Javier Solís se prueba en el campo tras el percance de San Juan

Volver a sentir el toreo

0
556
FOTO: José Mª. Ballester.
FOTO: José Mª. Ballester.

Javier Solís vuelve a sentir el toreo en sus muñecas tras el percance que sufriese en la pasada feria de San Juan. Se probó con dos toros del hierro de Carriquiri, con la vista puesta en la cita del próximo sábado en Villanueva del Fresno.

Redacción.-

Javier Solís vuelve a enfundarse el traje de luces tras el percance que sufriese el pasado 23 de junio en la plaza de toros de Badajoz, cuando el cuarto ejemplar del encierro de Luis Albarrán le prendió al ejecutar una larga cambiada en el tercio. Desde entonces el matador pacense ha estado recuperándose de esa doble cornada.

Los días se han ido sucediéndo en el calendario y la fecha del 27 de agosto está cada vez más cerca. Esa tarde volverá a lucir alamares en la plaza de toros de Villanueva del Fresno. Coso en el que el pasado mes de mayo triunfaba ante toros de Bernardino Píriz. Con el objetivo puesto en la reaparición, Solís se probó en el campo en fechas recientes. Fue en la finca ‘Vega de Hornillo’, en la que pastan las reses de Carriquiri, propiedad de Antonio Briones. Javier despachó a dos toros, con los que volvió a sentirse torero, como pueden comprobar en el reportaje gráfico de nuestro compañero José María Ballester.

LA VUELTA DE SOLÍS. FOTOS: JOSÉ Mª BALLESTER.

Javier Solís parando al de Carriquiri. Abriendo el compás en los lances de recibo. El picador probó la bravura del ejemplar.
Chicuelinas para quitar tras el puyazo. Se enroscó con el toro por cada pitón. Javier estuvo muy firme con la muleta.
Como se aprecia en este natural. A este otro ejemplar también lo toreó primorosamente. La inactividad no ha mermado su temple.
Listo para volver a los ruedos... Feliz de haber dejado atrás el periodo de inactividad. La familia de Curro estuvo presente en Carriquiri y le acompañará en Villanueva.