JOSÉ RAMÓN SUÁREZ- Director Territorial de Espectáculos de la Junta de Extremadura

«Me preocupa el bajón de las novilladas»

0
1004

Sentarse hablar de toros con José Ramón Suárez, Director Territorial de la Junta de Extremadura, es siempre interesante porque a la labor administrativa le suma la de aficionado cabal. En esta ocasión hemos repasado la temporada y una vez más nos ha sorprendido con su particular visión de la fiesta.

Antonio Girol.-

Ahora que toca hacer balance de festejos, recontar orejas, ajustes y demás historias de la temporada que ya enfila el camino del silencio, nadie mejor que José Ramón Suárez Arias, Director Territorial de Espectáculos Públicos de la Junta de Extremadura en Badajoz, podía resumirnos cómo ha transcurrido el ejercicio taurino 2010, en cuanto a números de festejos celebrados en las distintas plazas pacenses. Pero como ocurre cuando aparte de la autoridad hay un aficionado de por medio, y José Ramón es buen aficionado, terminamos, más allá de los fríos números de la estadísticas, charlando de toros y de actualidad taurina, sobre todo de ese trasvase de ministerios.

Siempre es interesante escuchar a Suárez Arias, pero esta vez más si cabe…

– José Ramón, termina la temporada 2010,  ¿qué balance hace usted desde la Dirección Territorial de la Junta de Extremadura?

– A pesar de los negros augurios que había al comienzo de la temporada por el tema de la crisis, ha sido sin duda positiva en todos los aspectos. Sin obviar que es verdad ha habido una reducción de festejos con respecto a la temporada de 2009. Suele ocurrir que en tiempos de recesión, como los que nos están tocando vivir, la gente recorta en gastos, digamos, de ocio, y los toros forman parte de ese ocio.  E indudablemente se ha notado una bajada, con respecto a los años anteriores. Pero repito que al final no ha sido tan grande como la que nos esperábamos.

– Con los datos en la mano, y con la frialdad que estos siempre aportan, ¿de qué reducción estamos hablando?

– Fíjate que, por ejemplo, en corridas de toros en el año 2009 nos vamos a un total de 34 fesejos y este año hemos bajado en un 20%, quedándose la cifra en 27. Similares números encontramos en todo el muestreo, quizás donde menos se ha notado esa bajada haya sido en los festejos de rejones, que sólo se han visto decrecidos en dos.

Estadística de festejos llevados a cabo en Badajoz (FUENTE: Dirección Territorial Junta Extremadura)

Donde sí ha habido una caída más sangrante ha sido en las becerradas profesionales, que han reducido su número en un 50%, de 19 que se montaron en 2009, hemos pasado a 9 en 2010. En definitiva, la bajada de festejos de un año a otro ha sido del 14%, o lo que es lo mismo, 40 festejos menos en la provincia de Badajoz.

– Como aficionado, al margen de su puesto como Director Territorial de la Junta de Extremadura en la provincia de Badajoz, ¿cómo ha visto este 2010 que toca fin en cuanto a espectáculos taurinos?

– Sinceramente creo que ha sido buena artísticamente hablando. En cuanto a nuestros espadas la temporada ha estado lastrada, al final, por esa lesión de Perera que imposibilitó que le viésemos en algunos festejos y ferias de final de temporada. Y sin lugar a dudas ha sido magnífica para un torero, que podemos casi catalogar de extremeño por su implicación con nuestra tierra, como es Julián López ‘El Juli’. Me quedo también con ese empuje que se aprecia en algunos jóvenes, que espero no encuentren las trabas que están encontrando ese conjunto de toreros a los que no se le termina de dar las oportunidades que creo que merecen, para al menos poder decidir si tiran, o no para adelante. Porque sin festejos en los que puedan torear difícilmente vamos a poder calibrar su tauromaquia.

– ¿Qué le preocupa más?

– Sobre todo el bajón de las novilladas. Date cuenta que en las con caballos en lo que va desde que cambiamos de milenio hemos pasado de las 18 que se montaron en 2001, a las 2 que se han organizado este pasado año, que han sido la de Olivenza y Jerez de los Caballeros. Ahí sí que creo que las Administraciones, sobre todo las Locales, ya que nosotros ahí no tenemos incidencia alguna, debería tomar cartas en el asunto al ser, en muchos casos, parte implicada a la hora de subvenir festejos taurinos. Y en algunos pliegos, sobre todo en plazas de cierta entidad, debería meter la cuña de que se diesen novilladas con caballos, que al fin y al cabo son la cantera del futuro de la fiesta.


«…Las Administraciones, sobre todo las Locales, ya que nosotros ahí no tenemos incidencia alguna, debería tomar cartas en el asunto al ser, en muchos casos, parte implicada a la hora de subvenir festejos taurinos..»


– Los empresarios achacan el tema de que son antieconómicas.

– Sí, no lo pongo en dudas, por eso me refiero a la necesidad de que las Administraciones Locales hagan ese tipo de exigencia, porque tienen la fuerza de obligar basándose en que, de algún modo, esa subvención que ellos otorgan repercuta en el fomento de este tipo de festejos. Y que conste que entiendo, y comprendo, a los empresarios a la hora de recortar en este tipo de festejos, sobre todo en estos tiempos de crisis, porque el aficionado a la hora de decidirse por ir a los toros termina por seleccionar qué festejo es al que puede destinar su presupuesto. Y claro está que terminan por escoger corridas de toros y si pueden, aquellas en las que actúan las figuras. Al hilo de este tema no quiero dejar de señalar que ese bajón al que me refería lo ha suplido muy acertadamente el Patronato de  Tauromaquia con las clases prácticas.

– ¿Ha habido algún incidente destacable que haya requerido de sanción?

– Por ahora no. Sí que es verdad que hubo un incidente en Barcarrota, el pasado mes de septiembre,  pero no hemos iniciado, a esta fecha, ningún expediente sancionador al respecto.

– ¿Qué opinión tiene al respecto de lo que allí ocurrió?


«…La valoración que hago es que en los festejos taurinos siempre ha de imperar la cordura, tanto en el Presidente como en el público…»


– Tengo que decir que no estuve presente, y lo que sé es por haberlo leído en prensa o escuchado amigos que sí estuvieron y me contaron lo ocurrido. La valoración que hago es que en los festejos taurinos siempre ha de imperar la cordura, tanto en el Presidente como en el público.  Lo que no podemos olvidar es que los Presidentes son aficionados, y de los pocos que hay en la plaza que no  cobran; por tanto el público debería ser consciente de que la labor de un presidente es altruista y que está dando la cara para que se cumpla el Reglamento y, de paso, se respete a todos los aficionados presentes en la plaza.

– Hablamos de Presidentes, que son quienes deben interpretar el Reglamento y precisamente en Extremadura estamos  a punto de empezar a regirnos por el nuevo que entrará en vigor el próximo día 1 de enero. ¿Qué nos va a aportar desde su punto de vista?

– Siendo como es un Reglamento de Festejos Populares tiene alguna aplicación sobre festejos mayores. Nosotros, desde la Junta de Extremadura, siempre hemos manifestado que no queríamos hacer un Reglamento Taurino como los que hay en otras Comunidades Autónomas, principalmente porque abogamos porque haya un único reglamento para toda España. Este criterio lo trasladé en el Senado, a primeros de años, porque me parece absurdo que haya diecisiete Reglamentos que regulen la misma materia salvo en una serie de matices. Sin embargo sí somos partidarios de adicionar aquellas particularidades especiales que creemos que debemos poseer en Extremadura, como ocurre en el tema de los festejos populares y algunos temas en festejos mayores.

– ¿Efectuarán algún curso o seminario para analizar el sentido del texto?

– Si no me equivoco a partir del 22 de este mes, en Mérida, llevaremos a cabo unas jornadas donde profundizaremos sobre el cuerpo del texto legal con Presidentes, Delegados Gubernativos…

– ¿Aporta el futuro Reglamento alguna novedad más que sea reseñable, más allá de esas regulaciones adicionales?

– Hay un tema que creo va a servir para dar más seriedad, que es la fianza.

– Uf, eso suena casi a cárcel…

– (Se ríe) Me explico, a partir de la entrada en vigor del nuevo reglamento, todas aquellas empresas que quieran dar toros en cualquier plaza extremeña tendrán que depositar una fianza de 40.000 €, que servirán de garante en el caso de que esa empresa fuese sancionada por incumplimiento de su deber como empresa taurina. Esta figura creo que va a dar seriedad a la fiesta y puede ser muy interesante en el devenir de los toros en la región.

«…todas aquellas empresas que quieran dar toros en cualquier plaza extremeña tendrán que depositar una fianza de 40.000 €…»


– Hablabas de esa reunión de principios de año en el Senado en la que expusiste tu idea de un Reglamento único. ¿Qué acogida tuvo en la Cámara?

– Pues créete que hubo representantes de Comunidades Autónomas con reglamento propio que no les pareció mal la idea, es el caso del representante de Andalucía. Lo que pasa es que es muy difícil que se retome ese tema ya que la Administración Central prácticamente se ha quedado sin competencias en esta materia, por lo tanto tocaría ponerse de acuerdo casi de manera individual los unos con los otros.

– Mucho se lleva hablado en este final de temporada del paso de los toros a Cultura. Toca preguntarle,  ¿cómo lo ve y en qué puede eso afectarle en su cargo?, ya que en Extremadura los toros no están precisamente en la Consejería de Cultura.

– En primer lugar, el trasvase a cultura me parece muy importante desde mi punto de vista, pero no niego que no deja de ser algo simbólico. Me explico, la realidad es que el Ministerio de Interior no tiene, ni tenía, competencias políticas en el tema de los toros, más allá del tema de los Registros de Profesionales, que fue un tema en el que sí se pusieron de acuerdo las Comunidades Autónomas para que se constituyera un único registro, que será el que pase ahora a Cultura. Pero el resto de competencias estaba transferido a las Autonomías. Ahora serán éstas las que decidan cuál pasa los toros a su Consejería de Cultura, y cuál no.

– ¿Cuál va a ser el criterio que se va a seguir en nuestra tierra?

– Pues no me consta que se vaya a decidir ahora mismo nada al respecto, al fin de cuentas porque de legislatura nos quedan unos meses.

– ¿Entonces toda la que se ha armado con lo de Cultura?

– Bueno, creo que va a tener una gran trascendencia porque conlleva que se reconozca oficialmente que el toreo es un arte, aparte de que va a tener una trascendencia económica e internacional, ya que hay ocho naciones del mundo que albergan los toros como parte de su idiosincrasia y buscarán aunar esfuezos en el reconocimiento de ese arte.

 

José Ramón Suárez, explicando su postura en el trasvase de los toros a Cultura. (FOTO: José García)

Al fin y al cabo de todo esto éramos ya conscientes, pero ahora, con el soporte de cultura, habrá una dimensión más allá de la que hoy entendíamos más como un espectáculo. Y luego ese trasvase tiene unas peculiaridades que pueden ser muy interesantes y que habrá que ver si se llevan a efecto. Una de ellas es el tema del IVA reducido, que habría de aprobar el Congreso de los Diputados. Y la otra, la posibilidad de poder optar a subvenciones.

– ¿Pero subvenciones aparte de las que ya hoy cuenta el mundo del toro?

– Sí, claro, porque esas a las que tú te refieres son al montaje de un espectáculo y las otras serían al arte en sí de la Tauromaquia.

– Ha sido una vez más un placer compartir estos minutos con usted y que haya tenido la deferencia de recibir, una vez más, a Badajoz Taurina para, aparte de mostrarnos los números descarnados de la estadísticas, rellenarlos con contenidos, inquietudes y conocimientos.

– No hay nada que agradecer, en todo caso a vosotros por la labor que estáis llevando a cabo. Por cierto, ahora me toca preguntar a mí, ¿qué tal está funcionando el portal?

– Bien, muy bien, sobre todo gracias a aficionados como usted y todos los que nos siguen a diario, que hace que el esfuerzo que supone sacar esta locura adelante merezca totalmente la pena.