BALANCE de la jornada

Talavante a punto de abrir la puerta grande de Valencia

0
588

El extremeño que llegó tarde al patio de caballos pudo salir a hombros a poco que su primero hubiese durado algo más. Aun así consiguió los mejores pasajes de una tarde en la que se corgó el ‘no hay billetes’.

Redacción.-

El balance de las actuaciones de festejos en plazas pacenses o de toreros de nuestra tierra que han realizado el paseíllo hoy sábado 16 de marzo ha sido el siguiente:

CORRIDA DE TOROS.-

  • Valencia.- Primer festejo de la Feria de las Figuras. Lleno de ‘no hay billetes’. Toros de Domingo Hernández (1º, 2º y 3º), Garcigrande (4º, 5º y 6º, devuelto) y Núñez del Cuvillo, sobrero en sexto lugar. Sebastián Castella, silencio tras aviso y oreja; José María Manzanares, silencio tras aviso y oreja tras aviso; y Alejandro Talavante, oreja con petición y ovación.

Según crónica de C.R.V. para mundotoro sobre la actuación de Alejandro Talavante esta tarde en Valencia: «Talavante llegó tarde pero se hizo presente pronto, en un quite capote a la espalda al segundo toro. Y se lució a la verónica en el tercero con un remate soltando trapo para recogerlo por detrás, muy mexicano. Fue el tercero el toro más claro, bueno, y Talavante le inició faena desde los medios y por la espalda para lograr centrar la atención. Tres tandas con la mano derecha, siempre distintos los finales, cambios de mano, arrucinas…todo muy ligado, intenso. Una tanda con la derecha tuvo tres muletazos de oro. Se rajó el toro y, jugando con las querencias, sin tiempos muertos, surgió ese toreo de tentadero, soltando la ayuda, pasando al toro por delante y por detrás, sin tropezar la tela. Una de esas faenas marca de esa casa de idear y penar en el toreo que es el extremeño. Jodido pero contento porque si le dura más el toro, la faena habría la estocada casi tendida y casi entera, la cambia por una rotunda y es de dos.»

«Devuelto por flojo y por que sí el sexto, salió un cinqueño de Cuvillo que sacó feo estilo y genio soltando la cara. Así que se quedó sin Puerta Grande, como los compañeros. Como el público. Como la feria. Contentos, sí, pero algo jodidos. Fijo.»