AL QUITE

Ni sé cómo aún me sigo sorprendiendo

0
1106

«…El lunes por la tarde, medio de casualidad me enteré que la empresa de la plaza de toros de Mérida ha organizado una serie de eventos previos al festejo que el próximo sábado se dará en el Coso del Cerro de San Albín…»

Antonio Girol.-

Cuando pienso que ya no queda nada en esta fiesta que me pueda sorprender para mal, resulta que siempre encuentro un nuevo motivo para comprobar la inagotable capacidad que tiene de asombrarme. Les cuento:

El lunes por la tarde, medio de casualidad, por boca de Demetrio Broncano, compañero de tertulia en el programa taurino radiofónico ‘El Coso’, que dirige y presenta Alejandro Carpallo en Canal Extremadura Radio, me enteré que la empresa de la plaza de toros de Mérida ha organizado una serie de eventos previos al festejo que el próximo sábado se dará en el Coso del Cerro de San Albín.

Esos eventos, a modo de calentamiento de motores, incluían una clase de toreo de salón de los tres espadas para personas mayores (ya se sabe que la gran lacra de la Tauromaquia es que la gente de más de 65 años no se suma a la fiesta y los tendidos están poblados, mejor digo abarrotados, de jóvenes.  Por favor, entiéndase la ironía)  Además de una charla – coloquio, al día siguiente, también con la terna que lucirá alamares en la corrida sabatina. Supongo que en esta ocasión sin límite de edad a la hora de poder asistir.

No les negaré que me quedé sorprendido por la noticia. No por ella en sí. Más bien por la falta de la misma. Idéntica cara de extrañeza puso Carpallo. Por lo que deduje que, por una vez y sin que sirva de precedente, este portal no había sido el único al que no se le había notificado nada. Según explicó Broncano, el pasado jueves había habido al respecto una rueda de prensa en la capital extremeña. Deduzco que para informar a los medios locales porque lo que es a BADAJOZ TAURINA ni se le citó ni se le informó.

Desde ese día, jueves, hasta el lunes por la tarde, nadie de la empresa gestora de la plaza emeritense había tenido aún la ocurrencia, no diré ya la deferencia, de mandar una nota de prensa dando a conocer esta serie de actos, que se han preparado para ir motivando al aficionado y que así de paso le entre el cosquilleo de rascarse el bolsillo en taquilla. Durante todo el día de hoy tampoco ha llegado notificación alguna…Era de esperar.

Haciendo un esfuerzo alcancé a comprender que tal vez como habían dado la rueda de prensa pensaron que con eso sobraba y bastaba. Pero cuál ha sido mi asombro al observar que una vez llevado a cabo el primero de esos actos, el toreo de salón (que al final ha sido para chicos y mayores), tampoco nadie ha tenido la ‘viveza’ de hacer unas cuantas fotos y servirlas a los medios de comunicación.

Se acaba el martes y me doy una vuelta por los principales portales de ámbito nacional y con perplejidad manifiesta observo que ni en Burladero ni en Aplausos se recoge una mísera noticia. Por otra lado normal dado su desconocimiento. Solo Mundotoro se hace eco a través de una foto de móvil alojada en @infotalavante.  Ya se sabe que la nueva moda es ir detrás de los toreros recogiendo lo que depositan en twitter o hacer capturas de pantalla de Canal Plus Toros. Periodismo de investigación. Nunca mejor dicho…


«…¿Tan complicado resulta preguntar a alguien de Mérida si conoce a algún fotógrafo para que eche unas cuantas fotos y pasarlas a los medios taurinos nacionales y/o regionales por correo electrónico?…»


De verdad, ¿tanto cuesta hacer las cosas medianamente bien? Es  tal el despropósito, la dejadez, y la abulia que rodea a esta fiesta que no es de extrañar el estado comatoso en el que se encuentra.

Habrá quien me diga, hombre es que esta gente viene de León… ¿Y?  ¿Acaso la capital leonesa es una de las lunas de Júpiter? ¿Tan complicado resulta preguntar a alguien de Mérida si conoce a algún fotógrafo para que eche unas cuantas fotos y pasarlas a los medios taurinos nacionales y/o regionales por correo electrónico?

Una vez hecho el esfuerzo de conseguir que los tres toreros hagan coincidir sus agendas para estar dos tardes en Mérida atendiendo a los aficionados, lo más sencillo es darle publicidad. Y sin embargo, una vez más el gremio taurino cae en el mismo error de olvidarse de la difusión. De ignorar de nuevo que lo importante hoy día es la imagen.

Luego se quejarán de la falta de apoyos. De la escasez de información en los medios. Y yo les pregunto, ¿qué hacen ustedes para remediarlo? En esto que les cuento tenemos un claro ejemplo de abandono, de desidia. Hoy día con pegar un mazo de carteles por las esquinas y paredes no se llega a casi nadie. O al menos, no a todos a los que se debiera llegar. Sin embargo ahí siguen, erre que erre con sus prácticas decimonónicas. En fin, otra oportunidad perdida. Una más… Ni sé cómo aún me sigo sorprendiendo. Será que en el fondo soy un cándido.