Lo que siempre fue el toreo

0
760

Calderón , Blanquet, David, Cantimplas… Esta foto encierra más de tres siglos de lo que siempre fue el toreo: un joven novillero recibe el abrazo sincero del banderillero experimentado que le acompaña no solo en la plaza sino en el día a día de la preparación en el campo. Es la imagen de  quien hace suyos los sueños de gloria del pupilo mientras vela en el coche de cuadrillas cuyas luces cortan con su cuchillo la noche sin estrellas. Es el retrato de todos esos hombres de plata que a lo largo de la historia han sido algo más que peones en el ajedrezado tablero de la plaza. Es la estampa de la confianza a través de un abrazo sincero y espontaneo de quien disfruta del triunfo ajeno en carne propia. Decía Posada de Maravillas tras triunfar en Pamplona: “Qué bonito es el toreo”. Viendo esta foto de él junto a Fernando González se podría añadir: “Tanto como la amistad”

 

Fernando González abraza a Posada de Maravillas antes incluso de que se eche el novillo de su triunfo en Pamplona. (FOTO:M. Berho-mundotoro.com)