrique Ponce que debía haber sido el padrino de ambos toreros, pero una cogida en fechas previas le impidió estar en la feria de San Juan pasando a ser padrinos los dos testigos anunciados en el cartel. Ferrera le cedió la muerte de  Enredador de Zalduendo.

La nómina de toreros pacenses que tomaron la alternativa en su plaza la continuó Israel Lancho que el 26 de junio de 2007 lo hacía con Visitador, de Juan Albarrán. El padrino del acto fue Manuel Díaz ‘El Cordobés’ y el testimonio llevó la firma de Rivera Ordóñez, que por entonces aún no se anunciaba como Paquirri en los carteles.

Hubo que esperar siete años para que otro torero de la tierra recibiese el doctorado en Badajoz. Fue Tomás Campos, en una corrida monstruo celebrada el 22 de junio de 2014. En ella, el novillero de Llerena recibía el galón de matador de manos de Morante de la Puebla, que le cedió la muerte de Pícaro, de Garcigrande, en presencia de El Juli y Miguel Ángel Perera.

La última de las alternativas concedidas en la Nueva Plaza de Badajoz aconteció la pasada temporada. Juan Silva ‘Juanito’, entró en la feria sustituyendo al lesionado Pablo Aguado, para ser investido matador por Antonio Ferrera. El toro de la ceremonia se llamó Lastimado y llevó la divisa de Victoriano del Río. De testigo actuó Cayetano.