LUIS TERRÓN / Sus toros para Badajoz

Pureza de sangre para crear arte

0
980

Detrás de todo triunfo siempre está el esfuerzo del hombre. En el caso de Luis Terrón Díaz ese esfuerzo es doble, ya que al del ganadero hay que sumar el de su sobrino Francisco Cancho Terrón, heredero de la más digna tradición campera. Hoy vamos a conocer cómo son los toros que lidiarán el próximo 26 de junio en el coso de Badajoz… (GALERÍA GRÁFICA EN EL INTERIOR)

Antonio Girol.-

Llegamos a ‘Los Fresnos’,  y un grupo de imponentes toros negros nos reciben a uno y otro lado del carril que lleva al cortijo, que aparece en la lejanía como una isla entre palmerales. Don Luis Terrón Díaz, que lleva de un lado para otro desde que amaneciese nos espera junto a sus vaqueros. Tienen faena por delante, por lo cual será su sobrino Francisco quién nos lleve a ver los toros reseñados para Badajoz. Quedamos en buenas manos porque el joven ganadero conoce a la perfección la ganadería, al volante del todo terreno nos adentra en los hatos de toros, y con paciencia franciscana va separando, uno a uno, los ejemplares para que José María Ballester los inmortalice.

A la vuelta, en el asolerado cortijo nos concede la entrevista que a continuación reproducimos y que es importante leer para comprender mejor cómo se selecciona y se cría el toro en esta casa, que cosecha premios temporada tras temporada, prueba inequívoca de que el trabajo serio y bien hecho siempre tiene recompensa.

– Francisco,  ¿Cómo se elige una corrida como la que acabamos de ver para Badajoz?

– Normalmente lo hacemos en consenso con la empresa y los veedores de los tres rejoneadores. En un principio, junto con la empresa elegimos diez ejemplares. Y sobre esa base vinieron las personas que les ven los toros en el campo a Pablo, Diego y Leonardo, de donde sacaron ocho toros que serán los que irán a la plaza.

– ¿Qué esperáis tu tío y tú de la corrida de Badajoz?

– Vamos con mucha ilusión y muchas ganas. Ojalá que la corrida transmita y los rejoneadores puedan disfrutar, y si eso se cumple a buen seguro que el público se va a divertir.

Francisco Cancho Terrón respondiendo a Antonio Girol. (FOTO:J.M.Ballester)

– ¿Cómo es el toro de Luis Terrón, desde el punto de vista de su criador? Te lo pregunto porque el aficionado se suele quedar en la homogenización de el encaste puro y duro, sin adentrarse en el sello que le de cada ganadero.

– Los has definido perfectamente. En nuestro caso, por ejemplo, la sangre de los toros que acabos de ver es Murube-Urquijo, idéntica a la que se compró en 1989 de Soro y El Capea. Sin embargo, en estos años  la hemos ido moldeando hacia el toro que a nosotros nos gusta dentro de ese encaste. Al final acabas creando tu propio toro.

– ¿Y eso cómo se hace?

– En el tentadero. Aquí siempre se tienta para lidia a pie, a pesar de que la mayoría de nuestros toros se terminan lidiando en festejos de rejones.  Aunque bien es cierto que también hemos lidiado y seguimos haciéndolo en corridas de a pie. En cuanto a lo que hablábamos antes del sello propio si te has fijado nuestros toros tienen un poco de más cara de lo que es habitual en esta sangre, eso por ejemplo se consiguió a través de un semental llamado Rita-II que le compramos al maestro Capea.

Una de las madres de la ganadería con un futuro toro. (FOTO:J.M.Ballester)


– ¿Hay varias líneas de raceadores dentro de la ganadería?

– Sí claro. Te hablaba antes de ese semental que se compró hace años a Pedro y que da hijos como más cara, que a su vez son más ‘chochones’, que es un término que se utiliza mucho para los murubeños para referirse a los que tienes más fondo, más galope, en definitiva más son. También hay otros dos sementales con menos cara, que en este caso dan más chispa, más motor.

– Recientemente Leonardo Hernández salía a hombros de la plaza de Las Ventas tras desorejar a toros de vuestro hierro. Imagino que un triunfo de ese calibre siempre es motivo de orgullo para un ganadero.

– Claro. Y aún más cuando es un triunfo que se repite, ya que el año pasado en ese mismo ruedo también cortaba tres orejas de nuestros toros.

– Estamos hablando de un rejoneador que ha pasado de promesa a realidad. Convirtiéndose en uno de los mejores rejoneadores de la actualidad, hasta el punto de disputarle el trono del rejoneo a Pablo y Diego Ventura. Sinceramente hoy día es el cartel más rematado que hay en lo que a rejones se refiere. Y creo que su inclusión en el cartel de este año es todo un acierto por parte de la empresa.

Una de las dependencias del cortijo que conservan su sabor añejo. (FOTO:J.M.Ballester)

– Al hilo de lo que cuentas, se nota que la confección del cartel del próximo domingo 26 de junio te gusta, pero hay veces que eso no se cumple…

– Es cierto que hay ocasiones en que observas que tus toros los van a torear rejoneadores no ya que no te gusten, sino en los que confías menos a la hora de que vayan a poder sacar todo aquello que los toros llevan dentro.

– ¿Sueles ir a ver la corrida?

– Sí, sí…voy siempre sea cual sea la plaza. Precisamente este año llegaré a Badajoz directamente desde León, donde lidiamos el sábado. Además me gusta estar en el sorteo.

– ¿Te preguntan los banderilleros a la hora de enlotar?

– Es habitual que lo hagan, preguntando por familias, reatas…

– ¿Cómo vives ese día?

– Con nervios. Desde el primero al sexto. Porque en dos horas de festejo se juegan muchas cartas. La gente creo que no es consciente del enorme trabajo, esfuerzo y dedicación que tiene criar una corrida de toros. Todas esas horas de selección y manejo que hay detrás y que se dirimen en quince o veinte minutos.

– ¿Cuántas corridas veremos esta temporada con la divisa de Luis Terrón?

– Teníamos diez corridas. Una ya está lidiada, que es la de Madrid. Y ahora quedan nueve en el campo listas para ser lidiadas.

Francisco rodeado de trofeos y premios cosechados por la ganadería. (FOTO:J.M.Ballester)

– ¿Muchas gracias Francisco por tu hospitalidad? Y suerte para el próximo domingo.

– Gracias a vosotros por acercaros hasta Los Fresnos y mostrar la corrida en su hábitat natural: la dehesa. Ojalá nos divirtamos todos.

Curiosamente cuando nos marchábamos apareció Luis Terrón junto a sus vaqueros. Lleno de polvo, cansado de faenar durante toda una calurosa mañana, pero con la ilusión de un joven por seguir criando toros de premio. He ahí una clara muestra de lo que supone entregar una vida a construir un ideal…

LOS TOROS PARA BADAJOZ. FOTOS: JOSÉ Mª BALLESTER.

De este hato de ocho toros saldrán el sexteto que se lidie el próximo 26 de junio. Enfrente tendrán a tres rejoneadores de excepción: Pablo Hermoso de Mendoza, Diego Ventura y Leonardo Hernández.

Nº. 1, Aguilillo. Nº. 13, Razonante. Nº.14, Bailarín.
Nº. 21, Culebrito. Nº. 23, Lechuzo. Nº. 4, Hogareño.
Nº. 43, Techador. Hierro de Luis Terrón Díaz. Nº. 46, Borracho.

Ocho ejemplares de pura sangre Murube-Urquijo, animales de caja generosa, largos, badanudos y descolgados, de testuz acarnerada y rizada, chatos y enmorrillados, de gruesa mazorca y pitón astifino, como puede apreciarse en las fotografías.

Animales que tienen la gran virtud del galope, de tranquear muy descolgados y en rectitud, lo que se traduce en ejemplares de gran calidad y buen son.