BADAJOZ - 1ª de abono

Ferrera indulta a Jilguero y Juanito corta oreja en su alternativa

0
866
Ferrera junto al ganadero y el mayoral de Victoriano del Río

En la tarde en que Juanito pasó al escalafón mayor tras recibir la alternativa de manos de Antonio Ferrera, este indultó a Jilguero de Victoriano del Río tras una faena en la que primó la elegancia y la suavidad como denominador común. El joven toricantano dejó una buena carta de presentación como nuevo matador de toros cortando una oreja del sexto. Idéntico premio paseó Cayetano del tercero de la tarde.


BADAJOZ – Corrida de toros

TOROS: Se han lidiado toros de Victoriano del Río, correctos de presentación y desiguales de juego. El 4º, de nombre Jilguero, herrado con el número 89, negro mulato, nacido en diciembre de 2014 y de 525 kilos de peso, fue premiado con el indulto. El sexto fue ovacionado en el arrastre.

TOREROS:
Antonio Ferrera (de grana y oro), ovación con saludos y dos orejas y rabo simbólicas.
Cayetano (de turquesa y azabache), oreja y ovación con saludos.
Juan Silva ‘Juanito’ (de rosa palo y oro), ovación con saludos en el de la alternativa y oreja.

INCIDENCIAS: Algo menos de media entrada. Juanito se doctoró en tauromaquia con el toro Lastimado, número 54, colorado, nacido en noviembre de 2014 y de 571 kilos de peso. El banderillero Javier Valdeoro resultó corneado en el tercio de banderillas del cuarto. Parte médico: «Durante la lidia al cuarto toro de la tarde, Javier Valdeoro ha resultado herido y tiene que ser ingresado en la enfermería de la plaza de toros por herida en la masa anterior del cuello, con trayectoria ascendente de 5 cm. Bajo anestesia local se explora no observándose otros trayectos ni lesiones vasculares. Es trasladado al Hospital Quirónsalud Clideba de Badajoz donde se encuentra ingresado. Pronóstico grave».


Ramiro Moreno.-

Quiso el destino juntar a Jilguero en el lote de toros que correspondió a Antonio Ferrera para que de esa manera el compromiso del torero pacense con su plaza de Badajoz continuara en perfecta sintonía. El diestro de Villafranco se conjugó perfectamente con la deliciosa embestida del astado de Victoriano del Río, que momentos antes había cogido de manera muy fea a Javier Valdeoro teniendo que ser llevado en volandas a la enfermería. La fusión de toro y torero hizo posible que toda la plaza viviese con la intensidad necesaria la actuación del espada pacense que bordó el toreo al natural hasta el punto de que la faena fue siempre a más y ello provoco que el público pidiese el indulto que fue concedido por la presidencia.

Ya en su primero, segundo de lidia ordinaria, Antonio había dado una clase de cómo se torea sobre la yema de los dedos tanto con la diestra primero como después con la izquierda para retornar a la diestra sin ayuda. Solo el fallo a espadas le privó de tocar pelo.

La tarde se inició con la alternativa de Juan Silva ‘Juanito’. El toricantano saludó a Lastimado, que así se llamaba el toro de su ceremonia, con lances templados a la verónica. Lo quitó del caballo con un quite variado de chicuelinas y tafalleras, rematadas con una larga cordobesa. Tras ser investido matador de toros se marchó a los medios, y sin importarle el viento reinante, citó para el pase cambiado por la espalda. Lo que siguió a ese inicio fue una faena de mano baja y ligazón en la que no acusó ni los nervios propios de la fecha ni el paso del novillo al toro. Se le nota cuajado y con los deberes hechos para ingresar en el nuevo escalafón. En las benardinas finales sufrió un susto sin consecuencias. Marró con el acero y solo pudo saludar una ovación.

En el sexto fue premiado con una oreja. Escaso botín para una actuación que estuvo bien trenzada desde el inicio en el saludo de capote y en la manera en que llevó al toro al caballo por chicuelinas al paso. Luego, ya con la muleta cuidó mucho Juanito al astado en los comienzos para ir haciéndolo. Después, una vez ahormado, le bajó la mano y llevó siempre al toro muy toreado, alargando mucho la embestida de su oponente.

Cayetano paseó una oreja del tercero. Al que saludó con una larga en el tercio para continuar a la verónica. Apretó el toro en el caballo y a punto estuvo de derribar al picador. Recibió un castigo largo. Inició el último tercio con ayudados por alto. El de Victoriano no tuvo mucha fuerza y esa carencia hizo que le costase levantar el vuelo a la faena que administró el menor de los Rivera por ambos pitones hasta conseguir tandas de mérito. Mató recibiendo. Oreja.

El quito quedó inédito en el capote de Cayetano. Se dobló el diestro con el de Victoriano en el inicio de faena de muleta. Lo intentó por ambos pitones, pero no llegó a haber comunión entre toro y torero. Tras matar después de pinchazo escuchó una cariñosa ovación que saludó.


GALERÍA GRÁFICA. FOTOS: RDGUEZ PLAZA Y BALLESTER

OTRAS IMÁGENES. FOTOS: RDGUEZ PLAZA Y BALLESTER

VIDEO DEL INDULTO. FUENTE: FIT