VILLAFRANCA de los Barros - Festival Taurino

De bien nacidos es ser agradecidos

0
2466
Alumnos y amigos de Luis Reina otorgándole un recuerdo
Alumnos y amigos de Luis Reina otorgándole un recuerdo

Lucido y resultó el festival taurino que la Peña Taurina El Albero de Villafranca de los Barros organizó para este primero de mayo en el ruedo de su plaza de toros como homenaje a Luis Reina y a beneficio de la Fundación San José de la localidad. El maestro de Almendralejo y sus discípulos de escuela ofrecieron entretenido espectáculo que colmó las expectativas que todos habían depositado en tan atractivo cartel.


VILLAFRANCA DE LOS BARROS – Festival taurino.

NOVILLOS: Se han lidiado por este orden novillos de Talavante, difícil; El Freixo, bueno, aplaudido en el arrastre; Voltalegre, imposible y manso; Juan Pedro Domecq, bueno, Luis Terrón (para rejones), mansurrón;y, un eral de Vegahermosa, bueno.

TOREROS:
Luis Reina, oreja
Miguel Ángel Perera, dos orejas
José Garrido, ovación
Ginés Marín, dos orejas
Leonardo Hernández, dos orejas y rabo
Eric Olivera, dos orejas

INCIDENCIAS: Festival homenaje al maestro Luis Reina y a beneficio de la Fundación San José de Villafranca de los Barros organizado por la Peña Taurina El Albero de la localidad. Casi lleno en tarde de temperatura agradable. A la finalización del paseíllo se tributó una merecida ovación a Luis Reina que saludó desde el tercio e invitó a sus compañeros de cartel. Todos los actuantes brindaron a Luis Reina. Eric Olivera además al resto de matadores.


S. V. Torquito.-

       Tarde de grata memoria la vivida en Villafranca. Desbordante de buena gente y buenos aires toreros. Gente de Tierra de Barros, aficionados valientes. Gentes agradecidas que tributaron una merecida ovación a Luis Reina tras romperse el paseíllo que el diestro de Almendralejo agradeció saludando desde el tercio e invitando a sus compañeros de cartel, todos ellos, a excepción del caballero rejoneador, alumnos que pasaron por sus manos en la Escuela Taurina de Badajoz. El menor de ellos aún docente.

      No se lo puso fácil el novillo de Talavante al maestro Luis Reina. De viaje corto, incierto y lanzando tornillazos exigió una faena a media altura que el veterano torero almendralejense supo instrumentar con valentía a la perfección. Mató de media que precisó de dos golpes de cruceta. Aplausos, petición y oreja. Lo mejor de su actuación sin duda fue el quite por chicuelinas que hicieron reverdecer viejos laureles del exquisito toreo de capote que siempre detentó Luis Reina. Bien en la brega Manuel Larios.

       Novillo excepcional: bravo, pronto, descolgado y con motor el de El Freixo que hizo segundo. Miguel Ángel Perera instrumentó una faena larga de mano baja que principió con una muy aplaudida tanda de rodillas. Lucido con el capote. Pinchazo y entera. Dos orejas. Magnífico par de Guillermo Barbero.

      Novillo de buenas hechuras y trapío el de Voltalegre. Ofensivo de cara, pero manso de solemnidad. A lo que contribuyó aún más que tras el encuentro con el peto sufriese un contratiempo en el pitón derecho. Buscó siempre las tablas y propició un sainete en banderillas ante la nula colaboración del astado. A José Garrido no le quedó más remedio que instrumentar una faena de tanteo en toriles ante las imposibles embestidas de su antagonista. Cuatro muletazos y entera. Aplausos cariñosos para el de Badajoz,

      El de Juan Pedro que hizo cuarto fue medio novillo en todo. Medio bravo, medio despistado, medio de fuerzas, medio de viaje, medio de hechuras. Derribó en varas. Faena importante de Ginés Marín que comenzó andándole hacia los medios para luego recetar tandas de mucho temple y gran dulzura que remató con bernardinas que congratularon mucho al respetable. Pinchó arriba para después dejar una entera trasera de efecto fulminante. Dos orejas y sensación de torero en estado de gracia.

      El de Luis Terrón para rejones fue un utrero destartalado de carnes, largo y alto de agujas Más atento a las telas que al caballo. Embistió con poco celo a las cabalgaduras, lo que no supuso problema para Leonardo Hernández que puso la plaza en pie con las cortas y las muestras de doma. Un rejón de muerte entero y algo de hipnosis fulminaron al astado y desataron los gritos de torero, torero. Dos orejas.

      Cerró plaza un eralito de Vegahermosa potable. Fijo en los trastos. Con buen fondo. Tras una faena larga se agotó y se volvió tardo. Acabó reservón. Bien en general Eric Olivera, alumno de la escuela de Badajoz que estuvo sensacional en el recibo capotero lleno de buen gusto. No anduvo igual con las banderillas y con la muleta le faltó darle vuelo a la faena. Pinchazo hondo y casi entera. Dos orejas.


GALERÍA GRÁFICA. FOTOS: GALLARDO

OTRAS IMÁGENES. FOTOS: GALLARDO