16 corridas y otras tantas orejas

Manzanares y su paso por el ‘Cerro de San Albín’

0
1216
Manzanares en la plaza de Mérida la tarde de la alternativa de Emilio Rey. (FOTO: CEDIDA)
Manzanares en la plaza de Mérida la tarde de la alternativa de Emilio Rey. (FOTO: CEDIDA)

«En las dieciséis tardes que hizo el paseíllo en la plaza del Cerro de San Albín, de Mérida, durante las décadas de los años 70, 80 y 90, nunca dejó indiferente a la afición emeritense de aquellos tiempos que hoy, apenados por la pérdida de esa figura excepcional del toreo , venimos a rememorar…»

José Casillas Suárez.-

El repentino fallecimiento del torero alicantino retirado José Maria Manzanares (José María Dolls Abellán), ocurrido el día 28 de octubre de 2014 en su finca ‘Ronda Ganadera’ del término de Campo Lugar (Cáceres), ha conmocionado al mundo taurino. En las dieciséis tardes que hizo el paseíllo en la plaza del Cerro de San Albín, de Mérida, durante las décadas de los años 70, 80 y 90, nunca dejó indiferente a la afición emeritense de aquellos tiempos que hoy, apenados por la pérdida de esa figura excepcional del toreo, venimos a rememorar su paso por el coso emeritense donde tantas tarde plasmó la impronta de su acusada personalidad artística y ejemplar torería.

Hizo su presentación en el coso de San Albín el día 3 de septiembre de 1976, alternando con Sebastián Palomo Linares (en sustitución de Angel Teruel) y Pedro Gutierrez Moya ‘El Niño de la Capea’, lidiándose cuatro toros de Antonio Pérez Angoso y dos del Marqués de Albayda; cortó las dos orejas de su segundo del hierro Albayda, resultando triunfador de la tarde.

El año que cumplía su 75 aniversario la plaza de San Albín, el maestro Manzanares, dando fuste a un cartel de toreros artistas, hizo matador de toros al cacereño Emilio Rey cediéndole la lidia y muerte de ‘Monterillo’, pelo negro, 550 kilos, marcado con el número 51 del hierro de don Luis Albarrán. Testificó la ceremonia el placentino Juan Mora.

José María Manzanares abrió cartel siete tardes en Mérida con toreros extremeños: Juan Mora tres tardes; Luis Reina también tres tardes; Francisco García ‘El Poli’ en una ocasión, y con Emilio Rey la de su doctorado.  Estoqueó (s.e.u.o.) trece toros de ganaderías establecidas en Extremadura: tres corridas de Luis Albarrán, más cuatro toros de Bernardino Píriz y un astado de cada uno de los siguientes hierros: Félix Cameno, ‘La Cardenilla’ y ‘La Jarilla’.

Comparte cabeza de ranking con otro maestro también extinto: Francisco Rivera ‘Paquirri’, por  las 16 corridas toreadas en San Albín que le rentaron dieciséis orejas y cuatro salidas por la puerta grande. Su corrida postrera en el coso emeritense tuvo lugar el día 3 de septiembre de 1994, completando la terna Curro Vázquez y Miguel Báez Spinola ‘Litri’, para estoquear toros de ‘La Cardenilla’.

Sirvan estos breves apuntes como sencillo pero cálido homenaje a la memoria del maestro indiscutible, artífice de un toreo de impecable precisión, hondura y sublime belleza  que ha de guardar en su historia la centenaria Plaza de Toros de Mérida.

Descanse en paz, Maestro.