NANDI MASEDO - Director Gerente Patronato Tauromaquia de Badajoz

«El patronato somos todos, no sólo Nandi, Antoñete y Luis Reina…»

0
1028

La temporada finaliza y hemos querido compartir con Fernando Masedo Pacheco el análisis que hace de cómo han funcionado las cosas en la Escuela Taurina dependiente del Patronato en el que ejerce funciones de Director Gerente.

Antonio Girol.-

Cada año se superan a sí mismos al frente del Patronato de Tauromaquia de la Excma. Diputación de Badajoz, a cuyo frente se encuentra Fernando Masedo Pacheco, Nandi como todos le conocen. Por eso, y aprovechando que la temporada está, como dice un buen amigo y maestro en estas lides periodísticas, en el desolladero, acudimos a la cita que hemos concertado días atrás con Nandi para que nos cuente, de primera mano, todos los pormenores de una temporada muy interesante y, particularmente, su visión de la fiesta como aficionado y Director Gerente del Patronato.

Nandi, buenas tardes, finaliza la temporada del guarismo 10 y a los lectores de badajoztaurina.com les gustaría saber de boca del Director Gerente del Patronato de Tauromaquia si está contento de cómo ha transcurrido el devenir de la temporada.

– Buenas tardes, Antonio, ha sido un año en el que a mitad de temporada pensábamos que el número de actuaciones de los chavales iba a bajar, sin embargo a partir de la feria de Badajoz vimos que afortunadamente no ocurriría. Es cierto, que se ha producido una reducción de festejos mayores y eso ha conllevado que se haya optado por hacer festejos menores, en algunos casos con la lidia de un par de becerros. Y luego ha estado el efecto Rafael Cerro, que no es otra cosa que el efecto llamada que ha provocado el triunfo de este alumno que ha motivado que muchas empresas hayan llamado a la Escuela pidiendo que torease Rafael. Al hilo de esto que te cuento, hace unos días estaba yo en el despacho del  Patronato y llamaron de un prefijo que no era para nada conocido, resultó ser el alcalde de Astuillo, en Palencia, interesado en que actuase Rafael en una novillada que querían montar allí. Eso demuestra la importancia de los éxitos, en este caso de Cerro y de otros chavales.

 Hablabas del tirón de Rafael y lo positivo que es eso para la Escuela, y sin embargo hay gente que critica que os hayáis volcado más en este alumno que el resto.

– Te agradezco que saques este tema porque quiero aclarar esto. A Rafael Cerro la escuela le ha dado más bien poco, ya que Rafael, casi todo lo que ha toreado, se lo ha ganado en la plaza. Fíjate, se le puso en el Ciclo de Escuelas Taurinas de Andalucía porque era el que consideraba la dirección artística de la Escuela que era el que mejor nos podía representar.

 

Nandi Masedo, Director Gerente del Patronato de Tauromaquia de Badajoz. (FOTO:A.J.G.)

Por tanto se le pone en el primer festejo, las siguientes actuaciones se las gana él con su espada y su muleta. Se le puso en Sevilla – Ciclo de La Maestranza- una tarde, la final se la ganó él con sus triunfos. Después, todas las novilladas que ha toreado fuera de Extremadura  han sido porque ha habido empresas que nos han llamado solicitándo su inclusión en esos carteles, como el caso que te contaba anteriormente de Astudillo. Por tanto, esto quiero aclararlo porque la gente ve la estadística en la web de Diputación y puede llevarles a error a la hora de criticar sin sentido.

¿En cuántos festejos han toreado los niños y niñas de la Escuela?

– En total han sido 75 festejos, entre becerradas y novilladas, tanto en España como en Portugal y Francia, y un total de 171 reses lidiadas.

– Estamos hablando de presente, de lo que ha deparado esta temporada, pero vayamos un poco más allá, ¿qué puedes contar de cara al futuro más próximo?

– La verdad es que hemos hecho debutar a un gran número de chicos en público. Ahí está la cifra, nada menos que dieciocho chavales toreando en público, cifra que creo no tiene ninguna otra escuela, ni tan siquiera Madrid.

Sería interesante nombrarlos para que así los que lean la entrevista se vayan haciendo con sus nombres.

– En concreto son: Rafael Cerro, Joaquín Ribeiro ‘Cuqui’, José Manuel Garrido, Tomás Campos, Tomás Angulo, Jesús Díez, Carlos María, Posada de Maravillas, Emilio Salamanca, Alberto Blanco, Alejandro Fermín, Pablo  Martínez, Juan Ángel García, Luis Miguel Naharro, Rubén Lobato, María del Mar Santos, Miguel Ángel Silva, Miguel Gonçalves y Javier Moreno. Por tanto, no podemos más que estar muy orgullosos porque ha sido una temporada interesante y a la misma vez que ha deparado triunfos importantes con el lanzamiento de Rafael Cerro y la maduración de chavales que ya el año que viene presentaremos en plazas importantes, ya de hecho algunos este año han acudido a estas plazas de primer orden.

Se te nota satisfecho.

– Sí, estoy muy satisfecho porque la temporada que parecía iba a ser difícil por esa reducción de festejos, sin embargo ha sido muy importante, y lo más interesante es que continuamos manteniendo en Extremadura el nivel de exigencia del que siempre hemos hecho gala, aunque a algunos le pese que seamos la mejor Escuela Taurina de España.

Hemos hablado de que actualmente hay dieciocho chavales actuando por las plazas, pero hasta llegar a poner a un chico o chica en público, ¿cómo lo formáis?, ya que supongo no será ir el primer día, formalizar matrícula y mañana ya está viéndole los rizos al novillo, ¿verdad?

– Debemos partir de que la Escuela es gratuita. En la actualidad hay 75  matriculas, y tal vez sea hora de poner un cupo porque la realidad nos dice que tenemos sólo dos profesores y la situación económica no permite más contrataciones. Entonces el muchacho que llega a la escuela formaliza su registro entregando cuatro fotografías tamaño carnet, copia compulsada del DNI y, al ser menores de edad, una autorización paterna firmada ante una autoridad judicial, guardia civil o del cuerpo nacional de policía. Una vez formalizada esta burocracia al chaval se le facilita un reglamento interno de funcionamiento, para que sepa cuáles son sus derechos y deberes como alumno y posteriormente se le pone en contacto con un capote o una muleta, enseñándole poco a poco, ya que esto no es fácil, a que adquiera la técnica suficiente con los trastos. Así, los que tiene ya un nivel aceptable en el toreo de salón empiezan a ir al campo, de tapia, acompañando a sus compañeros más adelantados. Y una vez que ha ido al campo, se le ha visto que se queda quieto y tiene condiciones se le prueba delante de un becerro.

Antonio Girol y Nandi Masedo departiendo para la entrevista. (FOTO:A.J.G.)

 

Digamos entonces que antes de hacerle debutar en público tiene muchas horas de aprendizaje sobre sus espaldas.

-Así es, pero hay más, nosotros siempre ponemos al chaval con el animal que va a poder. En eso somos muy estrictos, ya que de lo contrario llevaríamos al fracaso al chico en cuestión. Por tanto, cada vez que debutan lo hacen en un festejo de la Escuela, ojo, no en uno en el que la escuela participe, sino en los que monta la propia escuela.

¿Qué diferencia hay?

– Pues muy grande, porque en los festejos que montan empresas y nos piden que comparezcan alumnos, nosotros no podemos controlar el tipo de animal que esa empresa ha comprado. Sin embargo, en nuestros festejos sabemos perfectamente qué tipo de eral puede soportar ese debutante.

Digamos que vosotros les dais los mimbres para que ellos hagan su cesto.

– Efectivamente, ellos con su buen hacer serán los que se lo van ganando. Esto es tan sencillo como que quién pone o quita es el novillo, no hay más. Y de esa forma se les premia según sus actuaciones.

Personalmente como aficionado extremeño,  y no sólo ahora que he vuelto a nuestra tierra sino cuando he estado viviendo en otras regiones, me enorgullece el buen hacer que estáis teniendo con la escuela y así lo he expuesto en cuanto he tenido la más mínima oportunidad, sin embargo sé también que hay gente crítica, ¿entiendes esa crítica?

– Pues creo que mucha de esa crítica viene por mi persona. Hay gente que no termina de asimilar que Nandi Masedo esté en este puesto, cuando yo no soy ni más ni menos que nadie, simplemente un aficionado que lleva en esto desde hace bastantes años. Que he tenido la suerte y el orgullo de haber sido el primer alumno que tuvo la Escuela Taurina cuando se fundó en el Club Taurino, que he vivido los momentos difíciles y que no hecho más que por medio de mi trabajo ir abriéndome camino. Hay quien puede pensar que soy muy estirado, sin embargo los que me conoces ven que no es así.

 


«…mucha de esta crítica viene por mi persona. Hay gente que no termina de asimilar que Nandi Masedo está en este puesto…»


¿Puede venir esa crítica influenciada por los éxitos?

– Hombre, creo que si ostento la presidencia de las Escuelas Taurinas del Mundo será porque tanto un servidor como su equipo algo estaremos haciendo bien. Aquí en nuestra tierra a mí me podían conocer, pero fuera…Curiosamente Felipe Díaz Murillo lo comentaba en la presentación de la revista ‘Clarines de Feria’ que edita el Club Taurino Emeritense, cuando decía que él, que había estado 25 años de Presidente de la Federación internacional de Escuelas Taurinas  vio en mi persona y en la Escuela Taurina de Badajoz una tremenda ilusión y ganas de trabajar. Pero te voy a ser sincero, a mí las críticas me sirven para aprender porque esto nos sirve para no caer en la autocomplacencia y seguir trabajando, en una línea que creo que hasta la fecha está siendo buena, pero con el objetivo de ir día a día con ilusión y ganas. Si bien es cierto que me encantaría que todos los que pueden criticarnos, tanto a mí como a los profesores, que su suban al carro porque actualmente, quizás más que nunca, es el momento de sumar, de apoyarnos unos a otros.

¿Cómo fueron esos inicios a los que te refieres?

– Nosotros empezamos desde un primer momento con las ideas muy claras. Tanto, que nada más asumir la Escuela por la Diputación, a finales de 1998, el diputado Pedro Ledesma y quien te habla fuimos a Madrid a reunirnos con Felipe Díaz Murillo, con objeto de que nos asesorara sobre los estatutos.  Dos meses más tarde ya le estábamos pidiendo que nos dijese qué requisitos eran necesarios para inscribirse en la Federación Internacional.

Alguna de estas críticas van más allá y se centran en el tema económico.

– Es cierto que hay gente que sólo se quedan con el tema de los sueldos. Pero yo les digo que un fin de semana tras otro fuera de tu casa, sin los tuyos, en la carretera, expuestos a un accidente, a perder la vida, no está pagado por mucho que tengamos asignados un sueldo. Pueden decir que esto lo hacemos porque queremos. Hombre, no, eso lo hago porque es mi trabajo, lo mismo que es el de Antoñete y el de Luis Reina, y  por nuestro compromiso con los chavales.

Cuando termina una temporada y hacéis balance supongo que os dará vértigo pensar en la próxima porque el listón está cada vez más alto.

– No, no, porque nunca nos marcamos una meta, sino que lo fiamos al trabajo diario, al trabajo y la constancia que es lo que nos da sus frutos.  Date cuenta que Rafael Cerro se marcha de la Escuela, pero que sepa la gente, y aquí lo digo, que va haber muchos más Rafael Cerro porque hay un gran número de chavales con excelentes condiciones. Y como ha ocurrido ahora con el de Saucedilla, habrá quien se suba al carro de los nuevos valores que vayan surgiendo.


«…mi padre, Fernando Masedo Torres, es el gran culpable de toda esta locura, un hombre que fue el que puso en marcha el germen de la Escuela en los altos del Club Taurino y, al que por cierto, no se le ha reconocido suficientemente todo lo que hizo en su momento…»


 

Pero aún así costará superarse.

– Fíjate en un hecho, Antonio, hemos conseguido algo que muchos matadores de toros en activo no consigue y es que los alumnos de la Escuela toreen en ferias importantes. Ahí están las actuaciones en la feria de Murcia, Albacete, Málaga, Nimes…Eso hay matadores, de los que torean un buen número de corridas de toros, que les ha sido imposible llevar a cabo. Y a todas esas ferias hemos sabido llevar al alumno que estaba suficientemente preparado para la ocasión

Mucha de esa ilusión que desprenden tus palabras vienen cosidas en el apellido Masedo, ¿verdad?

– Sin lugar a dudas, mi padre (Fernando Masedo Torres) es el gran culpable de todo esta locura, un hombre que fue el que puso en marcha el germen de la Escuela en los altos del Club Taurino y, al que por cierto, no se le ha reconocido suficientemente todo lo que hizo en su momento.

Hablábamos ahora mismo de tu padre, de tu inscripción con el número uno como alumno de la Escuela y de esos avatares con el diputado Pedro Ledesma, ¿algunas vez llegaste a soñar o imaginar que la Escuela iba a tener la fuerza que tiene actualmente?

– No lo soñé porque yo no vivo de  sueños, yo vivo de realidades, del día a día, y no me gusta hacerme ilusiones, ya que éstas al final lo único que hacen es llevarte al fracaso, porque como no dependen de uno, sino de muchos condicionantes, por eso me centro en el día a día. Lo que sí te puedo decir es que me siente orgulloso de que se hable de la Escuela de Badajoz por toda España, y si llegado el día, hay que recordar que yo soy personal de confianza y en mayo hay elecciones, tuviese que dejar mi cargo, como no me marco metas, mi objetivo es sólo seguir trabajando, ya que ni antes ni ahora he hecho más que estar preparado. Y añado, que sepa la gente que estoy preparado para estar donde estoy como para estar abajo, porque no se me olvida de donde vengo. Y esté, o no, en el Patronato, continuaré viendo festejos taurinos por todas las plazas como lo hacía en los comienzos de Antonio Ferrera, Hugo de Patrocinio, El Cartujano…Por tanto, metas no me marco, lo que sí hago es estar orgulloso de la labor que hemos llevado, en conjunto, hasta la fecha en el Patronato desde el presidente actual de la Diputación y los que le antecedieron en el cargo, al Diputado Ledesma, Antoñete, Luis Reina y un servidor. Y a parte de todos ellos, de todos y cada uno de los aficionados que han ido a todos los festejos que organiza la Escuela, los ganaderos, empresarios, medios de comunicación…

– ¿Podríamos decir que esto del toreo va por ciclos? Porque tras al ciclo de Perera-Talavante hubo quizás un parón, tal vez más mediático que real, hasta llegar al actual de Rafael Cerro.

– Efectivamente, creo que tú lo has definido muy bien, porque ha habido gente que habló de bache, y no ha sido tal bache, ya que en esa época siguieron saliendo novilleros que han debutado con picadores, tal vez no con esa repercusión mediática, pero que están ahí y que aún les queda que decir mucho, como es el caso de Manuel Larios que pertenece a esa hornada y que se ha ganado en el Ciclo Ocho Naciones un puesto en la próxima feria de San Isidro.

El Patronato organiza una serie de festejos en clase práctica y el resto de festejos los organizan las empresas que os piden a vosotros alumnos para completar sus carteles, como ha ocurrido recientemente en Zafra, ¿no es así?

– Claro, vamos a ver, hay empresas que te llaman para pedir dos chavales para un festejo que montan en tal pueblo. Se le pregunta qué tipo de festejo van a organizar, y algo muy importante, cómo van a ser los novillos. Por ejemplo, pues van a tener doscientos kilos. Perfecto. Entonces el Director de la Escuela estudia qué alumnos son los más capacitados para poder actuar ante ese tipo de ganado. Y hay veces que los Concejales de los Ayuntamientos piden, por no decir que exigen, que actúen ciertos chavales. Por tanto, nosotros en la clases prácticas sí decidimos quienes torean, en algunas novilladas también por lo que te he contado, y en otras no hacemos más que cumplir la petición que nos cursan Ayuntamientos o empresas, pero ojo, en este último caso siempre que puedan torear el novillo que hayan comprado para el festejo. Y se ha dado el caso de que ha habido veces que no hemos consentido que actúe algún alumno por el exceso de trapío, ya que los Ayuntamientos no son conscientes de este hecho y hay veces que actúan movidos por algún interés, o bien porque les han caldeado la cabeza los padres o familiares, y lo que está claro es que nosotros no vamos a consentir que un chaval haga el ridículo

Hablemos de Rafael Cerro, ¿os ha llegado a sorprender a vosotros mismos su evolución?

 

– No, a nosotros no nos ha sorprendido porque hemos sido testigo de su día a día. Al estar tan pendiente de todos los alumnos vemos esa evolución como también vemos al que se queda estancado o el que va retrocediendo. De Rafael Cerro lo que hay que recordar y resaltar que ha hecho algo que nunca nadie había logrado en la Escuela Taurina de Badajoz, como ha sido, ganar la oreja de oro de Aguascalientes (México) en un certamen al que acude junto con otros veinticuatro chavales de distintas nacionalidades. Llega al Certamen de Canal Sur, otros veinticuatro chavales contándolo a él y también lo gana.

 

Las palabras de Nandi recogidas en la grabadora para luego ser transcritas (FOTO:A.J.G.)

E idéntico número de aspirantes en La Maestranza  también gana el Certamen.  Por tanto hemos visto esa evolución y hemos vivido su progresión estando a su lado, como estamos con el resto de alumnos, en los momentos buenos, pero también, y más si cabe, en los malos. Porque da la sensación de que esto es todo maravilloso, pero cuando un crío como le pasó a Tomás Campos este año en Albacete, al que un Presidente insensible le niega una oreja tras ganársela en la plaza y encima llevarse una cornada de propina en su primer novillo, te puedes imaginar el llanto de rabia y desazón que le provoca a un chaval que acude con toda la ilusión a una plaza a torear. En esos momentos, en los duros, es donde más falta le hacemos a todos ellos y donde más estamos a su lado.

La almohadilla del Patronato, con situaciones como la que nos estás contando, hace que los niños se encuentre muy arropados durante su formación, pero luego, al dar el salto al escalafón de novilleros con caballos, se encuentran con la cruda realidad.

– Claro, muchos echan de menos al Patronato, es normal, fíjate que han viajado acompañados, tienen un mozo de espadas, que es Tomás Rodríguez que se preocupa del más mínimo detalle, han toreado sin preocuparse más de estar bien en la plaza, sabiendo que si así lo hacían tendrían la recompensa de repetir. Y ahora llegan a un mundo en el que nadie les asegura que estando bien vayan a volver a ponerlo, o que no se dé una tarde buena y no haya nadie a tu lado que te de ánimos…Es todo más complicado.

Ese salto en el caso de Rafael Cerro puede ser menos traumático porque tendrá a su lado a una persona del toro que sabe lo duro de esto y que sufrió en sus carnes lo venimos hablando cuando era novillero y en sus primeros años de matador, como es el caso de Ortega Cano.

– Bueno, hay que decir, que hay un compromiso verbal entre el maestro Ortega Cano y Rafael Cerro, que aún no se ha traducido en un contrato firmado. Ortega Cano es la persona que el torero y su familia han querido que se encargue de su apoderamiento, situación que a nosotros nos parece perfecta y los padres del chico han querido que seamos nosotros quienes supervisemos ese contrato que se firmará en un futuro, si Dios quiere será aquí en nuestra ciudad, en Badajoz, donde se lleve a efecto ese traspaso de poderes. Y confiamos y deseamos que le vaya todo bien. Incluso, fíjate, que hay gente por ahí que van diciendo que Rafael va a ser otro de los que se olvidará de la Escuela una vez esté rodando solo. No sé si se dará el caso, pero de ser así no nos cogería de nuevas, ya que es algo a lo que por desgracia estamos acostumbrado, por haber ocurrido con otros toreros que se formaron en la Escuela de Badajoz.

Nandi atendiendo a una llamada telefónica mientras se realiza la entrevista. (FOTO: A.J.G.)  

Hemos hablado de triunfos de niños de la Escuela pero hay otra circunstancia que a mí me gustaría resaltar en esta entrevista, y que particularmente a mí me satisface mucho cuando la observo, y es la educación y el respeto que veo en el trato que tienen todos los alumnos para con la gente que se les acerca.

– En la Escuela te puedo decir que no solamente les enseñamos a coger los trastos, nuestro objetivo desde el primer momento es formar toreros, pero sobre todo personas.

Y así se le dice a ellos. Vosotros podréis llegar, o no, a ser figuras del toreo, pero lo que sí tenéis que llegar es a ser personas educadas, respetables y formadas. Y nos enorgullece cuando vemos a los chavales en la forma en que andan por la calle, como visten, se comportan, en un tiempo donde es fácil ver cómo se comporta un amplio grupo de jóvenes, donde los valores cívicos se han ido perdiendo, y sin embargo  los niños de la Escuela los conservan y hacen gala de ello.

– La Escuela es el faro del Patronato, pero desde esta institución hacéis otras actividades relacionados con el mundo del toro que son dignas de resaltar.

– Por ejemplo, asesoramos a aquellos Ayuntamientos que nos lo solicitan  a la hora de confeccionar los pliegos de condiciones de sus plazas de toros. Formamos parte del Consejo Asesor de Asuntos Taurinos de la Junta de Extremadura.  Y colaboramos con las peñas taurinas cuando organizan charlas o hacen publicaciones con la inserción de publicidad. Y también hemos puesto en marcha los talleres de tauromaquia.

– Háblanos de esta actividad…

– Supone llevar a aquellas localidades que nos solicitan una actividad que tiene como fundamento el fomento de la fiesta. En primer lugar, se les proyecta un DVD sobre la crianza del toro bravo, de unos cuarenta y cinco minutos. Además se facilita a cada una de las personas que acuden, una documentación básica, que se pueden llevar a sus casas,  consistente en partes de una plaza de toros, distintos encastes, tercios de la lidia, labores del presidente, capas y pintas de pelo y conformación de pitones del toro bravo. Después se efectúa una demostración práctica a cargo de los alumnos de la Escuela, que interpretan la verónica, la media verónica y la chicuelina, como lances de capote. Y el natural, derechazo y pase de pecho, con la muleta. En ocasiones se lleva el carretón y se ejecuta el tercio de banderillas. Y posteriormente se le da la oportunidad a cualquiera de los presentes para que tomen parte activa y tomen los trastos para demostrar sus habilidades.

– ¿Alguna otra actividad o proyecto que tengas en mente para el futuro?

– Hay una idea ahí que estoy madurando y que me va a costar sacar adelante porque tengo que convencer a los dos profesores de la Escuela, ya que aparte de trabajar con los 75 alumnos matriculados, los quiero embarcar en la iniciativa de poner en marcha un curso para aficionados taurinos. Habrá que estipular algunas condiciones, si bien es cierto que la Diputación no puede cobrar por ser una entidad pública, pero no sé habrá que formalizar algún tipo de matrícula para cubrir una serie de gastos básicos.

¿De qué presupuesto dispone el Patronato?

– En torno a los 480.000 € anuales. En ese presupuesto se incluye el sueldo de las dos auxiliares administrativas adscritas al Patronato, Isabel Toscano lleva todo el tema de documentación y Maite Fernández que se encarga del tema económico, personas fundamentales en el día a día del Patronato.  Más los sueldos de los dos profesores y el mío. Ese presupuesto además engloba viajes, gasoil, hoteles, trastos. Fíjate que una espada cuesta 1200 €, un capote 300 € y una muleta, 180€. Y está el tema de las novilladas que nosotros organizamos… Hay que resaltar que nosotros, a diferencia de otras Escuelas Taurinas, no pertenecemos a una entidad que es propietaria de la plaza de toros, como ocurre en los casos de Alicante o Madrid, por citar algunas, en las que en el pliego de condiciones a la que optan las empresas les obligan a tener que dar siete u ocho novilladas y treinta o cuarenta novillos para los chavales de la Escuela. Eso nosotros no lo tenemos, por tanto todo lo que hacemos, salvo tentar, tenemos que pagarlo.


«…cuesta 21000 €, o sea, tres millones y medio de pesetas. Eso incluye la compra de los novillos a un precio razonable, se paga la Seguridad Social, los seguros sociales, los honorarios establecidos a todo el mundo…»


 

–  ¿Cuánto os cuesta montar una novillada?

– Haciéndolo como nosotros lo hacemos, o sea, todo legalmente, cuestan 21000 €, o sea, tres millones y medio de pesetas. Eso incluye la compra de los novillos a un precio razonable, se paga la Seguridad Social, los seguros sociales, los honorarios establecidos a todo el mundo.

 

¿Cuántas habéis montado este año?

– Esta temporada hemos montado ocho festejos. Aparte del stand de la feria del toro.

Hablabas antes de que salvo tentar tenéis que pagar por todo, ¿es que hay sitios donde cobran por tentar?

–  Sí, es así. Y quiero que quede muy claro, que a diferencia de otras provincias, nuestros ganaderos, algo que hay que agradecerles, no cobran por alquilar vacas como se está poniendo de moda en Andalucía.

En estos años que llevas al frente del Patronato, cuál es el recuerdo más bonito que has vivido.

– El recuerdo más bonito es ese momento en el que veo entrar en la Plaza de Toros de Badajoz a un niño que quiere ser torero y conocer este mundo. Esto desde el punto de vista sentimental. Y bueno, este año ha sido el triunfo de Rafael Cerro en el Certamen de Noveles de la Maestranza, en el momento en que Rafael corta las dos orejas me fui a un burladero y rompí a llorar, tuvo que llegar mi amigo Antonio Mesa, Delegado Gubernativo de la Maestranza, para consolarme.

Esas lagrimas supongo que provendrían de tanta tensión acumulada, ¿no?

– Alguien pudo pensar que ese llanto era ficticio, pero en realidad no era más que la constatación de que el esfuerzo que supone abandonar a mi mujer y a mis dos hijas, para ponerme en carretera toda una noche viajando con la responsabilidad de acompañar a menores de edad,  han tenido la recompensa de ver triunfar a un chico. Y luego esa imagen preciosa de los compañeros de Cerro sacándole en hombros y llevándole por las calles de Sevilla hasta el Hotel.

Te has referido a la largo de esta entrevista a tu familia. ¿Tiene que ser duro para todos, para ellos y para ti andar de aquí para allá?

– Sí, lo es, por todo lo que te acabo de contar, pero ver disfrutar como veo a mi padre, que lo ha sido, y lo es, todo para mí. Sin olvidar a mi madre que ha pasado muchas noches en vela mientras viajo. Y ahora mi mujer, Cecilia, y mis dos hijas, Cecilia y Claudia. Pero mientras siga viendo entrar niños en la Escuela te hace olvidar esos malos ratos.

Si algún día tienes que marcharte, ¿cómo te gustaría que te recordasen?

– Ese día, que puede llegar, ya he comentado que mi puesto es de libre designación, no es heredado ni vitalicio como algunos creen, me gustaría hacerlo dejando muchos amigos. Y si hay alguien al que haya podido hacerle mal, cosa que no he hecho malintencionadamente, que me perdonen y me disculpen. Es cierto que cuando tienes que tomar decisiones se crean conflictos de intereses. Con la satisfacción del deber cumplido. Estoy seguro que hay personas que lo pueden hacer mucho mejor que yo. Y sin lugar a dudas agradeciendo a los medios de comunicación, yo soy compañero vuestro, porque siempre han tenido espacio para el Patronato. Es verdad que ha habido a quienes le ha costado  y se han subido al carro cuando todo estaba ya funcionando. Hasta a esos les agradezco que al final se hayan sumado porque han comprendido que el Patronato no es Nandi Masedo, Antoñete y Luis Reina, sino que lo compone desde el aficionado más antiguo de Extremadura al último chaval que acaba de entrar en la Escuela.

 


«…mi puesto es de libre designación, no es heredado ni vitalicio como algunos creen, me gustaría hacerlo dejando muchos amigos. Y si hay alguien al que haya podido hacerle mal, cosa que no he hecho malintencionadamente, que me perdonen y me disculpen …»


Nandi, no nos queda más que darte las gracias por tu disponibilidad a la hora de concedernos esta entrevista y reiterar una vez más nuestro compromiso con la Escuela, que creo ha quedado patente en el corto espacio de tiempo  que llevamos funcionando como altavoz de lo que acontece en los ruedos donde actúan los jóvenes alumnos de la Escuela.

– Los que de verdad estamos agradecidos somos nosotros hacia Badajoz Taurina y otros medios, que a pesar de cubrir la información taurina general cubrís la faceta del toreo de base, que algunos no le dan importancia, y sin embargo sí la tienen. Porque es cierto que escribir de figuras del toreo o ganaderías de relieve es muy fácil, pero hay que tener un hueco para esos chavales que están empezando sin caballos, algo que vosotros estáis llevando a cabo de tal manera que hay que aplaudiros por el esfuerzo y además de forma desinteresada, algo que yo valoro muchísimo y os agradezco. Además de que los chicos están muy pendientes de todo lo que hacéis.