BALANCE de la jornada

Talavante y Perera pasean oreja en Cuenca. A. Posada ovacionado

0
1173
Manoletina de Talavante. (FOTO:Burladero.com)
Manoletina de Talavante. (FOTO:Burladero.com)

Talavante deja su sello en Cuenca con un toreo reposado y de mucho peso. En esa misma plaza Miguel Ángel Perera también toca pelo en el quinto. Por su parte, Ambel Posada saluda una ovación tras finiquitar al primero de su lote en Valencia de Alcántara.
Redacción.-

 

El balance de las actuaciones de toreros pacenses que han realizado el paseíllo hoy, martes 24 de agosto, ha sido el siguiente:

CORRIDAS DE TOROS.

  • Cuenca: 4ª de Feria. Tres cuartos de plaza.Toros de Parladé, terciados aunque limpios de pitones y descastados. El Fandi, saludos y oreja. Miguel Ángel Perera, silencio y oreja. Alejandro Talavante, oreja y silencio tras aviso.

Según crónica de los compañeros de burladero.com sobre la actuación de Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante esta tarde en Cuenca, «Alejandro Talavante cortó la oreja de más peso en el tercero de la tarde. El extremeño salió dispuesto ya desde el saludo a la verónica, quitando después con unas vistosas ‘lopecinas’. Aprovechó la movilidad del toro Talavante para trenzar tandas de muletazos largos y ligados en redondo. El animal cambió de comportamiento al natural y el torero volvió al derecho para terminar de apurar al astado. Mató de un buen volapié cortando la primera oreja del festejo».

«No pudo redondear con el sexto, un animal que tiró de freno de mano nada más comenzar la faena de muleta. Talavante tiró de oficio y colocación para tirar de un mulo que nunca quiso seguir los engaños. Con semejante material, el trasteo nunca tomó vuelo pese a la voluntad del torero».

«El terciado segundo fue otro animal vacío de casta al que Miguel Ángel Perera hizo una faena correcta de planteamiento y con algún natural de buena factura pero que no tuvo ningún eco en los tendidos por la extrema sosería del toro. Para colmo, no lo vió claro con la espada».

«Ante el quinto Perera sacó a relucir sus armas. El toro tuvo cierta nobleza y permitió al de Puebla de Prior ligar en primer lugar varias tandas en las que llevó muy cosido y por abajo al animal. Redujo las distancias mediada la faena y sacó todo lo que tenía su oponente en un final firme y templado, con varios circulares de mérito al aguantar parones, que fue rematado de una estocada baja que no fue óbice para pasear una oreja».

  • Valencia de Alcántara (Cáceres): Toros de El Sierro y del Retamar para rejones. El rejoneador Rubén Sánchez, dos orejas y oreja. Luis Bolívar, oreja en ambos. Ambel Posada, saludos y silencio