GALERÍA GRÁFICA

La novillada de Guadajira para Madrid

0
1280

Conversamos con Marisa Muñoz ganadera de Guadajira, que nos cuenta cómo está viviendo estos días previos y nos enseña el lote de novillos que lidiará el domingo en Las Ventas.

Antonio Girol.-

La ilusión, a la par que la responsabilidad que conlleva lidiar en Madrid, se puede observar en la mirada de Marisa. La joven ganadera de Guadajira que nos atiende con la hospitalidad propia de su casa y de su familia. La que un día formaron Ángel Muñoz Becerra y su esposa, Marisa. Dos grandes aficionados al toro y al campo y que han sabido inculcar sus dos pasiones en su hija.

Marisa Muñoz, ganadera de Guadajira. (FOTO: J.Mª. Ballester)

Con ella conversamos mientras nos va enseñando el lote de novillos que esperan la inminente llegada del camión que les lleve hasta los corrales de la primera plaza del mundo. En donde el próximo domingo, Dios mediante, harán que su hierro y su divisa adquieran antigüedad.

En el paseo por el cerrado, Marisa nos cuenta que la posibilidad de lidiar en Las Ventas surgió a gracias al diestro segedano Antonio Muñoz, gran amigo de esta casa e incluso podría decirse que torero de cabecera por su apuesta decidida en apoyar y alentar en todo momento a Ángel Muñoz Becerra en su idea de hacerse ganadero de bravo: “Antonio, por la fe que tiene en nuestros productos contactó con el sr. Zuñiga, veedor de Las Ventas. Y ahí surgió la posibilidad de vernos anunciados en un cartel”

A pesar de la tremenda ilusión que a ella y a su familia le provoca acudir a tan importante cita, no es menos cierto que la responsabilidad es tan alta que hace que estos días previos estén siendo de muchos nervios. Así  lo explica la ganadera: “Los estamos viviendo con mucha tensión porque Madrid exige muchos parámetros (peso, remate, pitones…) Y esta ganadería al tener una camada corta entraña mayor dificultad a la hora de elegir. Por otro lado, con la inquietud y responsabilidad propia de cuando vamos a lidiar. Acrecentada en este caso por ser un marco de mayor difusión.”

Viendo los productos que mandarán en horas hasta Madrid.  Toca preguntar cuál es el toro ideal para su casa, y Marisa nos responde: “De siempre hemos buscado el toro con trasmisión. Un toro que no aburra al aficionado. En la selección además somos muy exigentes con las caras. Nos gusta que nuestro toro sea un animal bonito de hechuras. Lo importante siempre es que transmita en la plaza, tanto físicamente como en comportamiento.” Se queda mirando al lote y añade: “Estos de Madrid, si os dais cuenta, se eligen ellos solos. No hay más que verlos”.

Cuando abandonamos la dehesa camino de la casa nos cuenta que tienen mucha fe en los novillos seleccionados, al ser de cuatro sementales distintos y de esa forma han abierto el abanico.

Ojalá que ese abanico de buen aire a los vuelos de las muletas de los tres novilleros y el domingo, además de antigüedad, la ganadería de Guadajira también gane gloria en el ruedo. Mucha suerte, ganadera. Y muchas gracias por tu amabilidad y simpatía.

LOS NOVILLOS PARA MADRID. FOTOS: J.Mª. BALLESTER

Nº 4 - Logroñejo Nº 6 - Haloso Nº 10 - Latino
Nº 9 - Jalifano Nº 26 - Intranquilo Nº 32 - Insanable
Nº 42 - Hilatiros Nº 46 - Inarmado Nº 50 - Campanero