DON BENITO - Novillada sin picadores

La terna de novilleros se marcha a hombros

0
1898

Los tres novilleros salen a hombros del coso dombenitense tras dejar su impronta ante un buen encierro de ‘El Freixo’, propiedad de Julián López “EL Juli”, en la novillada que cerraba los festejos de la feria de Don Benito.(GALERÍA GRÁFICA EN EL INTERIOR)

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado novillos de El Freixo, bien presentados, siendo mejores los tres primeros. Al tercero se le concedió la vuelta al ruedo.

ESPADAS:
-José Garrido (rosa palo y oro), ovación y dos orejas.
-Posada de Maravillas (blanco y plata), dos orejas y oreja.
-Lama de Góngora (blanco y oro), oreja y oreja.
INCIDENCIAS: Un cuarto de entrada en tarde agradable

CLICK PARA IR A LAS SECCIONES
GALERÍA GRÁFICA de Antonio J. Pérez (En breve)
LAS OTRAS IMÁGENES de Antonio J. Pérez (En breve)

Antonio J. Pérez.-

Muchas veces podemos ver más cosas y aprender más en las novilladas como la de esta tarde que en festejos de mayor fuste. Eso ha sucedido en la tarde de hoy, en la que hemos visto detalles muy toreros y pases de gran factura a cargo de tres novilleros con gran futuro por delante.

Abría cartel José Garrido, que recibió con verónicas a su primer oponente, un animal bravo y muy bien presentado. Lucido fue el quite por gaoneras, muy ajustadas, ovacionado por el público asistente. El inicio fue a pies juntos en el tercio y por alto hasta llegar con el novillo a los medios donde con la mano derecha brindó un toreo en redondo ligado y de mano baja, demostrando el nivel que tiene en este momento.

Por el pitón izquierdo protestaba más el novillo, pero con temple lo fue metiendo en la muleta. Fue a partir de este momento, cuando el animal se puso más incómodo sobre todo en los finales de muletazos, pero con recurso y torería salió airoso el novillero, para terminar por doblones antes de coger el estoque y recetar una estocada recibiendo a la segunda, que precisó de golpe de descabello Fue ovacionado.

Salió a por todas en el cuarto de la tarde, el más deslucido de la novillada, buscando siempre los terrenos cercanos a tablas. Rodillas en tierra en el tercio fue el saludo capotero que realizó el novillero pacense, para seguir con verónicas muy bien ejecutas.

Con la franela en la mano se fue a los medios y se volvió a clavar de rodillas realizando un trasteo en redondo ligado y rematado por un buen pase de pecho. Toreo de temple y gusto ante un novillo aquerenciado en tablas. Con la mano izquierda poco pudo sacarle ya que el novillo rehuía la pelea sin entregase por ese pitón.

Garrido por gaoneras. (FOTO: Antonio J. Pérez)

Tiró Garrido de repertorio con arrimones en terrenos muy ajustados llevándose una voltereta sin consecuencias. Acto seguido se levantó con rabia y dio una serie de muletazos en un espacio reducido entre las tablas y su cuerpo, pasándose el burel por la taleguilla. Jugándose el tipo. Torero de arte y valor, concluyo la faena por bernadinas ajustadas ante sala de la estocada que le valió las  dos orejas que le abrían la puerta grande.

El segundo de la terna era, el también pacense, Posada de Maravillas que recibió a su primero, bravo y con largo recorrido, por verónicas cerrando con una media de gran factura.

Posada de Maravillas muy encajado. (FOTO:Antonio J. Pérez)

Inició la faena en los medios. Tiene el menor de los Posada un corte de torero clásico y se puedo apreciar cuando cogió la muleta con la mano izquierda y con el cartucho de pescado cito al astado para después darle cuatro naturales sin apenas moverse de los medios.  Muy largo iba el novillo por el pitón derecho y Posada lo citaba de largo viniéndose el animal con mucha inercia. Con mucho temple y ligazón aprovechó el novillero la gran fijeza de la res para sacar series en redondo.

Pero fue por el pitón izquierdo, al natural, donde el novillero se sintió más agusto y realizo la tauromaquia que él siente. Toreo de mano baja y ligado. Dos orejas corto a su primer oponente.

Al quinto de la tarde, un novillo que ya era casi un torito en hechuras, lo paró Posada de Maravillas por verónicas, donde se pudo ver clara la distracción del animal.

Brindó a Rosario Domecq que ante la ausencia de su marido ejercía las funciones de ganadera. El inició de faena fue en el tercio, con la rodilla flexionada y gustándose en cada muletazo.

El pitón bueno era el derecho y por ahí extrajo los muletazos más puros y mejor ejecutados. Por el pitón izquierdo tenía menos recorrido aunque el novillero lo intentó en todo momento, de uno en uno le sacó los naturales.

Con media y descabello atronó a su antagonista, sirviéndole para meter en el esportón la tercera oreja.

Cerraba terna el andaluz Lama de Góngora, un torero de corte sevillano, que compone muy bien la figura como ha demostrado esta tarde en Don Benito. Recibió por verónicas de compás abierto al tercero de la tarde, lances con mucho temple enseñando al toro el camino de la embestida.

Inició la faena de muleta en los medios citando al burel en largo para ligar los muletazos con la mano derecha. Bien ejecutada la suerte, enganchando delante al novillo y llevándolo largo atrás. Toreo en redondo de gran factura con detalles muy toreros al final de cada tanda.

También destacó por el pitón izquierdo toreando al natural, con muletazos suaves y con ligazón. Novillero con muchos detalles de la escuela sevillana, que junto con la estocada que recetó, a la que tuvo que sumar un golpe de verduguillo le valieron su primera oreja.

Poco pudo hacer ante el manso sexto, que desde el principio anduvo distraído y suelto rehuyendo la pelea. Lo había recibido Lama con verónicas y dos medias muy templadas.

Lama de Góngora, lanceando de capote. (FOTO: Antonio J. Pérez)

En el último tercio lo intentó por los dos pitones ante la negativa del burel, aunque por el derecho si fue capaz de sacarle algunos muletazos, llevándolo tapado y dejándole la franela puesta para que no buscase las tablas.

Difícil fue la colocación para matarlo, ya que el animal estaba suelto y andarín, de ahí que optase por matar recibiendo. Cortó otra oreja que le valía para acompañar a Garrido y Posada de Maravillas en la salida a hombros.


GALERÍA GRÁFIA (ANTONIO J. PÉREZ)

José Garrido.

Posada de Maravillas.

Lama de Góngora.

José Garrido.

José Garrido.

José Garrido.

José Garrido. José Garrido. José Garrido.
Posada de Maravillas. Posada de Maravillas. Posada de Maravillas.
Posada de Maravillas. Posada de Maravillas. Posada de Maravillas.
Lama de Góngora. Lama de Góngora. Lama de Góngora.
Lama de Góngora. Lama de Góngora. Lama de Góngora.

OTRAS IMÁGENES (ANTONIO J. PÉREZ)

La veterinaria y pintora Carmen Arrobas tan guapa como siempre.

Pascual Fernández y su encantadora novia.

¡Arriba esas gafas!
El novillero de Llerena Jesús Díez.

Pedro Chimeno y Miguel Sánchez.

Rosario Domecq comenta el juego de sus novillos con una amiga.

Santiago Ambel Posada y Miguel Moreno

Y en la grada el resto de la familia Ambel. Pedro Chimeno jr. y su guapísima novia.