Charla-coloquio de la A.C.T. 'Cerro de San Albín' con escolares emeritenses

El futuro, nuestros niños

0
613

Los escolares de Mérida reciben la visita de dos miembros de la Asociación Cultural Taurina ‘Cerro de San Albín’ para departir en una animada charla-coloquio sobre la crianza del toro bravo.

Pedro García Macías.-

El proyecto “Escuela adopta un monumento” nació en Nápoles en 1992. Desde entonces, esta experiencia se ha desarrollado en numerosas ciudades europeas. En Mérida, se está llevando a cabo por iniciativa del Consorcio de la Ciudad Monumental como institución gestora del Patrimonio histórico, artístico y arqueológico de esta ciudad, coordinado desde el Centro de Profesores y Recursos (…) El Colegio “Santa Eulalia – MM. Escolapias” se sumó a esta iniciativa adoptando un edificio singular de esta ciudad ubicado en sus proximidades, el Coso del Cerro de San Albín (el 5 de julio de 2014 cumplirá 100 años), para en el desarrollo del proyecto dar a conocer, a los alumnos y al entorno familiar de los mismos, su origen, su evolución histórica, realizar actividades en su entorno para aprender a conservar y proteger dicho bien patrimonial, sensibilizándoles acerca del patrimonio que hay que cuidar, proteger y conservar para que así pueda llegar en el mejor estado posible a las generaciones futuras (información extraída de las webs del Colegio y del Consorcio

Nuestra entidad cultural taurina ‘Cerro de San Albín’, cuando dispuso de esta información, que nos pareció una magnífica iniciativa, que suponía, nada menos, que incluir dentro del amplio y rico conjunto monumental de nuestra ciudad la plaza de toros, se puso en contacto, a través de Domingo Fernández Málaga ‘Costillares’ con una de las profesoras involucrada en el desarrollo del proyecto, ofreciendo nuestra colaboración en lo que entendieran pertinente.

 

Pedro García y Domingo Fernández.- (FOTO: CEDIDA)

Consecuencia de ello el pasado día 30 de marzo, a las 10 de la mañana el amigo ‘Costi’ y el que esto les escribe se personaron en el Colegio provistos de una enorme ilusión y sus modestos conocimientos para trasladar en una animada charla coloquio a niños de entre 11 y 14 años, un total de 120, acompañados de varios profesores, un primer acercamiento en el conocimiento del toro en su entorno natural, en su hábitat, la dehesa, donde se cría y selecciona para su posterior lidia en la plaza de toros.

Después de los saludos de rigor a tan singular colectivo humano con sus caritas inocentes muy atentas, con silencio muy respetuoso y en algunos casos, los menos, con cierto alboroto, lógico por otra parte, comenzamos, para situarnos, con la lectura del poema

Amanece en el campo bravo

 

La noche ya no existe…

El campo bravo despierta…

La encina se despereza…

Los pájaros canturrean…

El perro ladra inquieto…

El caballo aguarda su momento…

El sol lucha con la espesa niebla…

El aire mece tiernamente las retamas…

El mayoral, los vaqueros…su faena…

El ganadero sueña…

La plaza y la afición esperan

al dueño y señor de la dehesa

El Toro ¡La casta y la bravura!

A continuación tomó la batuta ‘Costi’, acompañando sus templadas y sencillas palabras con imágenes seleccionadas por él de su amplio y magnífico archivo fotográfico, haciendo un pormenorizado recorrido de una hora, por los aspectos más destacables de la vida del toro en el campo y las labores camperas fundamentales en su crianza,  la cubrición, los sementales y los lotes, la parición, los crotales como identificación inicial de hijo de la vaca madre, ese momento duro para los becerros que supone el comienzo de su ruta diferenciada de su madre que son el destete y desahijado hermanándose con sus “coetáneos”, el herradero como tarea importante en el marcado identificativo individual el resto de su vida (guarismo, nº, hierro ganadería y hierro de la asociación a la que pertenece la ganadería), la selección de hembras y machos mediante la tienta, en plaza y a campo abierto, el manejo, el ganadero, mayoral y vaquero, algunas breves pinceladas de la sanidad y alimentación, la vida privilegiada de este bello animal en el campo durante su vida que tras varios años de cuidados finaliza su vida luchando en una plaza pudiendo tener el privilegio, la gracia especial, si demuestra su excepcional casta y bravura de ser indultado para volver a la dehesa a padrear, tan diferente al resto de animales que se crían de “aquellas maneras” para el exclusivo fin de ser sacrificados para consumo humano.

'Choquero', de Cuadri, del que se habló en la charla. (FOTO: Costillares)

Todo ello salpicado de vez en cuando con interrupciones de curiosas y simpáticas preguntas, entre ellas como no, varias desde el antitaurinismo animalista humanizador (más de ascendencia familiar que desde los interpelantes), todas ellas respondidas en un clima muy llano y distendido.

Una vez finalizada la exposición pasamos a un interesante coloquio con innumerables intervenciones por parte de los niños, finalizando con un poema de Carlos Murciano dedicado al toro bravo. Un extraordinario rato de cerca de hora y media, el que ambos pasamos en este centro escolar con nuestros niños, el futuro de la Fiesta.

Debemos agradecer el trato recibido por el profesorado que nos acompañó, especialmente por Teresa y Miguel Ángel, y sobre todo el comportamiento de los niños de tan temprana edad, que nos despidieron con una atronadora y larga ovación, que creo que tanto a ‘Costi’ como a mi esos aplausos viniendo de quienes venían nos produjeron una emoción mayor que haber abierto la Puerta Grande de las Ventas y cuando menos del Coso del Cerro de San Albín en la mejor faena de nuestra vida… ¡Gracias chavales!