ZAFRA - Novillada sin picadores

Los erales de Cayetano Muñoz propiciaron el triunfo

0
1165
Rivero, Monesterio y Pintiado a hombros junto a Manolo Linares
Rivero, Monesterio y Pintiado a hombros junto a Manolo Linares

Interesante y completa novillada de Cayetano Muñoz que posibilitó el triunfo de los alumnos de la escuela taurina de Badajoz, Antonio Pintiado, Alejandro Rivero y José Antonio Monesterio con vuelta al ruedo póstuma para el cuarto de la tarde. Iván Valares, Carlos Domínguez y Manuel Perera también rayaron a gran altura en un festejo que alboreó a los sones del himno de España que emocionó a los presentes.


ZAFRA – Novillada sin picadores

NOVILLOS: Se han lidiado erales de Cayetano Muñoz, bien presentados y de buen juego en conjuto. Destacó el cuarto, de nombre Sorpresa, que fue premiado con vuelta al ruedo póstuma. Los otros cinco fueron aplaudidos en el arrastre.

NOVILLEROS:
Iván Valares (de verde botella y plata), oreja.
Antonio Pintiad(de azul rey y oro), dos orejas.
Carlos Domínguez (de tabaco y oro), oreja.
Alejandro Rivero (de turquesa y oro), dos orejas.
José Antonio Monesterio (de blanco y plata), dos orejas.
Manuel Perera (de purísima y oro), oreja.

INCIDENCIAS: Un cuarto de aforo. Tarde de temperatura agradable. A la finalización del paseíllo se interpretó el himno de España que fue seguido con especial emoción por los presentes que prorrumpieron en una sonora ovación.


P.D.G.-

     Interesante y con muchos matices resultó la novillada sin picadores de la feria de Zafra. Se lidiaron erales de Cayetano Muñoz. Bien presentados y que dieron buen juego en conjunto. Por lo que permitieron que los seis alumnos de la Escuela Taurina de Badajoz pudiesen expresarse en el ruedo.

     Justo antes de que se rompiese el paseíllo ocurrió un hecho que supuso un fogonazo de patriotismo en día tan señalado por todo lo que se ha vivido durante la jornada en Cataluña. La banda interpretó el himno de España que conmovió desde al primero al último de los asistentes. Toda la plaza se puso pie para escuchar de esta guisa los acordes de la Marcha Real en medio de una atronadora ovación.

     Abrió la tarde Iván Valares al que correspondió un ejemplar de Cayetano Muñoz muy dulce en las embestidas con el que el novillero cacereño de la escuela pacense mostró su tauromaquia de muchos recursos que le reportó una oreja en el esportón. El noble astado fue aplaudido en el arrastre.

     El que correspondió a Antonio Pintiado tuvo, en cambio, chispa y resultó exigente. El novillero del barrio badajocense de San Roque mostró mucha voluntad llegando a torear muy relajado en algunos compases de su labor.  Al eral se le despidió con aplausos y Pintiado fue premiado con dos orejas.

     Carlos Domínguez sorteó un astado con una pizca de genio que sin embargo se dejó hacer de todo por parte del novillero de Badajoz en una faena pasada de metraje que no estuvo bien resuelta con la espada por lo que solo le reportó un trofeo. A este novillo también le batieron palmas cuando las mulas lo conducían al desolladero.

     El mejor del buen encierro que mandó la familia Muñoz desde Doña Elvira correspondió a Alejandro Rivero. El eral llevaba por nombre Sorpresa, y eso fue lo que supuso la actuación del joven novillero de Alburquerque que sorprendió con un toreo profundo, muy templado, de muñecas relajadas y cintura encajada. A Sorpresa le premiaron con la vuelta al ruedo póstuma y a Rivero con dos merecidas orejas.

     José Antonio Monesterio tuvo la difícil papeleta de actuar tras la buena faena de Rivero y no le templó el pulso. Evidenció que sus formas puras van en aumento al torear con mucho asiento y despaciosidad a otro buen eral de Cayetano que también fue aplaudido al arrastre. Al novillero de Monesterio le concedieron dos orejas.

     A Manuel Perera le correspondió el eral con menos brío del encierro. Sin embargo esto no supuso impedimento para el jovencísimo novillero de Villanueva del Fresno que lo entendió muy bien y estuvo muy asentado y firme con el astado. Consiguiendo torear muy despacio. Erró con el acero y por eso el premio quedó en un solitario apéndice de un novillo también aplaudido al arrastre.


GALERÍA GRÁFICA. FOTOS: GALLARDO

OTRAS IMÁGENES. FOTOS: GALLARDO