Exitosa presentación de los carteles de la feria de marzo pregonados por Manolo Molés

Padilla y Ferrera ponen el primer «no hay billetes» en Olivenza

0
1081

Juan José Padilla y Antonio Ferrera cuelgan el «no hay billetes» en la presentación de los carteles de la próxima feria de Olivenza. El acto contó con la presencia de Manolo Molés como pregonero de excepción. (GALERÍA GRÁFICA EN EL INTERIOR)

Antonio Girol.-

La empresa Ruedo de Olivenza colgó el primer cartel de no hay billetes un mes antes de abrir las taquillas de la plaza de toros. En tanto que la presentación de los ajustes de la feria oliventina sobrepasó las expectativas más halagüeñas, al abarrotar el público asistente el salón del Hotel Palacio de Arteaga.

El protagonista absoluto del evento, como no podía ser de otro modo, resultó ser Juan José Padilla. El diestro gaditano, fuertemente ovacionado a su llegada al recinto, acudía hasta la ciudad fronteriza para ser parte de un acto que contó también con la presencia de Antonio Ferrera, que el próximo día 2 de marzo cumplirá 15 años de alternativa, y Manolo Molés que ejerció de pregonero, y de maestro de ceremonias en la segunda parte de la gala.

Antes de todos ellos, Felipe B. Albarrán Vargas-Zuñiga hizo las veces de conductor, presentado al pregonero y al resto de miembros de la mesa.

Antonio Ferrera y Juan José Padilla, dos maestros unidos por la amistad. (FOTO:Gallardo)

Molés, al que los micrófonos le jugaron una pequeña ‘jugarreta’ en el inicio de su exposición, versó la figura de Olivenza como “ciudad de mente abierta”. Dijo además que “la feria de marzo  es producto  del trabajo y la imaginación, habiendo conseguido desbancar a la de su tierra como primera del año”. Tuvo palabras para los dos matadores presentes. Así,  para referirse a Antonio Ferrera se sirvió de una descripción del llorado maestro Antoñete, que solía decir que el de Villafranco del Guadiana era un torero que sobre todas las cosas sabía torear. Al referirse a Padilla lo calificó de hombre milagro, llegando a llamarle el que nunca se rinde.  Para poner punto y final a sus palabras hizo un llamamiento a la afición animándola hacer profesión de fe. Dedicó también elogios para el resto de componentes de la feria, así como para los tres novilleros debutantes presentes en el acto.

Tras las palabras de Manolo Molés, los consejeros de Administración Pública y Agricultura del Gobierno de Extremadura tomaron la palabra para señalar a la feria oliventina  como una de las máximas exponentes del mundo del toro y referirse al motor económico que supone para la región extremeña.

Los ajustes de la esperada feria de Olivenza. (FOTO: Gallardo)

VII Feria Ibérica del Toro.

A su vez, Bernardino Píriz, alcalde de Olivenza, hizo alusión en su discurso a la recuperación de la Feria Ibérica del Toro, que este año alcanzará su VII edición. La superficie que abarcará será de dos mil metros cuadrados, y en ella habrá una exposición temática sobre el maestro Padilla y otra de los ganaderos locales. Asimismo se homenajeará a Antonio Ferrera, por sus 15 años de alternativa; y a El Juli, por hacer de esta tierra bandera.  En cuanto al montante económico de la feria reseñó que el coste para las arcas municipales será de cero euros gracias al esfuerzo  de los empresarios locales.

La segunda parte del acto tuvo por protagonistas a Ferrera y Padilla, mano a mano, ante preguntas de Manolo Molés.

Padilla fue el primero en romper plaza agradeciendo a la empresa representada por José Cutiño y Joaquín Domínguez, la deferencia de haberle ofrecido la posibilidad de reaparecer en Olivenza.  Comentó que por la mañana había visitado la plaza en busca de sensaciones y que se había visto haciendo el paseíllo

Puesta a punto.

Posteriormente ambos toreros desvelaron que el resto de la jornada la habían pasado juntos en la finca de Antonio Ferrera lidiando cada uno de ellos un toro del hierro de ‘La Peregrina’, propiedad del maestro pacense.

En relación a este hecho, Padilla sacó su vena humorística al comentar que “más que miedo lo que había pasado era frío”, debido a la ola que está asolando estos días la Península.

Ferrera comentó que “veía a Juan José en perfecto estado, con la misma fuerza y vigor que siempre le ha caracterizado. Hasta el punto de haber banderilleado por ambos pitones con una pureza y facilidad digna de ser mencionada”.  Añadió asimismo que está convencido que “el próximo domingo 4 de marzo Padilla se consagrará como torero de época.”

Por último, Juan José «agradeció el apoyo que toda la sociedad le ha tributado». Comentó que las secuelas que aún le quedan del percance «no le limitan para su concepto del toreo», y que «espera devolver a todo el mundo el cariño como mejor saber hacer: toreando».

Tan interesante como la presentación del cartel son los precios de las entradas y abonos que la empresa ha fijado para la feria que oscilan entre los 10 euros de la entrada para la novillada (especial jubilados, jóvenes y parados) y los 100 euros de la barrera de sombra. Y abonos desde 68 euros.

IMÁGENES DEL ACTO. FOTOS: GALLARDO.

Los tres protagonistas de la noche. Padilla, emocionado, a su llegada al salón del Hotel. Los dos maestros escuchado atentamente las palabras de Molés.
El empresario José Cutiño vuelve a golpear fuerte en Olivenza. Juan José visiblemente emocionado recogiendo el cariño del público. Cartel de no hay billetes para presenciar el acto.
Berardino Píriz, alcalde de Olivenza. Lo dice el cartel: la primera gran feria de la temporada. Felipe B. Albarrán, conductor del acto.
Pedro Nevado Batalla, consejero de Administración Pública. Jacinto Ortiz, copropietario de la plaza y continuador del legado de su padre. José Antonio Echávarri, consejero de Agricultura.
Padilla siendo saludado por el consejero Nevado. Molés, impartiendo su pregón. ...con el auditorio a reventar.
El veterano periodista versó Olivenza y la fiesta desde la tribuna de oradores. Joaquín Domínguez, coempresario de Ruedo de Olivenza. Antonio Ferrera escoltado por los dos debutantes: Tomás Campos y Tomás Angulo.
¡Fuerza Padilla!