Recuperamos esta entrevista de máxima actualidad hoy día.

«Entiendo que el Club se va a quedar en buenas manos»

0
971

El pasado 23 de enero acudíamos a entrevistar a Luis Carlos Franco con objeto de realizar un reportaje sobre El Club Taurino y nos sorprendió con la noticia de que este será su último año al frente de esta institución. En esta amplia, e interesante, entrevista repasamos su gran contribución a la fiesta, y hoy queremos volver a publicar como tributo y homenaje a un gran hombre y mejor presidente.

Antonio Girol.-

El día que Enrique Muñoz Torres abordó a Luis Carlos Franco García (Badajoz, 1954) a la salida de la plaza de Olivenza comenzó una época de máximo esplendor para el Club Taurinio Extremeño de Badajoz, el templo de la afición extremeña; tal y como lo definió en su día nuestro protagonista. Hemos querido acercarnos hasta la casa que mejor representa lo que supone esta fiesta para Badajoz, para Extremadura, y charlar un rato con Luis Carlos de toros y, en definitiva, de la vida, al rememorar todos esos recuerdos que se van agolpando en su bien poblada cabeza. El placer que siempre supone escucharle, ahora podrán ustedes sentirlo leyendo esta jugosa entrevista.

– Luis Carlos, buenos días.  Tras casi quince años al frente del Club Taurino Extremeño de Badajoz, ¿cómo recuerdas los inicios?

– Buenos días Antonio. Los inicios los recuerdo que yo llegué a esta casa en el año 86 de la mano de un buen amigo mío que era Francisco de Paula Sánchez Tovar, que por entonces era tesorero y me dijo: “sobrino – que era el tratamiento cariñoso que me dispensaba – tú tienes que estar en la Directiva del Club”. Por tanto, vine de su mano a una directiva que presidía por entonces Manuel Bonifacio, y me hicieron vicetesorero. Y esos fueron mis primeros contactos. Por desgracia Paco (Francisco de Paula) tuvo un accidente de tráfico y murió, yo seguí en la directiva de Bonifacio y, pasado un tiempo, decidí dejarlo.

– ¿Cómo fue tu regreso?

– Hubo un festival en Olivenza, en el que Antonio Ferrera, siendo aún novillero, se encerró en solitario con seis novillos a beneficio de una Asociación de Niños Discapacitados, y al terminar el festejo, Don Enrique Muñoz Torres, uno de los socios fundadores del Club, me abordó, junto a Adolfo Giralt, a la salida de la plaza,  y nos dijo: «mañana me gustaría tener una reunión con vosotros porque el Club está en una situación que podría incluso llevarle a desaparecer». Tuvimos esa reunión y en ella adquirimos el compromiso de formar una Junta Directiva.

Antonio Girol entrevistando a Luis Carlos en el Museo del Club Taurino. (FOTO: Gallardo)

La primera medida que tomamos fue ver el estado de las cuentas con objeto de sanearlas, e incluso hubo algún intento de hacer una auditoría, sin embargo entendimos que no era el momento oportuno, si no el de ponerse a trabajar para buscar soluciones. Estuvimos trabajando un año, en el que Alfonso Giralt ocupó el cargo de Presidente a petición de la Junta y, pasada esa anualidad, cuando parecía que empezábamos a poner el barco de nuevo a flote, Adolfo me dijo que él se quería retirar y que su intención era que yo fuese el presidente. Convocamos unas elecciones y desde el 19 de diciembre de 1997 he tenido el honor de ser Presidente de este Club Taurino Extremeño.

– Por tanto, quince años y podríamos decir… ‘y los que quedan’, ¿no?

– La idea es poner punto y final a esta presidencia el próximo mes de diciembre de 2011,  y de esta forma dejaremos paso a gente nueva. Son ya muchos los años que llevo al frente de esta casa, la cual amo profundamente, que apenas me ha dado disgusto y sí muchas satisfacciones, alegrías y sobre todo la posibilidad de haber hecho gran cantidad de amigos, y creo que es la hora del adiós.

«…La idea es poner punto y final a esta presidencia el próximo mes de diciembre de 2011,  y de esta forma dejaremos paso a gente nueva…»


– Me quedo sorprendido porque no esperaba esta respuesta, sinceramente, e imagino que los lectores cuando esta entrevista vea la luz, les ocurrirán tres cuartos de lo mismo. ¿El hecho de marcharte es porque estás cansado?

– No, ni mucho menos. No estoy cansado por la sencilla razón de que no cansa nada en la vida cuando tienes ilusión. El hecho de irme es porque pienso que debe haber otras personas que vengan con ideas renovadas.  Es verdad que esta Directiva ha hecho muchas cosas importantes a lo largo de estos años y hemos puesto a esta casa en valor, sin ir más lejos el último logro conseguido ha sido que la Diputación de Badajoz nos haya pagado la catalogación de todo el patrimonio, que se traducirá en ese libro que la próxima primavera verá la luz, y que creo que será la guinda perfecta para que esta Directiva se vaya, si no a lo grande, al menos sí dignamente.

– Enumerar todos los logros que ha conseguido la Junta que presides sería tarea ardua, tal vez uno de los momentos más importantes haya sido conseguir que la Diputación se implicara a la hora de auspiciar que aquella Escuela Taurina que naciese en los altos de esta casa, encontrase el cobijo de esta institución pública a través del Patronato de Tauromaquia.


«…Sin lugar a dudas uno de los momentos importantes del Patronato fue aquel de 1986  cuando, estando como vicetesorero de la Junta que presidía Manuel Bonifacio, pudimos crear esa Escuela…»


– Sin lugar a dudas uno de los momentos importantes del Patronato fue aquel de 1986  cuando, estando como vicetesorero de la Junta que presidía Manuel Bonifacio, pudimos crear esa Escuela a la que tú haces referencia, en cuya creación intervienen personas de la importancia de Fernando Masedo Torres, Luis Alegría, Antonio Jiménez ‘Antoñete’, que daban las clases en la planta tercera.

– Esto que ahora se cuenta con tanto romanticismo imagino que en sus inicios tendría su crudeza.

– Claro, al principio, las únicas ayudas que conseguíamos eran de la Consejería de Cultura, cuyo titular por aquel entonces, don Francisco Muñoz, nos concedía anualmente un millón de pesetas que nosotros empleábamos en pagar al profesor Armando Soares.

– ¿Cómo surge entonces el hecho del trasvase a Diputación?

– Nos llamaron para una reunión, a la  que acudimos Domingo Caballero y un servidor, y nos comentaron que tenían la intención de crear una Escuela Taurina, pero que no tenía lógica que en Badajoz hubiese dos, de ahí que nos pidiesen que les cediésemos  la nuestra. A nosotros nos pareció una idea acertada porque de esa forma la Escuela contaría con una financiación fija, algo que nosotros como Club no podíamos garantizar,  e incluso nos preguntaron nuestra opinión acerca de la persona que tenían en mente para poner al frente, que era Fernando Masedo Pacheco, lo que nos alegró porque se trataba, al fin y al cabo, de una persona de esta casa, que conocía al Club Taurino perfectamente. Entonces llegamos a un acuerdo, cediéndole lo poco que teníamos, salvo un fundón de estoque y un esportón que mantuvimos en nuestro poder para que formase parte de nuestro Museo. Y también conseguimos que en los Estatutos del Patronato se incluyese que siempre habría de haber dos representantes del Club Taurino en el Consejo Rector de dicho Patronato, para que siempre estén presentes la voz y la opinión de esta casa.

El esportón y fundón de estoques que se quedó el Club como recuerdo para el Museo. (FOTO: Gallardo)

– La ‘Semana Taurina’ es otra de las citas importantes que tiene el Club con sus socios y con toda la afición.


«…Semana que este año irá del 21 al 25 de febrero. Y que cumple precisamente en este 2011 su veinticinco aniversario…»


– Efectivamente. Semana que este año irá del 21 al 25 de febrero. Y que cumple precisamente en este 2011 su veinticinco aniversario. Deberían haber sido más años, pero por desgracia hubo anteriores Juntas que decidieron en su día que algunos años no se desarrollasen.

– ¿Tenéis ya definida cómo se estructurará?

– El plantel lo tenemos prácticamente cerrado. Será una semana netamente extremeña, a excepción del día de cierre, que como viene siendo tradicional será el día en que haremos entrega de los trofeos y que tenemos comprometida la presencia de Sebastián Castella. Y habrá también una conferencia sobre la vida del maestro José Martínez ‘Limeño’, conferencia que correrá a cargo de Antonio Ruiz y Antonio Moreno, dos buenos amigos de este Club.

Sede del Club Taurino en el nº 8 de la c/ López Prudencio. (FOTO: Gallardo)

– A todo esto hay que sumar también los ‘Aperitivos Taurinos’ de la feria de San Juan, una iniciativa que surge durante tu mandato y que viene a rellenar unas horas que estaban huérfanas de actividad taurina durante la feria.

– Sí, indudablemente. Aunque en realidad la idea de esos ‘Aperitivos’ no surgió de la Directiva, sino del empresario José Cutiño, que un día me llamó y me sugirió la idea. La empresa nos cedió un espacio en  la Plaza, en el que montamos un stand; pero al final vimos que aquello se nos estaba empezando a escapar un poco de nuestras manos y la Junta decidió que teniendo como tenemos una casa tan bonita, como esta Sede, tan cerca de la Plaza, los trasladamos a nuestra sede de la calle López Prudencio, donde los hemos venido realizando en los últimos tres años.

Aquí damos un aperitivito a quiénes nos visitan y para darle aún mayor realce solemos, cada día, hacer un homenaje a personas relacionadas con el toro. Y en ocasiones entregar aquellos trofeos que no se pudieron dar en la clausura de la Semana Taurina, como ocurrió el pasado año con el maestro Ponce, o este próximo con Hermoso de Mendoza, que ha escusado la asistencia en febrero por estar fuera de España.

– Luego está la labor divulgativa, aquella de ir regando semanalmente la plantita de la afición…

– Desde el año pasado empezamos con una iniciativa, de la que tú has sido partícipe en alguna ocasión haciendo de presentador y moderador, algo que te agradecemos enormemente, como son las ‘Tertulias Taurinas’ de cada primer jueves de mes.  A las que se suman las ‘Tauromaquias Extremeñas’ que se llevan a cabo los últimos jueves de mes. Para la de este mes, por ejemplo, vamos a tener a dos picadores, que nos contarán su experiencia, como son los casos de Dionisio Grilo, de la cuadrilla de Antonio Ferrera, y Borja Ruíz, de la de Manolo Sánchez.

– Otra actividad es la de conceder cada año una serie de Trofeos Taurinos tras la feria de San Juan. Trofeos que son los más antiguos de Extremadura.

– Sí, así es Antonio, sin lugar a dudas son los más veteranos. Se comenzaron a conceder, según los Estatutos del Club, en 1961, por lo que este año será su 50 edición.  Inicialmente fueron cuatro, posteriormente la Junta que presidía Manuel Barrena crea el trofeo ‘Moreno Pidal al mejor rejoneador’, y con nuestra Junta se amplió el número de galardones con el de la mejor estocada, y se creó un trofeo para estimular a los alumnos de la Escuela que lleva el nombre de Aquilino Claver.

«…sin lugar a dudas son los más veteranos. Se comenzaron a conceder, según los Estatutos del Club, en 1961, por lo que este año será su 50 edición…»


– Hace unos años leí una entrevista que te hacían en un diario donde decías que esta casa, el Club Taurino Extremeño, era el templo de la afición extremeña. Suscribí punto por punto esa frase que a su vez me llevó a reflexionar que tanto Extremadura, en general, como Badajoz en particular, no son consciente de la riqueza cultural que encierran estas cuatro paredes y por desgracia aún hoy lo sigo pensando.

– Coincido plenamente con tu reflexión. Desde que estoy al frente de este Templo hemos luchado, toda mi junta directiva en pleno, por sacar esta casa a la calle, porque entendíamos que esta riqueza había que enseñarla. En 1999, coincidiendo con el 50 aniversario de la fundación, tuvimos un stand en la Feria Mundial del Toro de Sevilla que fue un exitazo. Ese año también tuvimos la suerte de poder ir de la mano de la Diputación a Madrid a  Ibertoro, que fue un espaldarazo importante. Y a partir de esa fecha hemos tenido la oportunidad de ir a la Feria Nacional del Toro en Santarem (Portugal), en este caso no sólo como Club Taurino sino en el comité organizador. También en la Feria Ibérica del Toro de Olivenza o en Monforfeira (Portugal).

Luis Carlos respondiendo a las preguntas en el 'Templo de la afición extremeña'. (FOTO: Gallardo)

Cada vez que un Ayuntamiento nos ha solicitado que le prestásemos ayuda para organizar cualquier evento cultural taurino, allí que nos hemos ido. Hemos participado en la feria de los mayores del Ayuntamiento de Badajoz. A eso le sumamos los logros de tener nuestra propia página web (www.clubtaurinobadajoz.es) o el hecho de que el Museo esté abierto de lunes a viernes en horario de 10 a 14 horas, y en ocasiones también por la tarde para grupos grandes. Como puedes ver un montón de actividades  e iniciativas para darnos a conocer.

– Todo esto está muy bien, pero yo creo que ese esfuerzo necesita de más apoyo institucional…


«…La Junta de Extremadura, y si bien es cierto que nos han atendido, no nos han hecho todo el caso que nosotros hubiésemos ansiado…»


– La verdad es que posiblemente Extremadura no conozca el gran legado que tenemos aquí. Hemos hablado con la Junta de Extremadura, y si bien es cierto que nos han atendido, no nos han hecho todo el caso que nosotros hubiésemos ansiado. Realmente nuestros dos principales valedores son la Diputación y el Ayuntamiento de Badajoz, por este orden, ya que de ambas instituciones hemos recibido los mayores apoyos.

– Quizás el mayor aval con el que cuente este club es su propia sede, ¿no es así?

– Efectivamente, date cuenta que a diferencia de otros clubes que tiene una sede social en un bar, nosotros contamos con un edificio que es nuestro. Son 1.200 metros cuadrados dedicados por completo a ser sede.

Sala Bienvenida, única en el mundo taurino por su valor. (FOTO: Gallardo) – Sede en la que se encuentra el mejor museo taurino que tiene esta Comunidad Autónoma, y tal vez uno de los mejores de España, y que como te decía anteriormente a mí me duele que no se le conceda la divulgación que creo que merece; indistintamente de que gusten, o no, los toros,  que haya extremeños que desconozcan el gran legado que encierra este lugar en el que nos encontramos, a mí cuando menos me rechina…

– Mira, aquí hace ya muchos años vino don Santiago Amón, un insigne crítico, que dijo que posiblemente este Museo estaría entre los cinco mejores museos de todo el mundo. Por aquí han pasado cantidad de gente y todos los que vienen se quedan sorprendidos, gratamente. Sin ir más lejos el maestro Santiago Martín ‘El Viti’ cuando nos visitó me dijo que tenía que volver un día, sin que nadie lo supiese, para poder verlo más detenidamente. Nosotros tenemos un compromiso inmenso y es el de traer, antes de que acabe este mandato, al Círculo de la Dinastía Bienvenida para que vean lo que aquí guardamos, porque hemos hablado con ellos, y estoy seguro que no pueden llegar ni a imaginarlo. Y quiero que vengan para que luego puedan decir que donde más cosas hay de la familia Bienvenida es en el Club Taurino Extremeño de Badajoz.

– Es que la Sala Bienvenida de este Museo es única, es algo que sale de lo normal…

– Claro. Por eso te decía lo del Círculo. A mí me gustaría, y así lo quiero hacer, que viniesen un fin de semana, sacar toda la documentación que tenemos de los Bienvenida y que la puedan ver. Ten por seguro que se van a llevar una sorpresa. Al igual que pretendo que vengan los hijos de Antonio Bienvenida para que puedan ver todo lo que aquí conservamos de su padre, incluida un montón de fotos de Antonio con su mujer y sus hijos. Te voy a contar otra anécdota que nos pasó en una Feria Ibérica del Toro, a la que acudió Ángel Luis Bienvenida, que cuando vio una foto que nosotros tenemos de su madre y su padre en bata, sentados en una butaca, se quedó tan sorprendido y emocionado que rompió a llorar y tuvimos que sentarlo en una silla. Aquel hombre lloraba de felicidad porque decía que estaba viendo cosas que él recordaba de su casa y pensaba que se habían perdido.

La famosa foto del Papa Negro y su esposa que emocionó a su hijo Ángel Luis. (FOTO: Gallardo)

– Te escucho y no puedo llegar ni a imaginar las horas que la has dedicado a este Club.


«…porque queremos ser esa llama viva de la fiesta de los toros, como esa velita que está acompañando siempre al Santísimo, en este caso queremos ser esa lucecita que siempre esté encendida…»


– No las he cuantificado, ni lo voy hacer, porque después de mi familia y mi profesión, mi otra ilusión sin medida es esta afición a los toros. Y sí, le he dedicado muchas horas a este Club, tanto yo como el resto de mi Junta Directiva, pero cuando observamos todo lo que hemos hecho hasta ahora pues vemos que ha merecido la pena, sobre todo porque queremos ser esa llama viva de la fiesta de los toros, como esa velita que está acompañando siempre al Santísimo, en este caso queremos ser esa lucecita que siempre esté encendida, y cuando alguien quiera algo de toros sepa que puede venir hasta aquí y encontrarlo. Ese, sinceramente, es el mayor logro que hemos conseguido en estos años.

– Hablabas de tu amor por tu familia, me costa que tu hija Rita es muy buena aficionada porque coincidí con ella en la Facultad de Derecho, es importantísimo el legado taurino familiar, ¿verdad Luis Carlos?

– Claro, por ejemplo en mi caso donde mi abuelo le inculcó la afición a mi hermano Juan Ángel. Afición que él me transmitió a mí, porque cuando escuchaba a mi hermano hablar de toros, yo era más pequeño, me hacía sentirlo de tal forma que me alistó para la causa. Y después he tenido la suerte de tener tres hijos, donde las dos niñas son muy aficionadas; y mi hijo es menos, pero tiene la virtud de que sin ser tan aficionado como sus hermanas sí que respeta, y se interesa, por esta fiesta. Mi mujer es también muy buena aficionada y me acompaña mucho, algo que también me ha sido de gran ayuda en este tiempo.

– Y ahora los nietos…

– Bueno, la verdad es que a los dos los he hechos socios nada más nacer, y me haría muy feliz que fuesen grandes aficionados. Como me haría muy feliz ver más gente joven en el Club. Porque esta sí es una asignatura pendiente, ya que coges la lista de socios y la media es de personas de cuarenta y muchos años para arriba, que no deja de ser una traslación de lo que, por desgracia, vemos en las plazas de toros.

«…me haría muy feliz ver más gente joven en el Club. Porque esta sí es una asignatura pendiente, ya que coges la lista de socios y la media es de personas de cuarenta y muchos años para arriba…»


– Luis Carlos, cuando te sientas en el despacho de la planta baja, y miras esas paredes adornadas con los carteles más antiguos de la provincia, y viendo cómo defiendes a este Club y a nuestra fiesta de toros, imagino que te provocará mucha nostalgia.

– Sí, me da nostalgia aunque aún quedan once meses por delante, pero a la par que satisfacción por lo mucho que hemos trabajado por esta casa. A la misma vez que cada día me gusta más venir por el museo o leer carteles para intentar imaginarme cómo sería ese día de toros de 1784 en Badajoz, o aquel otro de 1817 cuando se inauguró la antigua Plaza de Toros de nuestra ciudad. Y leo curiosidades como aquella de que la autoridad permitía que los de sol se bajasen un ala del sombrero, o la prohibición de tirar cáscaras de plátanos al ruedo…Todo estas cosas que aquí guardamos y que nos demuestran, una vez más, que esta casa es historia pura de una fiesta tan bonita como es la de los toros.

– Si un grupo importante de aficionados o de socios te pidieran que continuases al frente del Club, ¿llegarías a replanteártelo?

– No, no. Les intentaría explicar las razones por las que dejo el cargo. Además de que entiendo que el Club se va a quedar en buenas manos y que el futuro va a ser aún mejor de lo que es el presente.

– Ojalá sea así, aunque me cuesta trabajo creer que se pueda hacer mejor de lo que tú y tu Directiva lo habéis hecho en estos quince años.

Luis Carlos repasando su trayectoria para esta entrevista. (FOTO: Gallardo)

– Seguro que sí, porque todo lo que se ha hecho, pero no ahora en estos quince años, sino desde su fundación en 1949, ha sido gracias a sus socios. Este Club cuenta con 225 socios que son su verdadero empuje. Por eso creo que el futuro de esta casa va a ser tan bueno como lo que ha habido hasta ahora, suponiendo que haya sido bueno.

– Ya lo creo que ha sido. Luis Carlos, muchísimas gracias por concedernos esta entrevista,  nunca olvidaré que en esos momentos iniciáticos, cuando todo es más cuesta arriba, contamos con tu apoyo hasta el punto de ser nuestro padrino en la presentación pública que hacíamos el pasado 13 de junio en la feria el toro y el caballo. Pero sobre todo por tu apoyo a la fiesta y a esa Badajoz tan taurina que desde el Club no se deja de incentivar.

– Quiero aprovechar para agradecer a todos los medios de comunicación el trato que siempre habéis dispensado a esta casa. La cual siempre hemos querido que tuviese las puertas abiertas. Y especialmente te agradezco el respeto y el cariño que nos habéis dispensado en Badajoz Taurina desde vuestra fundación.

– Gracias a tí, por tu cercanía y humanidad. Nos quedan aún once meses por delante y aunque nunca te irás del todo, sé que te vamos (y yo muy especialmente) a echar mucho de menos.

 

 


NOTICAS RELACIONADAS:

Con vitola de historia. (Reportaje sobre el Museo del Club Taurino Extremeño, 29/01/11)