Alejandro Talavante visto desde la sensibilidad del arte

Poesía en movimiento

0
783

La sensibilidad lírica de Cristina Padín conjugada por las imágenes que capta la cámara de Boni Elías nos transporta a la magia del toreo de Alejandro Talavante a través de este reportaje que os ofrecemos…

Cristina Padín.-

Arte en el ruedo,siempre..

Lentitud en las faenas,

Elegancia,cadencia,esencia..

Justa sonrisa que hechiza.

Ambición y ese caràcter..

Negra mirada serena,esas manos,

Decisión y valentía,

Reinando en el albero su reino,

Orquestando la lidia su mando.

 

Torero de tardes de ensueño,

Artista con capa y muleta,

Lila y oro envuelven su magia..

Auténtica pasión en esas muñecas,

Valentía hoy y mañana,

Ahora y siempre..

Niño d estampa y misterios..

Toreo verdadero,

Emoción pura.

* Pulsando sobre la foto puedes ampliar la imagen.

GALERÍA DE BONI ELÍAS

el torero manda y domina, ese gesto, esas cercanías... y el temple talavantino ... El capote de Alejandro dibuja en el tiempo su magia, cuánta verdad en este lance, qué gran toreo... ...ese cuerpo desmayado, esa cintura que hechiza, ese duende que desprende la muñeca... qué porte, qué estampa y qué elegancia...
... Un segundo en el espacio, una muleta única, un momento en la historia...la quietud del campo y Alejandro reinando... ...ese rosa capotero acaricia la pasión y el poderío del torero... qué elegancia en Talavante, firme y sereno, derrochando estampas de ensueño... ...con garra y clase, esa firmeza en la mirada, esa planta de torero... Alejandro danzando en el campo...
... y será verdad... será verdad que el toreo es esencia y pasión y valor... y arte y embrujo y color... y será verdad que todo eso lo tienes tú, Alejandro...  ... la ambición en una mirada de azabache... la templanza en el rostro sereno... esa quietud... esa torería... las manos de un artista con las telas en el ruedo... ese ser... ese torero!... Belleza escribe tu faz ilusionada, Talavante... ese sentimiento que desprendes... quizá un rezo silencioso, una plegaria?... respeto es lo que dicta tu camino, mucho respeto...
Rosa y oro envuelven la magia de este paseíllo, cuánta tradición, cuánto rito, qué hermosura en ese recogimiento... qué ofrenda de valor y de arte... Un burel que da pavor no detiene la valía de un torero que siempre se entrega... alma sensible y corazón extremeño: Talavante. La cintura elástica, el cuerpo se alarga tanto que se detiene en el tiempo, la muleta no miente... el torero torea y enamora...
Silencios y pensamientos... reverancia y respeto... y esos colores tan bellos y el oro recogiendo la silueta de un Maestro. Talavante mece su capote, y la tarde enmudece para admirar su magia...  ... talavanteando, natural(mente)... con su pellizco y su sabor... Alejandro comunica y hechiza...
... qué quietud, qué terrenos, qué dominio... y esos misterios en el rostro del torero... En el centro, ángel del albero, estampa talavantina que llena los tiempos, esencia en estado puro... ... la dulce espera del tendido, el cuerpo en postura, la muleta al viento...arte en silencio...y el toro que se arranca...