FERNANDO GONZÁLEZ - Banderillero que actuará en el Festival del próximo sábado

«Es un gusto hacer este esfuerzo»

0
1309

Fernando González volverá a sentir el toreo de muleta el próximo sábado en Alcuéscar, en el marco del VII Festival Taurino de Banderilleros, en el que se involucra un año más para recaudar fondos para los más necesitados. Hemos querido conocer cómo se prepara y qué sensaciones tiene…

Antonio Girol.-

Termina la temporada y a los hombres de plata aún les quedan fuerzas para llevar a cabo el último gesto: su festival. Un evento, que año tras año, se sucede en diferentes plazas de toros de nuestra región con dos claros objetivos: volver a sentir el tacto del ‘palillo’ en la yema de los dedos, y la acción solidaria de ayudar a los más necesitados. Si hay un banderillero que disfruta con esta fiesta, sin duda alguna, es Fernando González. Alma mater de este tipo de festivales, no ha faltado a ninguna de las anteriores seis citas.  Por eso hemos querido compartir con él un rato de charla, para que nos cuente cómo lo vive, y sobre todo cómo lo siente.

– Fernado, el próximo sábado 12 de noviembre, si el tiempo no lo impide, volverás a ceñirte la calzona para matar un novillo en el tradicional festival de banderilleros. ¿Cómo te sientes en estos días previos?

– Imagínate. Si te soy sincero con la misma inquietud y nerviosismo a cuando uno está empezando. Pero sobre todo con una tremenda ilusión, porque más allá del día señalado, los días previos te preparas y los vives como si fueses un matador, y la cosa que te entra por el cuerpo es una bendición.

Supongo que la responsabilidad en estos días que faltan será máxima.

– Sí, claro. La preocupación porque todo salga bien siempre está ahí. Aunque está organizándolo todo Francisco González Carrasco, que tiene una gran experiencia como empresario; a mí, por aquello de que me involucro mucho en el tema, me gusta estar al corriente, ayudarlo y sugerirle algunos detalles que hagan especial el evento. Quisiera, aprovechando la oportunidad que me brindas con esta entrevista, darle públicamente las gracias tanto a Francisco como a los ganaderos que donan desinteresadamente los novillos, así como a mis compañeros que hacen un gran esfuerzo.

– ¿Cómo te estás preparando?

Fernando González preparándose para el festival del próximo sábado. (FOTO: Gallardo)

– Está todo en la mente. Porque fíjate, mañana tienes que matar un novillo sin más preparación previa y lo haces como si tal cosa, podríamos decir que no pasa nada. Sin embargo, basta que se trate de un festival, que van a ir a verte los amigos y el público, y eso ya te carga de responsabilidad para solventar lo mejor posible la papeleta.

¿Qué tipo de preparación sigues en estos días previos?

– Prácticamente la misma de todo el año. Si bien es verdad, que como te decía antes, la responsabilidad es distinta y hace que ataques el entreno de diferente manera, sobre todo mentalmente.

Actuando en Badajoz. (FOTO:Gallardo)

– Tú has sido alma mater de este tipo de festivales, ¿en cuántos has participado?

– Pues de los siete que se han organizado he participado en todos ellos. El primero tuvo a Cáceres como marco, y se desarrolló en 1998. Un año más tarde se llevó a cabo en Olivenza. Badajoz ha sido otra de las plazas en las que se ha desarrollado, concretamente en los años 2000 y 2002. En 2003 nos anunciamos en Almendralejo. Después, tras un periodo de parón, se retomó la idea en 2008 en Calamonte. Y en esta ocasión será en Alcuéscar.

Pero tu labor en este tipo de festivales no se circunscribe únicamente a participar en ellos, también te gusta encargarte de la organización.

– Bueno, directamente organicé los dos de Badajoz, y el de Almendralejo conjuntamente con Eugenio García Gutiérrez, actual presidente de la Federación de Peñas de Extremadura, que se hizo a beneficio de la Asociación de familiares de enfermo de Alzheimer. En los otros he colaborado en todo lo que ha hecho falta.

– Organizar un festejo taurino tiene que ser un jaleo de cuidado, ¿no?

– Si quieres que te diga la verdad es un lío de no te menees. Y a todo ello le tienes que sumar que tienes que sacar tiempo para coger la muleta a ratos para que no te pese el día del festejo. Pero también tengo que decir que gracias a la gente que participó, que lo hicieron de forma desinteresada, siempre es más sencillo y un gusto hacer el esfuerzo.

– ¿Qué recuerdas de los otros festivales?

– Del de Calamonte tengo un recuerdo especial, porque esa tarde se vistió junto a mí nuestro amigo Juan Bazaga, que cuando yo quería ser torero lo veía toreando con caballos y le tenía por un espejo en el que mirarme. Además de que es un pedazo de comunicador y un sensacional comentarista, y compartir aquella tarde junto a él para mí fue muy bonita. Curiosamente ese ha sido la única vez que hemos hecho una excepción y ha toreado un ‘no banderillero’. Y otro recuerdo bonito que guardo en mi memoria es las dos ocasiones en que compartí cartel con Gallito de Zafra, matador de toros y banderillero de Jerez de los Caballeros, al que yo veía de pequeñito como un maestro, que es lo que ha sido y seguirá siendo.

«…Tengo un recuerdo especial, porque esa tarde se vistió junto a mí nuestro amigo Juan Bazaga, que cuando yo quería ser torero lo veía toreando con caballo y le tenía por un espejo en el que mirarme. Además de que es un pedazo de comunicador y un sensacional comentarista…»


 

– ¿Suelen tener aceptación este tipo de festivales fuera de temporada entre los aficionados?

– Sinceramente, aunque haya quien piense qué pintamos o si estamos locos, sí suelen tener aceptación. Principalmente por el carácter altruista que tienen, no podemos olvidar que toda la taquilla va destinada íntegramente a una institución benéfica. Eso, unido a la novedad que supone ver a los banderilleros con la muleta, hace que muchos aficionados pregunten de un año para otro cuándo y dónde se va a celebrar el festival. Lo cual es un motivo de orgullo porque eso supone que en los años en que lo hemos organizado ha debido salir bien.

En un instante de la entrevista. (FOTO: Gallardo)

– ¿Y da suficientes beneficios?

– Hasta ahora siempre se ha sacado los gastos mínimos para cubrir aquellos gastos inevitables como son la seguridad social, tasas, gasoil del camión, y quedó una bonita cantidad que poder entregar a la entidad a la que se quiere ayudar en ese año. Fíjate lo que te digo que, en Badajoz, en los dos años que se celebró en su plaza de Pardaleras, se destinó a la misma Asociación, en concreto A.E.X.P.A.I.M.B.A, que presidía Magdalena Moriche, quiénes estaban tan encantados que repitieron dos años seguidos.

Aquel festival, con los niños  con discapacidad límite ligera en la taquilla de la plaza con un monitor vendiendo entradas… no se borrará de mi memoria mientras yo viva, porque fue algo maravilloso. Ojalá que el próximo día 12 por la noche pueda tener un recuerdo similar de la afición volcada con la Casa de Misericordia de Alcuéscar.

– ¿Qué puedes contarnos de la Casa de Misericordia de Alcuéscar?

– Es  un centro donde residen ancianos y niños con muchos problemas físicos y mentales, así como enfermos de todo tipo. Ese día todos los actuantes conviviremos con ellos durante el día y allí mismo nos vestiremos de toreros. Este centro ya ha recibido ayuda en forma de festivales taurinos en otras ocasiones, actuando para ello una buena pléyade de toreros como Manuel Caballero, Antonio Ferrera, Tomás Campuzano, Rui Bento Vasques o Manuel Bejarano,  entre otros. Este año el cartel bajo algo de ‘nivel’, pero aun así esperamos estar a la altura y seguro que con la ayuda de Francisco González y los religiosos que llevan el Centro, todo saldrá bordado.

– Ha finalizado una temporada que ha sido dura para todos los que os vestís de torero, ¿cómo te ha afectado a ti?

La preparación para el festival ocupa gran parte de las horas del día de Fernando. (FOTO: Gallardo)

– Como tú bien dices ha sido una temporada difícil que se ha visto amenazada por la reducción de festejos, que es cierto que nos afectó a todos los que participamos en este ‘juego’. Pero hay que ser positivos y tener esperanza en que el año venidero será mejor. Personalmente, he tenido la suerte de torear corridas de toros en Las Ventas o Salamanca con El Capea, o la encerrona de Perera el día de Extremadura, entre otras comparecencias de importancia como en la feria de Badajoz, y entre unas y otras no he escapado del todo mal, sin olvidar que ha sido como decía al principio un año especialmente complicado por la reducción de festejos.

– ¿Cómo se presenta el 2012?

– Con mucha ilusión. Deseando que sea una temporada repleta de festejos y de triunfos para los toreros que tienen la deferencia de contar conmigo, y para todos los extremeños porque su triunfo, ten por seguro, es el mío también.

– Gracias Fernando, por dedicarnos un rato mientras te preparas.

– Gracias a vosotros por la difusión que estáis haciendo de forma desinteresada del festival.