Peña T. Luis Reina de Almendralejo

Intensa jornada de los peñistas almendralejenses

0
993
Bajo las míticas calaveras...
Bajo las míticas calaveras...

La Peña Taurina ‘Luis Reina’ de Almendralejo realiza un intenso viaje hasta Zahariche para admirar el trapío de los míticos Miura en su entorno natural. Posteriormente degustaron el toreo clásico de Ambel Posada y un excelente estofado de carne de toro de lidia.

Verónica Delgado.-

Nada menos que ochenta socios de la Peña Taurina ‘Luis Reina’ de Almendralejo se movilizaron para acudir a visitar la finca ‘Zahariche’, donde pastan los míticos Miura. Y posteriormente degustar el buen toreo de Santiago Ambel Posada en la Venta ‘El Tentaero’, seguido de una grata comida de hermandad en este mismo sitio.

Se ha puesto de moda este viaje entre distintas peñas taurinas extremeñas. Sin ir más lejos, los cabezalavaqueños de El Volapié abrieron la veda llevando a cabo similar parada y fonda, que a buen seguro repetirán más asociaciones taurinas al haberse corrido la voz de lo apropiado del acto.

Como aquéllos, los almendralejenses de ‘Luis Reina’, también pudieron ver la imponente presencia de los toros de la A con asas en su hábitat natural. Concretamente pudieron presenciar de cerca la corrida que los hermanos Miura tienen apartada para la feria francesa de Nîmes.

A continuación, guiados por Antonio Miura, visitaron las distintas dependencias de Zahariche.  Y Manuel García, el célebre mayoral de esta vacada, fue el encargado de enseñarles la placita de tientas e ilustrarles con un sinfín de anécdotas.

Tras decir adiós a la histórica portera de las calaveras de vaca, el cortejo se encaminó a Carmona, donde Santiago Ambel Posada les esperaba para matar dos toros a puerta cerrada. Al segundo ejemplar, colorao de capa, le enjaretó una faena artística que deja bien a las claras el grado de madurez que está alcanzando el diestro pacense. Le acompañó su nuevo mentor, José María Tejero, y echaron en falta los peñistas a Fernando González, habitual en la cuadrilla de Posada y muy vinculado a esta peña taurina, pero un compromiso profesional le impidió poder acudir como hubiese deseado.

Remataron el día con una suculenta comida servida en la citada Venta, donde no faltó el estofado de carne de lidia, el cual estaba de vuelta al ruedo.

IMÁGENES DE LA JORNADA.

Haciendo entrega de vino de Almendralejo a Antonio Miura. Manuel García, mayoral de Miura, también fue obsequiado. Acomodándose en la placita para ver actuar a Ambel Posada.
El primero anduvo faltito de fuerzas... El colorao dio más juego... ...y Ambel se gustó por el lado izquierdo.
Como en este trincherazo de cartel de toros. Después llegó el turno de pegar otros trincherazos... ...pero ahora en el plato de estofado.