BALANCE de la jornada

Ferrera enloquece a Campo Pequeno

0
960
FOTO: Joaquim Mesquita/Burladero.com
FOTO: Joaquim Mesquita/Burladero.com

Antonio Ferrera hace enloquecer a la afición lisboeta tras una soberbia actuación en Campo Pequeno con astados de Rego Botello. Al comienzo del festejo recibió el premio al triunfador de 2010.
Redacción.-

 

El balance de las actuaciones de festejos en plazas pacenses o de toreros de nuestra tierra que han realizado el paseíllo hoy, jueves 19 de mayo, ha sido el siguiente:

CORRIDAS DE TOROS:

  • Lisboa (Campo Pequeno).- Toros de Rego Botello, 4º como sobrero, normales de presencia y de juego variado. Destacó el segundo. Antonio Ferrera, dos vueltas y vuelta. Luis Bolívar, vuelta y dos vueltas por su cuenta. Joaquim Bastinhas, vuelta y ovación. Luis Rouxinol, vuelta y saludos.

Según crónica de Pedro Marques para burladero.com sobre la actuación de Antonio Ferrera esta noche en Campo Pequeno:

«Como se templan las cuerdas de una guitarra flamenca, templó ayer sus trastos Antonio Ferrera, para llevar al toro de Rego Botello, que salió en segundo lugar. Ya en las templadísimas verónicas de mano baja con las que se llevó al centro del ruedo a su enemigo, dejó bien claro que estaba en Lisboa con las ideas muy claras y con ganas de agradar».

«Después de un emocionante tercio de banderillas, muleta en mano, dejó para el recuerdo la más intensa y vibrante faena de muleta que tuvo como escenario la renovada Monumental. Pronto se llevó el toro a los medios y allí, dando distancia, embarcó al toro desde muy adelante en tandas de cinco derechazos, rematados con el doble de pecho. Por el izquierdo había que echársela al hocico, lo que hizo el extremeño para sacar naturales, completamente roto con la embestida».

 

«Volvió al derecho y con el público de pie, se sucedieron largos e interminables circulares invertidos encadenados, que provocaron el delirio. Un faenón que el público premio con dos clamorosas vueltas al ruedo. Con el sexto volvió a firmar un gran tercio de banderillas, destacándose el tercer par, al quiebro, cerrado en tablas, pero al toro le faltó un puyazo y además hizo amago de rajarse en diversas ocasiones.«.

Ferrera toreando al natural en Campo Pequeno. (FOTO: Jaoquim Mesquita/Burladero.com)

«Le hizo las cosas perfectas pero al toro, que tenía su guasa por el izquierdo, le costaba un mundo tirar para adelante y seguir los engaños hasta el final. Aún así, logró tandas muy templadas y meritorias en especial por el lado derecho».