Tulio Salguero, herido en Valverde

La forja de un torero se hace de sangre y triunfos

0
875

Viendo la imagen que antecede a estas letras no es de extrañar que el pánico inundara las redes sociales. La dureza de la cornada se puede apreciar en el pitón que atraviesa el muslo de Tulio Salguero, que no pierde su compostura de torero ni en ese trance de verse suspendido del asta del utrero.  En la otra fotografía se puede apreciar el recuerdo que le he a dejado en forma de cicatriz. Los toreros se forjan con sangre y triunfos. A Tulio, el pasado domingo, le tocó lo primero. En cuanto esté recuperado vendrán los segundos. ¡Ánimo!