MIGUEL ÁNGEL SILVA - Ante su debut

«Pensaré en la oportunidad que se me brinda, en los médicos que me salvaron la vida y en Dios»

0
1180

Miguel Ángel Silva prepara su inminente debut con caballos matando un toro en casa de Antonio Ferrera, su particular ‘ángel de la guarda’, como a él le gusta llamarle. Hasta allí nos fuimos para que nos cuente sus sensaciones. (GALERÍA GRÁFICA EN EL INTERIOR)

Antonio Girol.-

Agradecido abrazo a su 'ángel de la guarda' (FOTO: J.Mª Ballester)

Tenía que ser aquí y ahora porque no había mejor sitio para hacer esta entrevista previa al debut de Miguel Ángel Silva con picadores. En la vida hay situaciones que marcan a los hombres y la vivida hace unos meses en un pueblo de Ávila de cuyo nombre no quiero acordarme es una de ellas. Ese día, o mejor dicho esa madrugada de desvelos se fraguó este encuentro que hoy reproducimos en imágenes, y que sirve de antesala a una fecha mágica para cualquier torero: el día de su presentación con caballos.

En todo este tiempo, Miguel Ángel ha ido bebiendo etapas y fechas para poder estar a punto y viéndole la sonrisa que tenía dibujada en su rostro tras lidiar el toro que Antonio Ferrera le había prometido en el lecho del dolor se puede decir sin ambages que el esfuerzo y las horas de sufrimiento han merecido la pena.

Ahora toca el siguiente paso, ese que dará en unos días junto a sus amigos Jose y Juanlu en Olivenza. De ahí que hayamos querido testar cómo lo está viviendo y qué emociones corren por sus sentidos en estos momentos cuando la cita está tan cerca…

– Miguel Ángel, ¿cómo están siendo estos días previos al ansiado debut?

– Imagínate Antonio…Días en los que por la mente y el cuerpo pasan diferentes sentimientos y emociones. Días en los que la sensibilidad está a flor de piel, pues los toreros somos personas muy sensibles y cualquier comentario o palabra a destiempo puede afectar tu estabilidad o desequilibrarte, ya que la responsabilidad es enorme.

– ¿Cómo está siendo la preparación?

– Desde que a final de las Navidades obtuve el alta en la rehabilitación empecé a intensificar los ejercicios físicos y el toreo de salón. Cuando físicamente me encontré lo suficientemente preparado empezamos a tentar. Es verdad que no todo lo que hubiésemos querido pues cuando uno está en la cama del hospital todos los ganaderos te van a echar vacas y luego cuando llamas la realidad es otra… Pero lo que he toreado me ha servido para volver al sitio e ir asimilando conceptos.

– La temporada pasada tuvo de todo, pero sobre todo éxitos y muy continuados ya que la cerraste con un montón de festejos toreados y lo más importante con muchos triunfos. ¿Qué balance haces de 2011?

– Como soy bastante optimista hago un balance positivo y aleccionador.


«…cuando uno está en la cama del hospital todos los ganaderos te van a echar vacas y luego cuando llamas la realidad es otra…»


Desde principio de temporada empezaron a dirigir mi carrera taurina junto a la Escuela Taurina mis actuales apoderados, quienes se preocuparon de que pudiese torear todo lo posible dentro del respeto profesional en las contrataciones y de que fuera una temporada de bagaje de cara un debut con caballos en 2013.

– ¿Alguna tarde especial por lo que significó para ti?

– La tarde de Badajoz fue especial pese a no tocar pelo por los aceros… Ha sido la plaza donde durante cuatro años dibujaba la faena perfecta. Me quedo por los resultados con las cuatro orejas en Soria y el cariño de su afición, y las dos orejas en el Puerto.

– Esa diríamos es la cara positiva, la negativa de la temporada sin duda fue el percance del 30 de septiembre en El Hoyo de Pinares. Antes de nada, se puede decir que estás totalmente restablecido y que aquello queda ya en los anales de la memoria, ¿no?

– De esa tarde también te voy a sacar lo positivo… Lógicamente estar tan cerca de perder la vida es algo muy trágico, pero la superación personal y la madurez profesional adquirida tras ello es mi particular parte médico de la fuerte cornada. Aquello ha pasado a ser una anécdota y un gran motivo para dar gracias a Dios todos los días

Contestando a las preguntas de la entrevista. (FOTO: J.Mª Ballester)

– Cuando estabas en la habitación del Clínico de Salamanca y posteriormente durante el duro proceso de rehabilitación tu meta sin duda era Olivenza, ¿se puede decir que gracias a esa ilusión te recuperaste más pronto?

– Creo que nadie más que yo y los rehabilitadores y fisioterapeutas que me han tratado sabemos de la dureza del proceso de rehabilitación y recuperación. Con días buenos y días malos. Pero siempre con la llama de la ilusión de estar recuperado para Olivenza. El esfuerzo ha tenido su recompensa.

– Hablando de ese puntito de ánimo que supone saber que hay un premio al final del duro trayecto hoy estás en casa del maestro Ferrera que no solo te salvó la vida sino que te prometió un toro de cara a tu preparación para el debut. ¿Qué supone para ti estar aquí esta tarde?

Ferrera y Silva conversando antes del tentadero. (FOTO: J.Mª Ballester)

– Como habéis podido observa e intuir ha sido muy especial, por todo lo que supone estar en casa de mi ‘angel de la guarda’ toreando de nuevo y por cómo ha ido desarrollándose la tarde… Si ya mi admiración hacia el maestro como torero era enorme, como persona es colosal por todo lo que me ha demostrado.

– En los meses previos a darse a conocer los nombres de los actuantes hubo mucho runrún en los mentideros y en algunos casos se rumoreaba que te quedabas fuera del cartel, mismamente hubo una filtración en un medio nacional en el que tú no aparecías entre los que debutaríais en el coso oliventino. ¿Llegaste a ponerte nervioso o estabas convencido de que ese debut prometido se iba a cumplir?

– Después de todo lo que había pasado y el esfuerzo y empeño en llegar preparado para la fecha, verme casi fuera del cartel de la novillada era una desilusión muy grande. Finalmente hubo acuerdo entre empresa, Diputación y torero y ya no hay que darle más vueltas al tema.

– Viendo el cartel de esa matinal compartirás paseíllo con dos compañeros de la Escuela, ¿te hace especial ilusión?

– El hecho de que Jose y Juanlu sean compañeros de cartel será bonito, pues tenemos mil anécdotas juntos pero va a ser un día en el que voy a salir a disfrutar y a hacer disfrutar, sin fijarme en nada más.


«…ser diferente al resto de sus amigos y emprender un camino…»


– Hablando de la escuela, ¿qué recuerdos guardas de tu paso por ella?

– Recuerdos de una etapa muy bonita, en la que un chaval de 13 años decide ser diferente al resto de sus amigos y emprender un camino que el día de mañana culmine haciendo de él un torero. Guardo bastantes anécdotas y más de un amigo especial. Una generación además muy buena (Cerro, Angulo, Campos, Cuqui, ‘Lagartijo’, Posada, Garrido)

– ¿Has tenido oportunidad de ir a casa de ‘El Juli’ a tentar?

– Si, estuvimos toreando dos vacas y un novillo.  Fueron bastante exigentes pero me sirvieron mucho de cara al debut con el mismo hierro.

– ¿Llegaste a ver la novillada o prefieres como alguno de tus compañeros no verla en el campo?

– Ni me gusta verla, ni me gusta que me hablen de ella… (risas) Ahora en serio, estoy preparado para lo que quiera salir por toriles el día 3, que seguro que el maestro la llevará con todas las garantías.

– ¿Durante todo este tiempo con quién has estado más íntimamente unido para prepararte de cara al 3 de marzo?

– Supongo que lo normal, con mis apoderados Jose María y Ángel Alonso, mis banderilleros, Larios, Izquierdo y Sierra. Además con el maestro Antonio Muñoz que siempre está ahí para apoyarme.

– Con la vista puesta en esa mañana de domingo, ¿en qué o en quién crees que vas a pensar cuando se abra la puerta de cuadrillas y al fondo veas los arcos de la plaza de Olivenza y la gente en los tendidos?

– Pensaré en la oportunidad tan bonita que se me brinda para empezar una etapa nueva como torero, en los médicos que me salvaron la vida y en Dios.

– Por cierto, ¿estrenas traje?

– Estreno medias, zapatillas, capote de paseo… ¡Demasiado para ser un novillero tieso! (risas)

– ¿Y después del día 3 cómo se presenta el panorama?

Mirando de frente a la vida. (FOTO:J.Mª Ballester)

– Muy cuesta arriba, ya sabéis como está el tema de las novilladas picadas. Pero no por más quejarnos de la situación vamos a solucionar nada, la única forma de solucionarlo es la espada y la muleta.

– Gracias Miguel Ángel por permitirnos este ratito de tu tiempo y suerte para el próximo domingo.

– A vosotros siempre por el trato y la atención. Gracias.

PREPARANDO EL DEBUT EN CASA DE FERRERA. FOTOS: J.Mª BALLESTER

Miguel Ángel Silva. Miguel Ángel Silva. Silva agradece a Ferrera el gesto de invitarle a su casa.
Miguel Ángel Silva. Miguel Ángel Silva. Miguel Ángel Silva.
Miguel Ángel Silva. Miguel Ángel Silva. Miguel Ángel Silva.
Antonio Ferrera no se resistió en salir a felicitarle incluso antes de que entrase a matar.