FUENTES DE LEÓN - Novillada con picadores

Novillada de las que hacen afición

0
1193
Juanito y Moreno a hombros (FOTO:MJ Jaramillo)
Juanito y Moreno a hombros (FOTO:MJ Jaramillo)

Juan Silva Juanito y Juan Luis Moreno salieron a hombros del coso de Fuentes de León mientras en los chiqueros se curaba a Palmero, del hierro de José Luis Iniesta, que se ganó la vida en el ruedo en el curso de una novillada que hizo las delicias del público asistente y en la que el único borrón lo Leonardo Hernández con sus fallo con los aceros que le impidió acompañar a los dos novilleros en la puerta grande.

FUENTES DE LEÓN – Novillada mixta con picadores

NOVILLOS: Se han lidiado novillos de José Luis Iniesta, de gran presentación, seriedad y trapío los del toreo a pie. Bravos, con motor y clase. El segundo aplaudido en el arrastre, el quinto premiado con la vuelta al ruedo y el sexto, de nombre Palmero, nº 24, de pelo castaño y nacido en diciembre de 2014 fue indultado.

TOREROS:
Leonardo Hernández (rejoneador), ovación con saludos y oreja
Juan Silva ‘Juanito’ (de rosa y oro), oreja y dos orejas.
Juan Luis Moreno (de tabaco y oro), oreja y dos orejas y rabo simbólicos.

INCIDENCIAS: Alrededor de dos tercios de entrada. Tarde nublada en la que por momentos cayó un ligero chirimiri. El picadore Álvaro Marrón fue ovacionado tras picar al tercero.


José Antonio Domínguez.-

       Mucha gente joven, incluidos niños pequeños –buena noticia esta- poblaron los tendidos del coso de Fuentes de León para presenciar la novillada de su feria del Corpus. Lo que provocó el comentario de los aficionados locales que se felicitaron por la buena entrada que presentaron los tendidos.

       El cartel tenía el atractivo de ver a una de las primeras figuras del toreo a caballo como es el extremeño Leonardo Hernández que tuvo en frente un lote poco propicio para el lucimiento. En su primero, los dos rejones de castigo cayeron algo bajos. Ya con las banderillas clavó siempre de frente, saliendo de la suerte instrumentando auténticos muletazos con la magnífica cuadra que posee. Tres cortas al violín en carrusel, rosa y otra corta más completaron la labor. Tras varios pinchazos arriba colocó un rejonazo en todo lo alto. Le obligaron a saludar desde el tercio.

       El cuarto de la tarde tardó en salir de chiqueros y esa tardanza la puso de manifiesto a la hora de embestir a los caballos artistas de Leonardo Hernández. Un solo rejón colocó el torero a caballo temiendo que el novillo se parara del todo, pues ya desde un principio medía mucho y le costaba trabajo desplazarse. De frente, haciendo el toreo puro, clavó varias farpas y toreó con excelente calidad con el rubio albino que lleva en su cuadra. Calentó al respetable con las corbetas que instrumentó para citar al reservón astado de Iniesta, que provocaban una imagen preciosa para los amantes del toreo a caballo. Tres banderillas cortas y una rosa pusieron calor a su actuación. Pero de nuevo el rejón de muerte le jugó una mala pasada. A pesar de los fallos con el acero el público le pidió la oreja y le fue concedida.

       Juan Silva ‘Juanito’ recibió a su primer oponente con lances de mano baja a la verónica. Quitó por chicuelinas tras el puyazo. El trasteo muleteril lo inició con pases por alto para luego desarrollar su faena intercalando excelentes tandas por ambos pitones. Encandiló al público con un excelente y mandón circular que remató con el pase del desprecio. Volvió a la mano zurda y consiguió una gran tanda rematada con bellos pases con la pierna genuflexa. Tras estocada arriba algo trasera y atravesada y dos golpes de verduguillo finalizó su actuación. Oreja para el torero y ovación en el arrastre para el bravo novillo.

       Al quinto lo recibió meciendo el capote a la verónica de manera muy templada. Tras el puyazo quitó por saltilleras. El prólogo muleteril sirvió para que el público entrara de lleno en la labor del espada. Se fue a los medios y con ambas rodillas en tierra instrumentó una gran serie de templados muletazos ante un bravo y codicioso novillo. Faena de mando, poderío, firmeza y temple de un novillero que ya se le ve muy cuajado. Series muy toreras por ambas manos, con muletazos pintureros y muy artistas. Un pero, se arrebata y acelera en muchas ocasiones, fruto de las ganas de ser gente importante en esto. Finalizó su actuación con ajustadas bernadinas y pases muy templados. De una soberbia estocada pasaportó a este novillo bravo, codicioso y de excelente clase. Dos orejas para su esportón y vuelta al ruedo al novillo. Sacó al mayoral de la ganadería Curro Carrillo para que le acompañase en su triunfal paseo.

       Juan Luis Moreno recibió a su primer novillo con lances a la verónica. Tras dos buenos puyazos en todo lo alto de Álvaro Marrón, ovacionado por el respetable, quitó por gaoneras y cogió las banderillas para ejecutar un buen tercio. Brindó a su picador y el comienzo de faena tuvo como factor principal la templanza con la mano derecha. Buenas tandas sobre todo por el pitón izquierdo por donde el de Iniesta tuvo un gran recorrido. No mató del todo bien y eso le restó premio quedando en una única oreja.

       El sexto, de nombre Palmero, nº 24, de pelo castaño y nacido en diciembre de 2014, cantó desde un principio sus enormes cualidades pues hacía el avión en sus embestidas. Lo recibió el torero de Valverde de Leganés con templados lances a la verónica rematando con una media muy torera. Tras el puyazo quitó por chicuelinas. De nuevo cogió el torero los palos y consiguió un extraordinario tercio de banderillas que puso al público en pie. Se fue al centro del ruedo y desde allí citó al bravo Palmero que, pronto y noble, se arrancó a la muleta administrándole un pase cambiado por la espalda para seguir toreando muy templado. Se sucedieron las series por ambas manos: templadas, largas y mandonas por el pitón izquierdo. Algún que otro enganchón por el pitón derecho no hizo cambiar la condición del excelente novillo que no paraba de embestir. Molinetes muy toreros y el público muy metido en el trasteo y viendo la excelente clase del utrero. A pesar del poco bagaje del torero, era su segunda actuación con caballos, consiguió que el público solicitase el indulto para el novillo, que tardó en llegar, pero al final triunfó la fiesta y Palmero volvió a su hábitat natural tras ganarse el derecho a la vida con su bravura. Dos orejas y rabos simbólicos y vuelta al ruedo del torero con los máximos trofeos acompañado por el ganadero José Luis Iniesta y su mayoral Curro Carrillo.


GALERÍA GRÁFICA (FOTOS: JUAN L. DORADO y MJ JARAMILLO)