AL QUITE - Antonio Girol

Distintos tipos de impotencia

0
6123

“…hay más tipos de impotencia. Está la peor de todas.  La del alma. Esa que, a estas horas, debe de sentir Miguel Ángel Silva. Torero de Zafra, en cuyo ruedo tomó el pasado año la alternativa, que ha visto cómo ni con dos sustituciones entra en la única corrida de toros que se dará esta temporada en su localidad”

Antonio Girol.-

     Esta mañana nos hemos despertado conociendo el parte médico por el que Cayetano se caía del cartel de Zafra. Un parte en el que reza que el torero madrileño se dobló ayer la rodilla mientras entrenaba en el campo y que ese “percance” le provocó dolor e impotencia funcional. Resultado de ello es que debe guardar reposo. Suponemos que, como mínimo, hasta el 11 de octubre en el que ejercerá de testigo en la alternativa de Colombo en Zaragoza. Aunque igual si ese día también le toca abrir cartel, porque Ponce no esté del todo recuperado, lo mismo se le agrava la impotencia….

     Pero hay más tipos de impotencia. Está la peor de todas.  La del alma. Esa que, a estas horas, debe de sentir Miguel Ángel Silva. Torero de Zafra, en cuyo ruedo tomó el pasado año la alternativa, que ha visto cómo ni con dos sustituciones entra en la única corrida de toros que se dará esta temporada en su localidad. Si ya era difícil de explicar que no estuviese anunciado de inicio, lo de ahora raya el esperpento.

    Y por último está la impotencia de ver cómo el papel lo aguanta todo. Como aguanta que cuando la FIT echó a andar vendiese por escrito su producto sobre el esqueleto de que esa unión de empresas venía a velar por el futuro de la tauromaquia, dignificarla y trabajar por el interés general del sector (sic) Sinceramente, no creo que ninguno de esos valores haya estado presentes a la hora de tomar la decisión de no contar con el único matador en activo que hay en Zafra. Decía también aquel comunicado inicial que el objetivo de esa unión era utilizar toda la fuerza del grupo en la mejora del toreo. Permítanme que viendo lo ocurrido tanto en la pasada feria de San Juan de Badajoz como en esta ocasión en Zafra ponga en duda que ese juntorio haya servido para ningún tipo de mejora. Si no para todo lo contrario. Ya que el empeoramiento es cada día más notorio como se observa en la impotencia que supone comprobar que ferias que eran la envidia de la región hayan venido a menos hasta el punto de que ahora mismo no son más que un remedo de lo que fueron.